Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Cómo evitar los preparadores de impuestos fraudulentos

En la temporada de impuestos los delincuentes salen a la caza.

Ojos de Benjamin Franklin en un billete de 100 dólares

ISTOCK / GETTY IMAGES

In English | No te has despedido verdaderamente del 2020 hasta que presentes tu declaración de impuestos federales sobre los ingresos del 2020, y considerando lo que fue el año pasado, posiblemente necesites ayuda. Si hiciste algunos trabajos independientes o recibiste beneficios de desempleo, o si te corresponden los fondos adicionales de estímulo, podrías decidir que vale la pena pagar los servicios de un preparador de impuestos para que te ayude a presentar tu declaración este año. Pero, al elegir este servicio, también debes tomar precauciones especiales. “Es un año extraordinario para el fraude”, señala Eva Velasquez, presidenta y directora ejecutiva del Identity Theft Resource Center.

Las estafas relacionadas con los impuestos siempre han sido un problema y este año representan una mayor amenaza debido a que muchas personas han pasado por cambios en su situación económica y los estafadores se han estado aprovechando de los beneficios gubernamentales extra. A eso se le suma la dificultad para realizar la investigación habitual si es que no vas a conocer personalmente al profesional debido a las inquietudes por la COVID-19.

La información que le entregas al preparador de impuestos puede ser un tesoro escondido para los ladrones de identidad, por lo que debes investigar antes de decidir con quién trabajar. “Se trata de la información más personal que hay, como por ejemplo tu número de Seguro Social, que revela tu identidad y tantas otras cosas", dice Susan Grant, directora de protección y privacidad del consumidor de la Consumer Federation of America. El preparador de impuestos fraudulento no solo podría robarte el reembolso, sino que también podría usar tus datos personales para conseguir beneficios gubernamentales o préstamos en tu nombre.

Hay otros tipos de fraudes perpetrados por los preparadores de impuestos, como los que cobran un honorario inicial para presentar tus impuestos y luego desaparecen con tu dinero. “Esa persona podría cobrarte por hacer tus impuestos y jamás hacer el trabajo”, señala Grant. O bien podría alegar que identificó valiosas deducciones y créditos que darían lugar a un gran reembolso y luego será imposible encontrarlo cuando el IRS cuestione tu declaración de impuestos meses más tarde.

"Uno de los desafíos es cuando los contribuyentes van a un preparador de impuestos que aparece de repente en su vecindario”, comenta Lorelei Salas, comisionada del Departamento de Protección del Consumidor y Trabajadores de la ciudad de Nueva York. “El IRS podría contactarlos si surgen problemas con los formularios de impuestos. Pero el preparador de impuestos podría desaparecer después de la temporada impositiva sin que lo puedas encontrar otra vez. En cuanto te das cuenta de que hay un problema, ya han huido”. El departamento que Salas tiene a su cargo ayudó a una mujer que recurrió a un preparador de impuestos local que no le cobró un honorario inicial, pero le ofreció recibir el reembolso en su oficina y deducir el honorario de $900 antes de enviarle el cheque por el resto del reembolso. Ella nunca lo recibió y más tarde descubrió que había puesto información falsa en su declaración de impuestos para aumentar desmedidamente el reembolso. El IRS exigió la devolución del dinero extra.

Hasta los preparadores de impuestos legítimos pueden tener problemas si no adoptan precauciones extra para proteger tus datos personales y podrían ser víctimas de una filtración de datos, sobre todo si no se reúnen contigo en persona este año.

Señales de peligro

  • Jamás firmes un formulario de declaración de impuestos en blanco. Examina tu declaración antes de firmarla y haz preguntas sobre cualquier deducción sospechosa. “Antes de firmar la declaración, el preparador de impuestos debería repasarla contigo, explicarte cómo se calcularon los números en general y contestar las preguntas que tengas”, dice Grant.
  • Asegúrate de que el preparador de impuestos firme el formulario arriba de tu nombre antes de firmarlo tú. Todos los preparadores de impuestos remunerados deben tener un número de identificación de preparador de impuestos (PTIN) y están obligados a firmar la declaración e incluir ese número. Confirma que sabes cómo contactar al preparador de impuestos por si tienes preguntas o si recibes una notificación del IRS más tarde.
  • Entiende cómo vas a recibir el reembolso. Verifica que el número de ruta bancario y el de tu cuenta de banco sean los correctos en la declaración terminada si deseas el reembolso por depósito directo.
  • Antes de comenzar, averigua cómo cobra el honorario el preparador de impuestos. “Una señal de peligro sería alguien que cobra un porcentaje del reembolso que te toque”, explica Grant. Por lo general se paga un honorario fijo según la complejidad de la declaración de impuestos o tal vez una tarifa por hora por la presentación de los impuestos y la planificación impositiva si se trata de un contador público certificado (CPA) u otro profesional. Además, hay muchos servicios gratuitos de preparación de impuestos. (Sigue leyendo para ver la lista de recursos).
  • Ten cuidado con los préstamos por anticipo del reembolso. El preparador de impuestos que ofrece conseguir tu reembolso más rápido típicamente cobra un honorario extra o una tasa de interés alta sobre el préstamo. “Dicen que pueden conseguirte el dinero más rápido, pero eso cuesta”, señala Salas. “No siempre es claro cuánto pagas por el servicio”. En general, si presentas la declaración electrónica, recibirás el reembolso dentro de los 21 días y el dinero se depositará directamente en tu cuenta de banco. Puedes verificar el estado de tu reembolso mediante la herramienta del IRS ¿Dónde está mi reembolso?
  • Después de presentar tu declaración de impuestos, sigue atento a las estafas. Se sabe que hay estafadores que fingen ser del IRS y envían mensajes electrónicos o llaman a los contribuyentes y les dicen que deben dar sus datos personales o bancarios antes de poder recibir el reembolso. “El IRS no te llamará nunca”, dice Salas. “No contestes esas llamadas, textos o correos electrónicos no solicitados”. Si el IRS tiene preguntas, te enviará una carta. Consulta la página del IRS sobre Estafas Tributarias/Alertas del Consumidor para ver las estafas más recientes y cómo protegerte.
  • Si tienes problemas con un preparador de impuestos, puedes enviar una queja al IRS con el Formulario 14157, Quejas: Preparadores de Impuestos (en inglés). También puedes denunciar al preparador ante la agencia de protección del consumidor de tu estado o localidad. El Departamento de Protección del Consumidor y Trabajadores de la ciudad de Nueva York, por ejemplo, tiene un grupo de inspectores de cumplimiento que visitan los negocios de preparación de impuestos para verificar que estén cumpliendo con la ley.

Cómo buscar un preparador de impuestos confiable

Hay muchos tipos de preparadores de impuestos que pueden ayudarte con tu declaración, dependiendo de cuánto desees gastar y el nivel de ayuda que necesites. Algunos simplemente envían la declaración de impuestos; otros asisten en la planificación impositiva y financiera o te representan ante el IRS si te hacen una auditoría.

Pide recomendaciones a tus amigos y colegas, en particular si han trabajado con un preparador durante varios años. Consulta las credenciales del preparador de impuestos utilizando el Directorio de preparadores de declaraciones de impuestos federales (en inglés), donde puedes buscar a los profesionales impositivos de tu zona que cuentan con un número de identificación de preparador de impuestos del IRS y averiguar qué credenciales especiales tienen (contador público certificado, agente registrado, abogado, participante del Programa de temporada anual de declaraciones u otro titular de un PTIN).

Por ejemplo, un contador público certificado debe cumplir requisitos de educación, examen, experiencia, licencia y formación permanente, explica April Walker, gerente principal del grupo de práctica y ética impositiva del American Institute of CPAs. Un CPA también puede representarte ante el IRS en caso de auditoría. Para buscar un CPA en tu zona, utiliza la herramienta Find a CPA del AICPA (en inglés).

Los agentes registrados cuentan con licencia del IRS, deben aprobar un examen detallado y cumplir los requisitos de formación permanente. Además, están autorizados para representar a los contribuyentes ante el IRS. Muchos se especializan en planificación impositiva y asisten con las auditorías. Para buscar un agente registrado, consulta la National Association of Enrolled Agents

TurboTax, que se especializa en software impositivo, también lanzó una opción de servicio completo este año, en la que un CPA o agente registrado se encargará de completar tu declaración de impuestos.

Otra opción es trabajar con un servicio de preparación de impuestos ya sea en persona o virtualmente, como por ejemplo H&R Block, Jackson Hewitt  o un preparador de impuestos independiente.

Es posible, además, que encuentres ayuda gratis de un voluntario del programa AARP Foundation Tax-Aide (en inglés), que asiste a cualquier persona pero se concentra principalmente en los contribuyentes mayores de 50 años que perciben ingresos de bajos a moderados. Con la herramienta IRS Ayuda gratuita con la preparación de la declaración de impuestos para contribuyentes calificados del IRS (en inglés) puedes buscar programas gratuitos de preparación y presentación de impuestos en tu zona. 

Si te sientes cómodo presentando tus impuestos por internet y tu ingreso bruto ajustado en el 2020 fue de menos de $72,000, puedes presentar tus impuestos en línea gratuitamente a través del programa Free File del IRS. El IRS se asocia con varias compañías de preparación de declaraciones por internet, tales como TurboTax, para ofrecer esos servicios gratuitos de presentación de impuestos.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Kimberly Lankford ha trabajado como periodista especializada en temas financieros desde hace más de 20 años. Fue la columnista de Ask Kim de la revista Kiplinger's Personal Finance y sus artículos también se han publicado en AARP The Magazine, U.S. News & World Report, el Washington Post, el Boston Globe y otros. Recibió el premio Best in Business de finanzas personales de la Society of American Business Editors and Writers; además, ha escrito tres libros.

La Red contra el Fraude, de AARP, puede ayudarte a identificar y evitar las estafas. Inscríbete para recibir nuestras Alertas de vigilancia, consulta nuestro mapa de rastreo de estafas (en inglés) o llama gratis a nuestra línea de ayuda especializada en fraudes al 877-908-3360 si tú o un familiar sospechan que han sido víctimas de una estafa.

Nota: Estamos en proceso de reemplazar nuestro servicio de comentarios para usuarios. De este modo, es posible que los comentarios previos tomen algunos días en aparecer. Inicia sesión o regístrate gratis con AARP.org para compartir tus comentarios.