Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Pan de Muerto de dulce de leche Skip to content
 

Pan de Muerto de dulce de leche

Una combinación de sabores ideal para los amantes del pan dulce.

Pan de Muerto de dulce de leche

Nestlé La Lechera

Rinde 2 panes

INGREDIENTES

  • 1 paquete (7 gramos) de levadura en polvo
  • ½ taza de agua tibia (100-110° F)
  • ½ taza de Dulce de Leche LA LECHERA de NESTLÉ
  • ½ taza (1 barra) de mantequilla sin sal
  • 1 cucharadita de semillas de anís
  • ½ cucharadita de sal
  • 4 huevos grandes, a temperatura del ambiente
  • 4½ tazas de harina para todo uso (uso dividido)
  • 1 yema de huevo, disuelta en 2 cucharaditas de agua
  • 2 cucharadas de azúcar granulado (uso dividido)

PREPARACIÓN

1.     Mezcla la levadura y el agua tibia en un tazón grande. Déjala crecer por 10 minutos. Calienta el dulce de leche y la mantequilla en una cacerola pequeña a fuego bajo hasta que la mantequilla se derrita. Añade el anís, la sal y la mezcla de dulce de leche a la mezcla de levadura y revuelve bien.

2.     Añádele los huevos y 1 taza de harina y mezcla bien con una cuchara de madera. Continúa agregando la harina restante, taza por taza, mezclando bien hasta que se junten bien todos los ingredientes. Amasa por 5 minutos o hasta que la masa esté suave y elástica y no pegajosa. Colócala en un tazón grande engrasado y cúbrela con plástico engrasado. Déjala reposar en un lugar tibio durante una hora o hasta que duplique su tamaño.

3.     Forra una bandeja grande para hornear con papel pergamino.

4.     Golpea la masa con el puño y divídela a la mitad. De cada mitad corta 3 bolitas pequeñas (de aproximadamente 1 cucharada). Trabaja 4 de las bolitas para formar los “huesos”. De cada una de las grandes mitades de masa formar una bola de pan redondo. Suavemente presiona los huesos en cada pan formando una “X” (como se ve en la imagen). Trabaja las 2 bolitas restantes para crear la calavera. Coloca la calavera en el centro de cada “X” y presiona suavemente. Coloca los panes en la bandeja preparada y deja que crezcan en un lugar tibio durante 30 minutos.

5.     Precalienta el horno a 350º F. Pinta la superficie de cada pan con la mezcla de yema de huevo.

6.     Hornea por 20 minutos. Retira los panes del horno y pinta nuevamente la superficie de cada pan con la mezcla de yema de huevo y espolvorea con las 2 cucharadas de azúcar granulada. Vuélvelos a hornear por otros 20 minutos o hasta que los panes estén dorados y suenan huecos cuando los tocas. Sirve caliente o deja enfriar completamente. Los panes son más ricos cuando se comen el mismo día.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO