Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Estafadores fingen ser personal militar en citas en línea Skip to content
 

Los estafadores de citas en línea se hacen pasar por personal militar de EE. UU.

Ten cuidado: ese 'oficial' podría no ser el caballero que crees.

Mujer asiática mirando a su computadora.

GETTY IMAGES

In English | Si te has enamorado de un "capitán" del Ejército de EE.UU. a través de un sitio de citas en línea, ten cuidado: ese 'oficial' podría no ser el caballero que crees.

Cientos de veces al día, mujeres aquí y en el extranjero se quejan de haber sido engañadas por estafadores que se hacen pasar por miembros del servicio militar estadounidense, según el Comando de Investigación de Delitos del Ejército de EE.UU.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


"Recibimos, literalmente, cientos de llamadas a diario, de todas partes del mundo", afirma el portavoz Chris Grey.

Grey ha asumido la cruzada personal de advertir al público sobre las estafas en línea que utilizan a hombres uniformados como carnada para atraer a mujeres que entregan dinero en efectivo en nombre del amor.  

La mayoría de las víctimas son mujeres en EE.UU., con edades entre finales de los 30 y finales de los 70 años, afirma Grey, y algunas con bastante educación.

Por lo general, el fraude comienza cuando un estafador roba el nombre y las fotos de diversos sitios en línea de un militar, y continúa hasta llegar a solicitar dinero de la supuesta enamorada para alguna terrible y falsa necesidad.

Grey, de 60 años, un sargento mayor jubilado de la Marina, dice que ha escuchado de víctimas que han perdido entre $80,000 y $90,000 en este tipo de estafas e incluso han obtenido una segunda hipoteca para pagar las cuentas de un impostor que finge amor.

El robo más grande que ha visto involucraba a una mujer estafada por aproximadamente $450,000.

"Es desgarrador escuchar estas historias", señala. 

"Estas personas buscan amor y terminan con una cuenta bancaria vacía y el corazón roto".

—Chris Grey, portavoz, Comando de Investigación de Delitos del Ejército de Estados Unidos

El comando de 2,600 personas en el que Grey sirve se encuentra en Quantico, Virginia, e investiga delitos graves en los que el personal del Ejército es víctima o perpetrador. Por lo tanto, carece de jurisdicción para investigar la enorme cantidad de llamadas entrantes, ya que el personal militar no se ve afectado más allá de que sus nombres y fotos se usen indebidamente. 

Sin embargo, lo que Grey compara con un juego de topos se ha convertido en una prioridad para él a medida que lucha contra el problema a través de educación del público y divulgación en los medios. Su agencia advierte a los usuarios en línea acerca de lo que el Comando de Investigación Criminal llama una "epidemia en crecimiento".

"Es difícil ponerle una cifra exacta", señala Grey, "pero es un negocio en auge".

Según Grey, hay un paso fácil para evitar que un impostor militar te haga perder la cabeza: si estás en un sitio de citas o en una aplicación con alguien que dice usar el uniforme de este país, pídele que te envíe un correo electrónico desde su cuenta militar. No terminará en .com o .org, sino en .mil. "Desde soldados rasos hasta generales, todos tienen estos correos electrónicos", dice Grey.

Grey agrega que a medida que estos malos actores intentan aprovecharse de mujeres en todo el mundo (dice que ha oído hablar de víctimas en Gran Bretaña, Japón, Australia y Canadá), por lo general intentarán evitar la verificación del correo electrónico inventando otra historia falsa.

"Los criminales dirán: 'No puedo, estoy en una misión secreta' o 'No tengo computadora'", según Grey. "Inventarán todas las excusas que puedan".

Como soldado de infantería que luego pasó a ser corresponsal de combate y prestó servicios en la primera Guerra del Golfo, Grey sabe que no es así.

"Los militares tienen todas sus necesidades cubiertas en una zona militar", dice. “Tienen acceso al correo. Si no están patrullando o en un tiroteo, tienen acceso a cibercafés, Skype, y pueden comunicarse con su familia".

Grey ha estado luchando contra las estafas de romance militar desde hace unos seis años. "Me han insultado varias veces", dice, describiendo las llamadas de mujeres que han "esperado en el aeropuerto a alguien que nunca se presentó".

A veces, los que llaman al comando son los familiares alarmados por una relación en línea que involucra a una madre o hermana.

Los delincuentes cibernéticos también fabrican documentos "militares" de aspecto oficial para promover sus estafas, generalmente para buscar dinero, o información financiera o personal de la víctima de la estafa, dice Grey.

Una tendencia prometedora: al principio, los que llamaban insistían: "Oigan, un militar de EE.UU. me ha estafado y quiero que me devuelvan mi dinero", dice Grey.

Pero desde que el Gobierno se propuso alertar a las personas aquí, en las embajadas de Estados Unidos en el extranjero y en la prensa internacional, el tono de las llamadas ha cambiado, dice.  "Vemos que ahora muchas personas se comunican para decirnos: 'Oigan, ¿será que me han estafado?' o '¿creen que esto es parte de una estafa?' "

Algunos consejos del comando para evitar ser estafado:

  • No envíes dinero. Ten cuidado si te piden dinero o una transferencia bancaria para pagar el transporte, las facturas médicas, los gastos de comunicación o cargos de procesamiento matrimonial de un supuesto miembro del servicio.
  • Desconfía si la persona con la que te comunicas quiere que envíes algo por correo postal a un país africano.
  • Habla con un miembro legítimo del servicio militar sobre solicitudes sospechosas de dinero en efectivo. Muchas afirmaciones sobre la supuesta falta de apoyo y servicios proporcionados a las tropas estadounidenses en el extranjero "están lejos de la realidad", según una advertencia del comando. 

Fuera de las fuerzas armadas, las fechorías relacionadas con falsos romances militares irritan al experto en ciberseguridad de Atlanta, Lawrence Baldwin, jefe de inteligencia de myNetWatchman.com.

Dice que los puntos más candentes para los estafadores de romance en línea incluyen Nigeria y otras partes de África Occidental. "A menudo se identifican como estacionados en Nigeria", y usan la mentira de ser soldados estadounidenses para que les envíes dinero allí.

De hecho, actualmente el Departamento de Defensa de Estados Unidos tiene solo un pequeño contingente de personal en Nigeria: menos de 50 empleados y contratistas civiles y militares, dice Samantha Reho, portavoz del Comando de África de Estados Unidos.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO