Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Cómo identificar y evitar las estafas en las reparaciones del auto

Algunos mecánicos deshonestos pueden cobrar por “arreglos” innecesarios y repuestos excesivamente caros.


spinner image Ilustración de un taller de reparación de automóviles con un coche rojo en el compartimento del automóvil
DMYTRO SKLIAROV / Getty Images

El dueño de un SUV en Florida dice que lo llevó a un taller de reparaciones hace unos años y pagó $1,150 por la instalación de dos convertidores catalíticos nuevos. Cuando la luz del motor continuó encendida después del arreglo, llevó el auto al departamento de servicio de un concesionario local y se enteró de que las piezas nuevas nunca se habían instalado. Al parecer, el taller solo había pintado las piezas viejas para que parecieran nuevas.

“Molesto es poco. Estaba totalmente consternado”, dice el dueño del auto, quien quiere permanecer en el anonimato porque hay un caso judicial pendiente. “Es muy difícil creer que te han estafado de esa manera”. 

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Y él no es el único con este tipo de frustración. Muchos dueños de autos se quejan de que los talleres han tratado de aprovecharse de ellos con varias estafas, insistiendo, por ejemplo, en mantenimiento innecesario o cobrando por reparaciones que no hacen.

Algunos talleres inescrupulosos pueden aprovecharse de lo poco que conocen sobre autos los clientes. “Hay muchas personas que tienen un conocimiento limitado de cómo funciona un vehículo”, dice Josh Planos, vocero del Better Business Bureau. “En la confusión, esa persona está en desventaja, particularmente cuando se inyecta el factor de seguridad en la conversación: ‘Sin esta reparación, podría sucederle X’”. 

No obstante, la mayoría de los talleres de automóviles son honestos, dice Scott Benavidez, dueño de tercera generación de un taller en Albuquerque y presidente del directorio de la Automotive Service Association, un grupo de la industria que representa a talleres independientes que están dispuestos a adherirse al código de ética de la entidad. “La pequeña cantidad de talleres que participan en este tipo de estafas no permanecen en operación mucho tiempo”, agrega. 

Es difícil recopilar estadísticas definitivas sobre las estafas de reparación y mantenimiento de vehículos. Pero en una encuesta de julio del 2023 (en inglés) de 1,000 propietarios de vehículos que publicó AmericanTrucks, un revendedor de camiones y repuestos para camiones en Pensilvania, el 50% de los participantes dijeron que un taller mecánico había tratado de venderles reparaciones innecesarias en ese momento, el 35% dijeron que un taller les había cobrado de más por repuestos o mano de obra y el 15% acusaron a un taller de afirmar que habían arreglado un problema, cuando en realidad no habían hecho ninguna reparación. El 13% dijeron que recibieron un presupuesto por la reparación, pero una vez completado el trabajo, les cobraron más. Y el 11% dijeron que los mecánicos les habían cobrado por repuestos nuevos, pero instalaron repuestos usados o de poca calidad.   

Los dueños de vehículos gastan mucho dinero en ellos —las reparaciones comunes oscilan, en promedio, entre $500 y $600, según la AAA—, por lo que esas estafas pueden ser costosas. Los participantes de la encuesta con autos de lujo que reportaron estafas perdieron, en promedio, $1,275, mientras que el promedio de la pérdida de los dueños de autos menos costosos fue $764.

“Lo que es particularmente preocupante es la extendida falta de confianza de los consumidores en la identificación de estas estafas: casi uno de cada cinco se siente inseguro a la hora de distinguir entre reparaciones legítimas y reparaciones innecesarias”, dice Paul Knoll, director de mercadeo en AmericanTrucks. 

spinner image cartoon of a woman holding a megaphone

¿Has visto este fraude? 

  • Llama a la línea de ayuda gratuita de la Red contra el Fraude, de AARP al: 877-908-3360 o repórtalo en el Mapa de Rastreo de Estafas, de AARP (en inglés).
  • Inscríbete para recibir alertas de vigilancia gratuitas que ofrecen más consejos para evitar fraudes.

Mantenimiento excesivo y reparaciones innecesarias

Aunque lleves el auto solo para hacerle algún mantenimiento básico, el taller puede tratar de venderte cosas adicionales, incluso si no las necesitas. La esposa de Planos sabe que los mecánicos pueden tratar de convencerlo de arreglar cosas que no es necesario arreglar. “[Por lo tanto,] lo último que me dice cuando salgo para el taller es: ‘No pagues para cambiar el filtro de aire interior, y no necesitas neumáticos nuevos’”, explica Planos. 

Los talleres mecánicos a menudo también recomiendan mantenimiento que va más allá de lo que recomienda el fabricante del auto, o quieren reemplazar piezas que no están gastadas y todavía tienen vida útil. La American Automobile Association (AAA) llama a este problema “mantenimiento excesivo” y considera que está muy extendido.

Entretenimiento

Juegos de AARP

Juegos y rompecabezas gratis en línea, incluidos los clásicos de Atari

See more Entretenimiento offers >

“A muchos dueños de vehículos los convencen de realizar trabajos de mantenimiento excesivo, que no dañarán el auto, pero pueden ser una carga innecesaria para el bolsillo”, dice Jim Lardear, un vocero de la división del Atlántico medio de la AAA. 

Un ejemplo común de mantenimiento excesivo es cambiar el aceite del motor cada 3,000 millas, a pesar de que los aceites modernos están diseñados para durar miles de millas más, explica Lardear. Los talleres también a veces reemplazan el fluido de transmisión y el de la dirección hidráulica, o las bujías y los filtros de aire cuando todavía son usables, o realizan una alineación innecesaria de los neumáticos, limpian los sistemas de inducción de aire o combustible o hacen mantenimiento del aire acondicionado cuando nada de eso hace falta.

O promueven varios aditivos que el auto no necesita, y que en realidad podrían causar daño. “Los fabricantes de autos diseñan cuidadosamente los vehículos, los fluidos y los lubricantes para que brinden una larga vida de servicio”, afirma Lardear. “Agregar productos de posventa puede afectar el equilibrio químico de un fluido y crear problemas en el vehículo”. 

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Piezas de imitación

Pero incluso cuando haces una reparación necesaria, tienes que preocuparte por la posibilidad de que los repuestos del fabricante original por los que estás pagando sean en realidad imitaciones de calidad inferior producidas por falsificadores del extranjero y compradas por talleres inescrupulosos. El impacto de los repuestos falsificados que ingresan a Estados Unidos supera los $1,000 millones, según estimaciones (en inglés) de The Automotive Anti-Counterfeiting Council (A2C2), una colaboración de fabricantes de automóviles que trabaja para frenar la proliferación de estos repuestos de imitación. 

En marzo, agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. confiscaron una carga de repuestos falsificados hechos en China que iba camino a Filadelfia: incluía cubiertas para bolsas de aire, capós de aluminio, y paragolpes y guardabarros delanteros con los logos de Chevrolet, Buick y Dodge.

No es solamente que los dueños del auto pagan el precio completo por un repuesto falsificado, sino que esa pieza podría no satisfacer los requisitos de seguridad, dice Roei Ganzarski, director ejecutivo de Alitheon, una empresa con sede en Redmond, Washington, que ha creado una tecnología para autenticar productos basándose en sus fotografías. 

Las pastillas de freno falsificadas “tal vez no detengan el auto en una emergencia”, advierte Ganzarski. “Las bolsas de aire o los cinturones de seguridad falsos podrían no salvar una vida cuando se espera que lo hagan”.

Según A2C2, identificar repuestos falsificados no es fácil. “Lo mejor es conocer y tener confianza en la fuente de los repuestos o en el taller mecánico que los proporciona”, recomienda el consejo en su sitio web. “Lamentablemente, sí, siempre hay alguien que trata de fabricar un repuesto menos costoso que se ve exactamente igual al verdadero”, dice Julie Massaro, directora ejecutiva de ASA. “Lo que nuestros talleres ASA (en inglés) hacen es asegurarse de comprarle a un distribuidor o a una distribuidora de productos de posventa de buena reputación, o incluso directamente al fabricante original del vehículo. De esa manera, saben que están comprando un repuesto de calidad al mejor precio y no una imitación barata”. 

Cómo evitar las estafas en la reparación de vehículos

Los expertos en automóviles y consumidores ofrecen estos consejos:

  • Consulta el manual del vehículo. Por lo general, el manual incluye un listado de verificación del mantenimiento de rutina que necesita el vehículo y cuándo debe realizarse en un taller. Ese calendario varía según la marca y el modelo del vehículo, por lo que es importante usar el manual que corresponde a tu auto, dice Lardear.
  • Investiga el taller antes de llevar el auto. “Consulta la clasificación del taller en el sitio web del Better Business Bureau y haz una búsqueda en internet para ver si hay quejas de clientes u otras señales de advertencia”, aconseja Amy Nofziger, directora de Apoyo a Víctimas del Fraude en la Red contra el Fraude, de AARP. “Una manera fácil de hacerlo es poner el nombre de la empresa y las palabras ‘complaints’ (quejas) o ‘reviews’ (evaluaciones) después del nombre”. 
  • Prueba un taller con un trabajo pequeño primero. “Piensa en poner a prueba un nuevo taller mecánico con una pequeña tarea de mantenimiento o con algo simple, como el cambio de aceite o un trabajo en los neumáticos o los frenos, que pondrá en evidencia su compromiso con la satisfacción del cliente, la atención al detalle y sus habilidades de reparación”, sugiere Lardear, de la AAA.
  • Si no entiendes de autos, busca ayuda. Nofziger recomienda que quienes no miran debajo del capó con frecuencia, “lleven a alguien que conozca de autos para escuchar lo que dice el mecánico”.
  • Pídelo por escrito. Pide una descripción detallada de las reparaciones que propone el taller, incluido el precio. “Ciertamente, pide un presupuesto por escrito antes de aprobar cualquier trabajo”, aconseja Nofziger. “Y si no te sientes cómodo, está bien ir a otro lado”. Planos dice que el presupuesto debería incluir una descripción de las reparaciones, el costo de los repuestos y la mano de obra, y el tiempo estimado que llevará completar el trabajo. Si se trata de un reacondicionamiento importante y costoso, él sugiere pedir varios presupuestos.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.