Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Guía de AARP para conocer los Parques Nacionales y Estatales Redwood

Un refugio natural con varios senderos para caminar entre los árboles más altos del mundo.


spinner image Secoyas en Prairie Creek
GETTY IMAGES

 

La neblina se filtra entre los imponentes árboles que se elevan hasta 380 pies mientras los tordos cantan notas melancólicas desde las copas de los árboles. En el suelo, los árboles caídos dejan al descubierto la capa de raíces de más de seis pies de diámetro.

Una vez más despunta la mañana en los Parques Nacionales y Estatales Redwood (RNSP) —en inglés—, al norte de California. Estos enormes bosques albergan los árboles más altos del mundo en una reserva costera de antiguos bosques de secuoyas, un parque nacional que la UNESCO declaró Patrimonio de la Humanidad y Reserva Internacional de la Biosfera. Sólo queda un 5% de los más de 2 millones de acres de secuoyas que había originalmente en el norte de California, y esta red de parques protege casi la mitad.

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Los pueblos indígenas utilizaban solo árboles caídos para construir canoas y viviendas. Sin embargo, después de que se descubriera oro en el noroeste de California, en 1849, comenzó la tala comercial indiscriminada de estos majestuosos árboles, lo que inspiró la formación del grupo conservacionista Save the Redwoods League en 1918. Se crearon después de ello tres parques estatales —de norte a sur, Jedediah Smith Redwoods, Del Norte Coast Redwoods y Prairie Creek Redwoods— en la década de 1920. No fue hasta 1968 que el Congreso dedicó los terrenos que los rodeaban como el Parque Nacional Redwood para unirlos todos y proteger la cuenca hidrográfica en general. El Servicio de Parques Nacionales y el Departamento de Parques y Recreación de California gestionan de manera conjunta los aproximadamente 132,000 acres de parques, que albergan praderas, dos grandes ríos y 37 millas de costa en el Pacífico, además de los bosques de secuoyas (los parques estatales aparecen diferenciados en los mapas, pero las tierras del parque nacional los rodean y forman una unidad continua).

spinner image Mapa del norte de California muestra la ubicación de Redwood
GETTY IMAGES/AARP

Datos principales

Ubicación: costa norte, California

Superficie: 131,983 acres

Elevación más alta: 3,000 pies

Cantidad de millas y senderos: más de 200 millas a lo largo de 55 senderos

Atracción principal: enormes árboles de secuoya de cerca de 400 pies de altura

Costo: los Parques Nacionales y Estatales Redwood son gratuitos. Las áreas de uso diurno en Gold Bluffs Beach/Fern Canyon cuestan $12 por vehículo; en Jedediah Smith Campground, $8.

Mejor forma de verlo: caminando por el bosque y levantando todo lo posible la cabeza para contemplar el dosel de los árboles

Cuándo visitar para evitar las multitudes: primavera y otoño

Los RNSP están ubicados unas 325 millas al norte de San Francisco y 320 millas al sur de Portland, Oregón. Tal vez debido a que hay más fácil acceso a otros bosques de secuoyas, como Muir Woods National Monument cerca de San Francisco, los parques reciben menos de medio millón de visitantes anuales. No obstante, si eres amante de la naturaleza y haces el esfuerzo de llegar al sistema de parques, hallarás paz en los grandes bosques (que incluyen seis senderos accesibles conforme a la Ley para Estadounidenses con Discapacidades, ADA), recorridos panorámicos a lo largo de la costa y entre los árboles, y un cañón con vegetación única en su género. Además, es posible que veas osos pardos y alces Roosevelt en el interior, así como bandadas de aves marinas y ballenas grises migratorias a lo largo de la costa.

Planea tu visita

En la zona en el extremo norte de California, los parques se extienden unas 50 millas de norte a sur, empezando justo al sur de la frontera entre California y Oregón. El viaje es de al menos cinco horas desde San Francisco o Portland, tomando la carretera interestatal I-5 la mayor parte del camino (los conductores de California tienen la opción más pintoresca de tomar la carretera nacional 101 rumbo norte desde San Francisco a través de los condados de Marin, Sonoma y Mendocino hasta los parques). El viaje por la ruta estatal 299 llena de curvas hacia el oeste desde Redding, California, a 132 millas al este de los parques, toma alrededor de tres horas y media.

La carretera 101, bien señalizada y mantenida, es la principal arteria que atraviesa los parques entre la ciudad costera de Crescent City en el norte y Eureka, la ciudad más cercana a ellos en el sur, lo que facilita el tránsito por las reservas. La entrada es en su mayor parte gratuita, a excepción de algunas zonas de uso diurno donde las tarifas de estacionamiento diario varían entre $8 y $12.

Hay muchas entradas a los parques, donde cinco centros de visitantes proporcionan información actualizada sobre las condiciones de los senderos, mantienen exposiciones sobre el ecosistema de los parques y más. En la parte sur, haz una parada en el centro de visitantes Thomas H. Kuchel, en la playa, para ver pasar las ballenas grises (los meses de mayor migración son de noviembre a diciembre y de marzo a abril). Al igual que los demás centros de visitantes, cuenta con una librería repleta de títulos sobre la naturaleza. El centro de visitantes Prairie Creek en el parque Prairie Creek se encuentra en una cabaña de la década de 1930 construida por el Cuerpo Civil de Conservación. Los guardabosques de todos los centros de visitantes, excepto el de la sede de los parques en Crescent City, organizan caminatas y charlas en verano.

El fresco clima costero del norte de California es ideal para las secuoyas. Espera temperaturas máximas entre 65 y 69 °F en verano y lluvia frecuente en invierno (un promedio de entre 60 y 80 pulgadas, desde octubre hasta abril), cuando las temperaturas fluctúan desde los 40 a poco más de 60 °F. Los inviernos húmedos y los fuertes vientos pueden derribar árboles y cerrar senderos, así que consulta siempre el sitio web de los RNSP para informarte sobre las condiciones actuales. El tiempo despejado y la época de vacaciones escolares coinciden en la temporada alta de verano, lo que atrae a más visitantes, pero la primavera y el otoño son buenas épocas para disfrutar de buen tiempo con menos multitudes. Visita desde mediados de la primavera hasta principios del verano para ver los rododendros autóctonos en flor.

La cobertura celular es muy limitada, y obtendrás el mejor servicio alrededor de Crescent City y en los centros de visitantes. Hay baños disponibles en la mayoría de los puntos de partida de los senderos, los campamentos y los centros de visitantes.

spinner image Tienda de campaña en el bosque
BOOGICH/GETTY IMAGES

​Alojamiento y comida

Tienes pocas opciones si quieres pasar la noche en los parques, donde solo hay cuatro campamentos (no hay hoteles). El campamento Jedediah Smith State Park Redwoods Campground (en inglés), en el parque del mismo nombre, cuenta con 86 espacios para acampar en un bosque de secuoyas a orillas del río Smith; y Elk Prairie Campground (en inglés), en el Parque Estatal Prairie Creek Redwoods, tiene 75 espacios en un bosque mixto. Cada uno de estos campamentos cuenta también con cuatro cabañas básicas accesibles conforme a las disposiciones de la Ley ADA, que no están disponibles en los otros dos campamentos. Gold Bluffs Beach Campground (en inglés), también en Prairie Creek, cuenta con 26 espacios al lado de una playa, y Mill Creek Campground (en inglés) en el Parque Nacional Del Norte Coast Redwoods cuenta con 145 espacios en un bosque de arces, alisos y secuoyas jóvenes. Las instalaciones de los cuatro campamentos incluyen baños accesibles conforme a la Ley ADA con duchas de agua caliente, mesas de pícnic, fogatas y estaciones de descarga. Se permiten las casas rodantes, pero no hay conexión para servicios. Las cabañas cuentan con electricidad, radiadores y fogatas al aire libre, pero no tienen cocinas ni baños (los huéspedes tienen acceso a las instalaciones del campamento a poca distancia de las cabañas). No importa cuál sea tu preferencia, reserva con antelación en Reserve California —en inglés— (espacios para acampar, $35 por noche; cabañas, $80 en invierno, $100 en verano).

Hay muchas viviendas de alquiler, posadas y hoteles en las comunidades cercanas (consulta Ciudades de acceso, más adelante).

No hay restaurantes ni vendedores de comida en los parques, así que planea llevar tu propia comida y disfrutarla en una mesa de pícnic a la sombra de las secuoyas. Encontrarás tiendas de comestibles en las comunidades circundantes (hay un pequeño mercado en Orick, por ejemplo, que está a unas dos millas del centro de visitantes Thomas H. Kuchel del parque).

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

spinner image Excursionista entre árboles de secoya
CHRISTOPHER KIMMEL/GETTY IMAGES

Qué hacer

Rinde homenaje a “Big Tree”: la mayoría de las secuoyas de los parques se consideran grandes, pero “Big Tree” es una estrella del antiguo bosque y es fácil encontrarla en el parque Prairie Creek, ya que se halla a 75 yardas de la zona de estacionamiento por un camino pavimentado y bien nivelado. Un divertido letrero apunta al gran árbol, y un cartel señala que tiene 68 pies de diámetro y 1,500 años de antigüedad. Otros letreros dirigen a los visitantes a las maravillosas secuoyas circundantes con flechas que señalan: “¡Ese también es un árbol grande!” y “¡Por aquí para más arboles grandes!”. Si deseas ver más de estas majestuosas secuoyas, toma el sendero Cathedral Trees Trail, que cruza Big Tree Wayside, y ofrece una caminata de tres millas de ida y vuelta entre los imponentes árboles, un paseo fácil para toda la familia (pero sin acceso para personas discapacitadas).

Visita un cañón amurallado de helechos: en el parque Prairie Creek también encontrarás Fern Canyon, así llamado por los frondosos helechos que crecen en sus paredes de 30 pies. Si deseas experimentar de lleno este cañón de abundante verdor, tendrás que mojarte los pies. Verdes paredes de especies de plantas que datan de hace 325 millones de años flanquean Home Creek, un arroyo poco profundo que ha esculpido el desfiladero a través de miles de millones de años.

Trabajo y empleos

Lista de empleos, de AARP

Busca oportunidades de empleo para trabajadores con experiencia

See more Trabajo y empleos offers >

Hay varias maneras de entrar al cañón. Después de una caminata desde Gold Bluffs Beach de aproximadamente un cuarto de milla por el pedregoso riachuelo, llegarás al desfiladero y ascenderás solo 30 pies. Otra opción es ascender 150 pies en un circuito de una milla desde la zona de estacionamiento del cañón (solicita en línea un permiso de estacionamiento (en inglés) si vas a visitar entre el 1.º de mayo y el 30 de septiembre). La distancia de otros senderos que llegan al cañón es de hasta 12 millas de ida y vuelta. Sea cual sea el camino que elijas, todos los senderos son irregulares y quizás tengas que pasar por encima de troncos de árboles o utilizar pasarelas estacionales.

Observa las ballenas: la vida silvestre es abundante en los parques, tanto tierra adentro (osos negros, coyotes, alces y más) como en la costa, pero pocas especies se presentan con la regularidad de las ballenas grises. Dos veces al año, pasan por la región costera, rumbo al sur para reproducirse en México en diciembre y rumbo al norte para alimentarse en el Ártico en mayo, un viaje de ida y vuelta que cubre 12,500 millas. Es muy fácil ver a las madres y las crías mientras se alimentan más allá de los rompientes de la costa en primavera. Si tienes suerte, es posible que veas a algunas ballenas “otear” (colocar la cabeza de manera vertical en el agua para escudriñar mejor los alrededores).

El mirador Klamath River Overlook, en el centro costero de los parques, ofrece el mejor punto de observación de los cetáceos, como ballenas jorobadas, orcas y marsopas. Mira hacia las rocas del litoral para ver focas y leones marinos. “Klamath River Overlook es ideal porque la elevación adicional proporciona un panorama más amplio del océano”, señala Patrick Taylor, director de programas de interpretación y educación para los RNSP. “También hay algunos senderos desde este mirador si quieres hacer algo de ejercicio o tener una perspectiva diferente de la zona”.

Haz un recorrido panorámico en auto: si quieres disfrutar de vistas impresionantes sin siquiera salir de tu auto, da un paseo por la vía panorámica asfaltada Newton B. Drury Scenic Parkway. Comienza en la carretera 101, seis millas al norte de la pequeña ciudad de Orick, que se halla al sur de los parques, viaja a través de los antiguos bosques del parque Prairie Creek, y pasa por Big Tree Wayside a la vista de una manada residente de alces Roosevelt.

En el norte, alrededor de una milla al sur de Crescent City por la carretera 101, vira a la izquierda en Elk Valley Road y después de una milla vira a la derecha en Howland Hill Road, un camino sin asfaltar, para comenzar el recorrido de ida de 10 millas por el parque Jedediah Smith. Los imponentes árboles eclipsan a los automóviles que pasan, y los numerosos desvíos ofrecen la oportunidad de detenerse entre los árboles, oler su aroma a tierra y tocar su corteza húmeda.

Camina entre los altos árboles: no hay nada mejor que los RNSP para un paseo por el bosque, y hay 200 millas de rutas de senderismo, incluidas muchas que son apropiadas para todos los niveles de acondicionamiento físico y varias que cumplen con la Ley ADA. El accesible sendero Karl Knapp Trail de 2.5 millas, en el parque Prairie Creek, sigue el curso del arroyo entre altísimas secuoyas. “En una distancia relativamente corta, el sendero se adentra entre algunas de las secuoyas más antiguas e inmaculadas de la zona”, explica Taylor. “El sendero, en su mayor parte llano, es tentador para excursionistas de todos los niveles”.

En las cercanías, da un paseo panorámico desde la carretera 101 por Bald Hills Road para llegar a Lady Bird Johnson Grove en el parque nacional. En su sendero circular de 1.5 millas, pasea entre los abetos Douglas de un bosque secundario que dan paso a las antiguas e imperturbables secuoyas, una transición olfativa de pino a tierra. Descarga la aplicación gratuita del Servicio de Parques Nacionales (en inglés) para acceder a un recorrido digital de las plantas y la historia de los senderos. Si te interesa algo más retador en el parque nacional, ve de excursión por Tall Trees Grove, un viaje de 4.5 millas de ida y vuelta en terreno escarpado, con un cambio de elevación de 1,600 pies entre árboles que superan los 350 pies de altura. Necesitarás un permiso (gratuito, pero limitado y disponible solo en línea) para este sendero.

Disfruta de un parque con acceso fácil: además del sendero Karl Knapp Trail, los RNSP tienen seis senderos accesibles conforme a la Ley ADA. Los programas dirigidos por los guardabosques utilizan estilos de aprendizaje multisensoriales, en los que se incluyen participar en actividades con objetos táctiles, como plumas, y escuchar las llamadas de los animales. Los programas varían, pero algunos guardabosques han invitado a los visitantes a caminar sin zapatos para experimentar la naturaleza a través de la sensación del tacto. Los videos del centro de visitantes tienen subtítulos permanentes para las personas con audición limitada. También hay pieles y réplicas de cráneos que sirven para identificar a los animales de los parques y mapas en braille y con descripción en audio para las personas con problemas de visión.

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Ciudades aledañas

Los principales puntos de entrada de los parques están situados a lo largo del litoral desde Eureka en el sur hasta Crescent City en el norte.

Eureka (población de alrededor de 27,000), la sede del condado de Humboldt, es la ciudad costera más grande entre San Francisco y Portland, y se destaca por su arquitectura victoriana y el sendero Eureka Waterfront Trail de seis millas a lo largo de la bahía de Humboldt, ideal para la observación de aves. Cada mes de agosto, durante el Eureka Street Art Festival, de una semana de duración, se redecoran el centro y el histórico Old Town con más de 100 murales y otras instalaciones, lo que crea una galería al aire libre. Compra recuerdos, artesanías y hallazgos únicos en las librerías y tiendas de regalos de propietarios locales. Las opciones de alojamiento van desde la histórica Eagle House, que data de 1888 y que ahora alberga la posada de precio moderado Inn at 2nd & C, de 23 habitaciones (actualizada con ascensor), hasta los alquileres vacacionales y los moteles de cadena. Saborea las pizzas y las ostras de la bahía de Humboldt cocinadas en horno de leña en el bistró Brick & Fire.

En Arcata, una colorida ciudad universitaria a seis millas de Eureka, en el extremo norte de la bahía de Humboldt, hay más oportunidad de observar aves en el Arcata Marsh & Wildlife Sanctuary, un santuario de 307 acres con cinco millas de senderos nivelados para caminar y montar en bicicleta. Se han observado más de 300 especies de aves en la reserva costera. Las caminatas guiadas de 90 minutos comienzan todos los sábados a las 2:00 p.m. (llueva o truene) desde el Arcata Marsh Interpretive Center.

Reserva una habitación en el Hotel Arcata, de precio moderado y fundado en 1915 (todas las habitaciones cuentan con bañeras de patas de garra con ducha, que quizás no sean accesibles para todos los huéspedes), para explorar las playas y los parques. No te pierdas el Parque Estatal Sue-meg, donde verás secuoyas costeras y pilas de mar (pilares de roca que se asemejan a altas torres de piedra). Disfruta de los mariscos locales en el elegante restaurante Salt Fish House.

16 millas al norte de Arcata, haz una parada en el diminuto pueblo de Trinidad para caminar por la costa y visitar el pequeño museo de historia.

En la región norte del condado de Del Norte, hospédate en Crescent City para tener fácil acceso a las pozas marinas, la observación de ballenas y las visitas al faro de Battery Point, que data de 1856. El Crescent City Harbor Trail, un sendero de seis millas nivelado y pavimentado, pasa por la playa de South Beach (busca galletas de mar), perchas de leones marinos, restaurantes (prueba los tacos de pescado en Crescent Seafood) y el acuario Ocean World. Alójate en el asequible Curly Redwood Lodge, de 35 habitaciones, un motel retro construido de un árbol de secuoya (todas las habitaciones están en la planta baja), o dirígete unas 20 millas al sur hasta la desembocadura del río Klamath para alojarte en una de las 15 económicas habitaciones con vistas al jardín o al río en Requa Inn, una posada de estilo antiguo construida en 1914 (ten en cuenta que la mayoría de las habitaciones están en el segundo piso y la posada no tiene ascensor).

En camino

Desde San Francisco, disfruta de las vistas panorámicas de los viñedos a lo largo de la 101 en la región vinícola de Sonoma. En Healdsburg, visita Little Saint para recoger tazones de granos y quesos locales para pícnics.

Continúa 86 millas hacia el noroeste por la ruta estatal 128 hasta Mendocino, la bohemia ciudad turística situada en un acantilado del Pacífico. Pasea por los 47 acres del jardín botánico Mendocino Coast Botanical Gardens para aprender sobre las plantas costeras y ver las 120 variedades de dalias.

Continúa rumbo norte por la costa a través de Fort Bragg y detente en Glass Beach, donde la acción de las olas ha pulido los desechos de vidrio hasta convertirlos en una veta repleta de gemas. La ruta vuelve a unirse a la 101 en el interior de Leggett, donde podrás pasar en automóvil a través de Chandelier Drive-Thru Tree, un túnel horadado en una secuoya de 315 pies de altura y 2,400 años de antigüedad.

En Parque Estatal Humboldt Redwoods (en inglés), unas 42 millas al norte de Leggett, toma la carretera paralela a Avenue of the Giants para recorrer 31 millas a través de un gran bosque.

Si te desvías aproximadamente 13 millas al oeste de la 101 llegarás a Ferndale, una ciudad victoriana bien conservada en la que el Main Street Historic District está inscrito en el Registro Nacional de Lugares Históricos. Cómete un cono de helado en Cat Shack Ice Cream o un perro caliente en Red Front Store, y recorre las calles de la ciudad, que son fáciles y convenientes para los peatones.

Desde Redding, en el este, la montañosa ruta estatal 299 (también conocida como Trinity River National Scenic Highway) se encuentra con la ruta estatal 96 en dirección norte (también conocida como Bigfoot Scenic Highway) en Willow Creek. Detente a tomar un café con leche en el Osprey Café y echa un vistazo a los artefactos de Bigfoot en Willow Creek-China Flat Museum, cuyo punto de referencia es una escultura de madera de secuoya de 25 pies de altura del legendario hombre salvaje.

El ​Parque Nacional del Lago del Cráter (en inglés) tiene una caldera volcánica de unos 2,000 pies de profundidad y se encuentra 172 millas al noreste de Crescent City. Unas 70 millas al noreste de Crescent City, puedes recorrer las cuevas de mármol pulidas de forma natural por la filtración del agua en Oregon Caves National Monument & Preserve.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.