Skip to content
 

Saboreando las recetas cubanas para diabéticos del chef Ronaldo Linares

De un exquisito sándwich cubano a unos plátanos con salsa de guayaba.

Carátula del libro Chef Ronaldo's Sabores de Cuba

Kelly Campbell Photography

Chef Ronaldo Linares.

Si hay algo que moleste a una persona que vive con diabetes es que le hablen de prohibiciones o dietas. La clave no está en sufrir o en aniquilar el gozo de nuestras tradiciones culinarias. El éxito para transitar el día a día, la demandante ruta, es la perseverancia ante el manejo de la condición, sobre todo con mucha educación.

Muchos piensan que la cocina latina es la peor enemiga de una persona que vive con diabetes. Encontrar un libro que te demuestre lo contrario, o que al menos te lo haga sentir, es literalmente un verdadero placer, un alivio.

Ronaldo Linares, un chef cubano, colombiano y estadounidense —que baila salsa mientras cocina, practica artes marciales y fue infante de la Marina de Estados Unidos—  es el autor del libro Chef Ronaldo's Sabores de Cuba: Diabetes-Friendly Traditional and Nueva Cubano Cuisine, publicado en conjunto con la Asociación Americana de la Diabetes. En este volumen bilingüe, Linares ha sido capaz de captar y transmitir ese mensaje del que hablamos: que la comida latina no es enemiga de la diabetes. Lo logra en 260 páginas y a través de una exquisita recopilación de recetas fundamentalmente cubanas. “Este libro pone énfasis en hacer que los clásicos platos cubanos sean deliciosos y buenos para las personas con diabetes, además de infundir mi estilo personal de cocina a unos cuantos manjares saludables de la ‘nueva cocina cubana’”, explica Linares en su introducción.

Hay muchos ejemplares de recetas típicas cubanas, pero este es diferente. En primer lugar, no es un glosario aburrido. Desde que comienzas a leerlo, sientes la pasión de su autor en cada palabra, en el más mínimo ingrediente. Por otro lado, los platillos son confeccionados con ingredientes frescos y saludables como, por ejemplo, la receta de sándwich cubano que se prepara con embutidos bajos en sodio, el pan integral y se acompaña con una ensalada. Es por esto que el libro motiva a practicar hábitos nutritivos saludables, a explorar tu mercado local de agricultores (los farmers markets), a negociar precios, a entender por qué necesitamos tener una despensa organizada y sobre todo a sacarle el máximo de provecho a los ingredientes que son inherentes a la comida latina.

El libro transita por las clásicas recetas cubanas, sin embargo, la experiencia de vida del autor —quien vivió en Medellín, Colombia, y se asentó en Estados Unidos— permite que recoja también elementos de la cocina colombiana, peruana, puertorriqueña, brasileña, mexicana y venezolana. Es un volumen para todos y de todos.

“Cocinar es un arte maravilloso que nos congrega a todos ante la mesa con fabulosos olores, texturas, sabores y conversación…”, comparte Linares en el libro. “Pienso que las buenas conversaciones y las risas, y los momentos tensos que causan, le dan un toque adicional de sabor a toda comida. Las experiencias de mi infancia, con la comida de Colombia, me llevaron a ser chef”. Linares nació durante los turbulentos momentos de los carteles colombianos en la década de 1980.

Al libro se le escapa alguno que otro estereotipo, como por ejemplo el de que los latinos que emigramos a Estados Unidos todos vemos telenovelas mientras cocinamos. Sin embargo, es un excelente material que nos da otra visión de alimentos e ingredientes infaltables en la cocina cubana: los frijoles negros, el comino, la hoja de laurel, los plátanos verdes, el mamey sapote o nuestro inconfundible sofrito, que acertadamente el chef reconoce que no tiene traducción al inglés.

Vale la pena descubrir Chef Ronaldo's Sabores de Cuba: Diabetes-Friendly Traditional and Nueva Cubano Cuisine. Linares tiene mucho que compartir porque ama su herencia y sabe comunicarla. Es un hombre que cuando no está creando en la cocina, está en el programa Chopped, del Food Network, en una competencia de Chef Race, de BBC América o en otros programas de las cadenas Fox News o Telemundo.

Este compendio, que va más allá de recetas ideales para personas viviendo con diabetes, inspira, devuelve o hace nacer el deseo de retornar a la cocina y disfrutar de una comida que te haga agua la boca. La clave de cada una de sus recetas está en la frescura de los ingredientes y en buscar que sean lo más saludable posible, sin dejar de lado la tradición.

“La cocina latina puede llevarte por un recorrido emocional; te puede impresionar o dejar mudo, o hacer que le sonrías a la persona sentada a tu lado en la mesa. Eso es lo lindo de la comida Latina: te permite expresar y transmitir emociones sin palabras”, concluye Linares.

¡Bien dicho chef Linares! Es hora de seguir descubriendo nuestra cocina, nuestra herencia.

También te puede interesar:

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO