Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Novedades para la temporada de impuestos del 2019 Skip to content
 

Novedades para la temporada de impuestos del 2019

Estos 5 cambios, desde deducciones detalladas hasta gastos médicos, podrían cambiar lo que pagas.

Manos de una persona sobre una calculadora y formularios.

GETTY IMAGES

In English | Cuando te pongas a preparar tus impuestos este año (o te sientes a hablar con tu contador) puedes llevarte una sorpresa. La razón: este es el primer año en el que verás todos los efectos de la extensa reforma tributaria aprobada a finales del 2017. 

La nueva ley hizo una larga serie de ajustes de lo que puedes y no puedes deducir, de lo que pagarás e incluso qué formularios puedes usar. Estos son cinco de los cambios más grandes:


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


1. Es poco probable que detalles tus deducciones. 

La deducción estándar que podían reclamar los declarantes casi se duplicó, ahora es de $12,000 para individuos y $24,000 para matrimonios que hagan declaraciones conjuntas. Además, si tienes 65 años o más y estás casado puedes añadir otros $1,300 a la deducción estándar, o $1,600 para individuos de 65 años o más.

A su vez, muchas deducciones detalladas se eliminaron o redujeron. En particular, la deducción de ingresos estatales y locales y de impuestos de inmueble tiene un límite de $10,000 (tanto para las personas que declaren en conjunto como para individuos).

Se estima que estos cambios podrían causar que un 90% de las personas que declaren este año usen la deducción estándar, por encima del 70% normal, según el Tax Policy Center.

Este cambio significa que muchas personas pasarán menos tiempo buscando recibos y consultando sus estados de cuenta bancarios o de tarjetas de crédito para cazar cada pequeña deducción. 

"Será más fácil ver si tienes que detallar", dice Patrick Daly, contador público de Citrin Cooperman, una empresa de contabilidad de Nueva York. "Suma tus donaciones caritativas, intereses de hipoteca e impuestos locales y ya está". Si el total es menor a lo que sería tu deducción estándar, probablemente no te hace falta detallar (una excepción: si tienes gastos médicos altos, consulta el número 4).

Ten en cuenta que algunos estados permiten detallar las deducciones al declarar los impuestos estatales, aunque aceptes la deducción estándar en la declaración federal. Los estados pueden tener reglas diferentes sobre lo que se puede deducir, así que verifícalo. 

2. Tu factura de impuestos podría mejorar. 

La ley redujo la tasa de impuestos por ingresos hasta el 2025. Por ejemplo, la tasa más alta para quienes ganan más (lo que pagarían los individuos que ganen $300,000 en impuestos gravables, o $600,000 para las parejas que declaren en conjunto) bajó del 39.6% al 37%. La categoría tributaria del 28% (para ingresos de entre $82,500 y $157,500 para individuos y entre $165,000 y $315,000 para declaraciones conjuntas) bajó al 24%, y así sucesivamente. 

Se espera que los cambios bajen los costos de los impuestos para la mayoría de los declarantes. El invierno pasado el IRS emitió nuevas pautas de retención para los empleadores, y eso aumentó el monto en los cheques de pago de millones de personas.

Pero otros cambios a la ley tributaria podrían complicar el tema. Aunque verás una deducción estándar más alta, ya no disfrutarás de la exención personal, que valía $4,050 por persona el año pasado: un gran golpe contra las familias grandes, que tenían derecho a exenciones por mamá, papá y cada niño dependiente. El límite de las deducciones para los impuestos estatales y locales podría resultar en montos tributarios más altos para los residentes de estados con impuestos altos sobre los ingresos como California, Nueva Jersey, Nueva York y Hawái.

Aún hay más: el cambio a los límites de ingresos que determinan tu categoría tributaria hace que los que ganan más se enfrenten con tasas fiscales más altas, dice Cari Weston, directora de práctica y ética tributaria del American Institute of Certified Public Accountants. Por ejemplo, los individuos con ingresos tributables entre $157,500 y $200,000 estarán en la categoría tributaria del 32%, por encima del 28% de antes.

Esta temporada de impuesto, las probabilidades de que recibas un reembolso (y la cantidad de ese reembolso) son más inciertas que nunca. Algunos expertos predicen reembolsos generalmente mayores, pero no lo festejes aún. Aunque hayas ajustado la retención de tus cheques de pago después de que la nueva ley tributaria entró en vigor, el cambio podría no haber sido suficiente para tomar en cuenta las deducciones perdidas o los ingresos externos. "Habrá más personas desprevenidas", dice Weston.

Debido a la incertidumbre por la nueva ley tributaria, el IRS recientemente suavizó las reglas sobre cuándo se debe una multa por falta de pago si no se retuvo suficiente dinero o se pagó por impuestos estimados.

3. Los formularios impositivos tienen un aspecto nuevo.

¿Recuerdas la propuesta tan publicitada de "la declaración por tarjeta postal"? Se acabaron los formularios 1040A y 1040EZ: el formulario 1040 se rediseñó y entra en dos páginas pequeñas. 

Pero si todavía eres parte del pequeño grupo de declarantes con formularios de papel, este cambio no supone una gran simplificación. Para conseguir que el 1040 entrara en la mitad del espacio, el IRS movió el trabajo pesado a otra parte. "Añadieron hojas de borrador más complejas para simplificar el formulario", dice Weston. "Si haces tus impuestos a mano, no te va a gustar".

De hecho, no esperes que los impuestos se hagan más simples en el futuro inmediato. "Los impuestos siguen siendo un vocabulario que no usamos en el día a día", dice Brian Ashcraft, director de cumplimiento de Liberty Tax Service. "Lo toleramos una vez al año".

4. Tendrás más probabilidades de deducir gastos médicos.

Gracias a la reforma tributaria, podrás deducir gastos médicos no reembolsados que sean más del 7.5% de tus ingresos brutos ajustados por lo menos durante un año más. Puede ser difícil llegar a esa cifra, pero subirá al 10% para los impuestos del 2019. 

Para los que cargan con gastos de hogares de ancianos u otros gastos médicos altos, esta deducción será más accesible y valiosa en cuanto a los impuestos del 2018. "Si tuviste un mal año médico, esta es una buena forma de ayudar a pagar por él", dice Ashcraft.

5. Recibirás una reducción mayor por las personas a las que mantienes. 

La reforma tributaria aumentó el crédito tributario máximo por hijos (disponible para los niños menores de 17 años) de $1,000 a $2,000, y también hizo posible que algunas personas que declaran ingresos más altos puedan reclamar este crédito. Los créditos como este pueden ser especialmente valiosos porque reducen tu monto tributario dólar por dólar. Sin embargo, una deducción solo reduce los ingresos gravables. Por ejemplo, un crédito de $2,000 te ahorra $2,000 de impuestos. Pero si estás en la categoría tributaria del 24%, por ejemplo, una deducción de $2,000 solo te ahorraría $480.

También puedes sacar provecho de ayudar a los demás si no tienes hijos. La reforma tributaria ha añadido un crédito de $500 por otros dependientes, incluso hijos mayores y parientes lejanos. "Muchas más personas podrán ganar créditos", dice Ashcraft.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO