Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Empresario condenado por fraude millonario y 'malvado' en prestación de cuidados terminales

Pacientes forzados a recibir cuidados terminales innecesarios que fueron pagados por Medicare.


spinner image  Mazo de una corte de justicia al lado de un estetoscopio y una balanza
KRISANAPONG DETRAPHIPHAT/GETTY IMAGES

Condenado por delitos calificados de "malvados" y "aborrecibles", un empresario del área de cuidados terminales en Texas recibió la semana pasada una pena de 20 años de prisión.

Rodney Mesquias, de 48 años y habitante de San Antonio, convirtió de forma sistemática a Merida Group en una "empresa masiva" que operaba a lo largo y ancho del estado, según afirmó la fiscalía. En realidad, Mesquias y sus socios dirigían "una empresa totalmente corrupta y repleta de mentiras".

spinner image Image Alt Attribute

Venta del Día de la Recordación - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Miles de pacientes vulnerables, algunos de ellos con demencia, fueron objeto de mentiras y manipulaciones, e incluso se les dijo que les quedaban menos de seis meses de vida. Luego se los inscribió en programas de cuidados terminales y se facturó a Medicare.

Algunos de los pacientes inscritos en estos programas eran personas activas que no padecían ninguna enfermedad mortal. De hecho, uno de ellos trabajaba en Walmart saludando a quienes entraban a la tienda.

"Los acusados perpetraron un fraude multimillonario aprovechándose de miles de beneficiarios de Medicare en situación de vulnerabilidad: adultos mayores y personas con discapacidades, enfermedades, limitaciones físicas y, en muchos casos, deterioro mental", afirmó la fiscalía. Los pacientes y sus familias fueron objeto de "manipulaciones y mentiras", según los fiscales.

A fin de promover la operación fraudulenta, se pagaron comisiones de soborno a los médicos por inscribir a beneficiarios de Medicare en programas de cuidados terminales. Los enfermeros recibían órdenes de falsificar documentos sobre las supuestas enfermedades para respaldar los falsos diagnósticos. Se falsificaron registros médicos para dar la impresión de que los pacientes estaban a punto de morir, a pesar de que no lo estaban. Además, se presentaron documentos alterados al jurado indagatorio de un tribunal federal, en un "intento por evadir cargos penales".

spinner image AARP Membership Card

Venta del Día de la Recordación - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Las Vegas y Louis Vuitton

Según afirmaron las autoridades, Mesquias y sus coacusados gastaron sus ingresos mal habidos en viajes a Las Vegas, ropa de Louis Vuitton, autos de lujo (incluido un Porsche) y boletos a eventos deportivos de primer nivel.

Trabajo y empleos

Lista de empleos, de AARP

Busca oportunidades de empleo para trabajadores con experiencia

See more Trabajo y empleos offers >

Mesquias invitaba a los médicos a lujosas fiestas en clubs nocturnos de Las Vegas, donde derrochaba "decenas de miles de dólares en bebidas alcohólicas a cambio de sus derivaciones de pacientes sin ninguna justificación médica".

En la audiencia donde se dictó la condena, también se ordenó que Mesquias pague una restitución de $120 millones a Medicare. Su operación fraudulenta duró casi una década, desde el 2009 hasta el 2018. La causa penal se fundamentaba en 47,210 acusaciones vinculadas a 9,339 pacientes de Medicare. En total, los montos cobrados sumaron más de $152.7 millones.

En el juicio por jurado a Mesquias, diversos testigos declararon que entre el 70 y el 85% de los pacientes inscritos en los programas de Merida Group para servicios de salud a domicilio y de cuidados terminales no reunían los criterios para recibir dichos servicios y se les debía haber dado de alta, según señaló la fiscalía.

Además, según lo indicado en los documentos judiciales y en un comunicado de prensa (en inglés) del Departamento de Justicia:

  • Mesquias y Merida Group "inscribían de manera insistente a pacientes" con enfermedades incurables a largo plazo y de capacidad mental limitada que vivían en viviendas grupales, hogares de ancianos y complejos habitacionales para personas de bajos ingresos.
  • En algunos casos, los empleados del área de mercadeo de Merida Group engañaban a los pacientes diciéndoles que les quedaban menos de seis meses de vida, y enviaban a capellanes para que también les mintieran. Hablaron de los últimos sacramentos y de los preparativos para el "inminente fallecimiento" del paciente.
  • Algunos pacientes, a pesar de estar inscritos en programas de cuidados terminales, todavía caminaban, conducían, trabajaban e incluso se desempeñaban como entrenadores deportivos. "Uno de los pacientes del programa de cuidados terminales casi nunca estaba en su casa porque trabajaba en Walmart saludando a la gente que entraba a la tienda", declaró un testigo en el juicio por jurado a Mesquias.
  • Por otra parte, Mesquias despedía a los empleados que se negaran a colaborar en el fraude. Con frecuencia les daba órdenes, entre palabras malsonantes, de que "no [se metieran] con sus pacientes ni con su dinero" dando de alta a los pacientes. Uno de los coautores de la conspiración declaró que, en los programas de cuidados terminales, "la forma de ganar dinero es prolongarles la vida por el mayor tiempo posible".
spinner image AARP Membership Card

Venta del Día de la Recordación - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

'Colmo de la crueldad médica'

Al dar a conocer la condena de 20 años en prisión, las autoridades fustigaron con suma dureza los delitos cometidos. Fue el "colmo de la crueldad médica tanto hacia los pacientes como hacia su familia", dijo Ryan K. Patrick, fiscal federal por el Distrito Sur de Texas.

De acuerdo con las declaraciones rendidas, se realizaron innecesariamente intervenciones quirúrgicas y otros procedimientos médicos con el fin de prolongar la vida mediante el uso de la tecnología. A algunos pacientes, por ejemplo, se les introdujeron sondas de alimentación para mantenerlos vivos a pesar de que ello no les traía ningún beneficio médico, sino que servía solo para prolongar su sufrimiento y generar más ingresos para Merida Group.

"Es inconcebible y malvado aprovecharse de los más vulnerables de nuestra comunidad con el fin de defraudar a los programas financiados por el Gobierno", expresó Christopher Combs, agente especial del FBI encargado de la División de San Antonio.

"Únicamente un severo castigo reflejará la enorme magnitud del fraude perpetrado por los acusados: los actos crueles y despiadados cometidos en contra de miles de pacientes física y emocionalmente vulnerables y sus familias (...)".

—Fiscales federales, en un escrito presentado al juez en la etapa previa a la imposición de la pena

A Mesquias se le declaró culpable de diversos delitos, entre ellos fraude en la atención médica, conspiración de lavado de dinero, conspiración para obstruir la justicia y conspiración para pagar y recibir comisiones de soborno. Sus abogados no respondieron a los mensajes de AARP en que se les solicitó comentar al respecto.

Uno de los coacusados de Mesquias, el Dr. Francisco Peña, de 84 años, fue condenado por varios delitos en este proceso, pero falleció el 14 de noviembre mientras esperaba conocer la condena que habría de cumplir. Peña murió tras enfermar de COVID-19 mientras se encontraba detenido, según se informó en el periódico Laredo Morning Times. Había sido alguna vez alcalde de Rio Bravo, Texas, y jefe de personal de Laredo Medical Center.

Quedan aún por conocerse las condenas que deberán cumplir otros tres acusados.

La Red contra el Fraude, de AARP, puede ayudarte a identificar y evitar las estafas. Inscríbete para recibir nuestras Alertas de vigilancia, consulta nuestro mapa de rastreo de estafas (en inglés) o llama gratis a nuestra línea de ayuda especializada en fraudes al 877-908-3360 si tú o un familiar sospechan que han sido víctimas de una estafa.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image AARP Membership Card

Venta del Día de la Recordación - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.