Skip to content
 

Dale un buen impulso a tu jubilación

Un plan simple y accesible para tu seguridad financiera.

Imágenes de frutas y huevos decorados - Jubilación y seguridad financiera

Andrew Bret Wallis/Getty Images

El promedio de ingreso anual de familias que tienen cuentas de retiro es dos veces y medio mayor que el ingreso de núcleos familiares que no las tienen. La cifra proviene del National Institute on Retirement Security, una organización sin fines de lucro que se dedica al estudio y la educación para la seguridad económica de la población estadounidense durante la jubilación.

Desafortunadamente, la mayoría de la población solo cuenta con la entrada del Seguro Social como apoyo exclusivo para su retiro, a pesar de que el promedio del ingreso mensual provisto por el programa durante el año 2014 fue de solo $1,334.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email

Aún si no puedes participar en un plan de jubilación en tu trabajo, existen formas accesibles para acumular una fuente adicional de dinero que te permita retirarte con dignidad económica y con la ventaja de hacer rendir mejor tu dinero ahora o cuando te retires.

Dos maneras de hacerlo son el IRA tradicional y el Roth IRA.

De estos dos programas, el Roth IRA te permite recibir ingresos durante tu retiro sin tener que pagar impuestos. Como no tienes que compartirlo con el Tío Sam, tu dinero te rendirá más. Además del beneficio de recibir ingresos sin consecuencias tributarias, el Roth IRA tiende a convenir más que el IRA tradicional por las siguientes razones:

1.      Te ofrece acceso al dinero que has depositado —no a tus ganancias— sin penalidades si lo necesitas antes de cumplir los 59 años y medio.

2.      Siempre y cuando recibas ingresos por tu trabajo, podrás continuar contribuyendo a tu Roth IRA sin importar la edad que tengas.

3.      En el caso de los IRA tradicionales, el IRS no permite que mantengas el dinero en la cuenta indefinidamente si es que ya cumpliste 70 años y medio. A partir de esa edad, comenzar a retirar dinero es obligatorio. En el caso de un Roth IRA, no es necesario sacar dinero de tu cuenta cuando hayas cumplido los 70 años y medio.

Las dos desventajas de un Roth IRA sobre un IRA tradicional son:

1.      Solo puedes abrir tu cuenta si tu ingreso está dentro de los límites permitidos por el IRS.

2.      No obtendrás beneficios de impuestos al depositar tu dinero; es decir, tus depósitos no se deducirán de tu ingreso y se incluirán en el ingreso anual que reportas al hacer tu declaración a fin de año.

Las cuentas de Roth IRA tuvieron más del doble de popularidad que las cuentas de IRA tradicional entre los años 2010 y 2012, en parte por los cambios en las leyes tributarias, pero tal vez también por la incertidumbre acerca del nivel de impuestos que tendremos que pagar en un futuro. Como dice el viejo refrán, “es mejor tener pájaro en mano que 100 volando”, y la garantía de no tener que pagar impuestos en un futuro parece tener más peso que la ventaja de obtener beneficios hoy y pagar impuestos bajo futuras leyes tributarias.

Un nuevo tipo de IRA

El gobierno de Estados Unidos también quiere que tú tomes riendas en lo que concierne a tu jubilación. Es por eso que está ofreciendo una nueva pensión usando un plan de Roth IRA garantizado a crecer sin riesgo alguno.

El plan se llama myRA y te permite abrir una cuenta en línea o por teléfono y depositar, mediante tu empleador, parte del dinero de tu sueldo. Tu depósito recibirá intereses por 30 años o hasta que tengas un balance de $15,000. De ese momento en adelante, podrás transferir tu cuenta a un Roth IRA en el monto que desees y continuar depositando más dinero en ella. Esta opción de transferir tu dinero está disponible en cualquier momento sin esperar a cumplir las condiciones de balance o tiempo.

Además de las ventajas de un Roth IRA en general, las cuentas myRA te ofrecen la ventaja de que tu cuenta vaya contigo sin importar si cambias de trabajo. Tampoco tendrás el peligro de perder dinero ya que tu cuenta está garantizada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos. No cuesta nada abrir ni mantener tu cuenta y puedes comenzar con muy poco dinero – ¡hasta $2!

Las cuentas myRA se prestan para aquellas personas que:

1.      Quieren comenzar a reunir dinero para su jubilación

2.      No tienen un plan de retiro en su trabajo y

3.      Ganan menos de $131,000 por año ($193,000 si se trata de una pareja que hace su declaración de impuestos conjuntamente).

Así es que, ahí la tienes, una forma rápida para comenzar a fomentar tu seguridad financiera sin tener que sacar un doctorado en finanzas.

Para más información, usar calculadoras que te ayudarán a trazarte metas alcanzables y abrir tu cuenta, visita myra.gov.

 

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto