Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

3 viajes por carretera para hospedarse en casas rodantes

Ideas para acampar sin complicaciones en Florida, California y Arizona.

Vehículo recreativo cerca de un lago

Martin County

Campamento Phipps Park.

In English | ¿Te atrae la idea de hacer un viaje en casa rodante, hasta que piensas en ponerte al volante y conducir una?

No te preocupes, existe una solución fácil.

Los propietarios de casas rodantes (o RV) que las alquilan para vacaciones a través de empresas de alquiler como Outdoorsy y RVShare también entregan sus vehículos en campamentos del país para que los huéspedes puedan disfrutar de una “estadía en casas rodantes estacionarias”. Piénsalo como la versión de Airbnb para vehículos recreativos. Estos propietarios serviciales también se encargan de toda la logística y configuración, es decir, estacionan la casa en el sitio, conectan las mangueras de la red de alcantarillado, conectan la electricidad, se aseguran de que la televisión por cable funcione (si está disponible) y, en la mayoría de los casos, hacen las camas. Todo lo que tienes que hacer es ir a tu sitio para acampar con distanciamiento social en un entorno que seguramente te resultará mucho más cómodo que pasar la noche en una tienda.

El 60% de los propietarios de casas rodantes de Outdoorsy ofrece este servicio de entrega a los clientes, según Jen Young, cofundadora de la compañía. Tal vez a los clientes no les gusta conducir este tipo de vehículos, dice, “o simplemente quieren ir de campamento sin tener que preocuparse de nada”.

Este viaje “estacionario” puede hacer que las vacaciones sean muy relajantes, señala Jason Epperson, quien vive en una casa rodante con su familia y es el anfitrión del pódcast RV Miles. “Los propietarios preparan las cosas para ti, pueden guiarte por los sistemas —como por ejemplo, dónde encender el calentador de agua o cómo hacer correr agua en el inodoro— para que no tengas que pensar en esas cosas durante tus vacaciones”, dice Epperson.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


“Es casi como alquilar una cabaña”, agrega. “Vas a un campamento y puedes disfrutar del parque nacional o estatal sin la molestia de tener que instalar nada”.

Las políticas de los propietarios varían en cuanto a los cargos de entrega y la distancia que recorrerán para entregar el vehículo. Algunos incluyen la entrega en el precio del alquiler, y algunos cobran según la distancia de entrega; el cargo a menudo oscila entre $50 y $250, según Outdoorsy.

Tú eres responsable de reservar sitio en el campamento para casas rodantes y necesitarás tu propio vehículo para ir de un destino a otro si planeas hacer varias paradas.

Hace poco viajé con mi familia desde St. Augustine hasta los cayos de Florida y me quedé en tres casas rodantes diferentes que ya estaban instaladas en nuestros campamentos cuando llegamos.

Acordé con anticipación con los propietarios cuándo reunirnos en los sitios para inspeccionar las casas rodantes. Me explicaron detalles como el tamaño del depósito de aguas negras y cuánto tiempo podría durar antes de necesitar vaciarse (¡más de lo que pensarías!), y cómo funcionaban todos los interruptores y botones de la casa rodante para la iluminación y los electrodomésticos. Eso permitió que nuestra familia disfrutara la vida en el campamento: pescar desde los muelles de los campamentos y tostar s'mores en la fogata antes de ir a dormir en las cómodas camas sobre ruedas.

A continuación, comparto mi itinerario de viaje en Florida con casas rodantes estacionarias, seguido de un itinerario más urbano en una casa rodante en el sur de California y una aventura en un parque estatal de casas rodantes a través de la zona central de Arizona. Todos los campamentos están cerca de ciudades importantes con inventario de casas rodantes para entregar.

Toma las llaves de tu auto y prepárate para la diversión en una casa rodante que solo requiere llegar y acomodarse.

Letrero en la entrada a North Beach Camp Ground

Ron Buskirk / Alamy Stock Photo

Cartel de bienvenida de North Beach Camp Resort.

1. Costa este y cayos de Florida

Emprende una aventura en la costa este por el flanco atlántico del Estado del Sol, visita la ciudad más antigua del país, explora la Costa del Tesoro y, a continuación, relájate en los cayos de Florida. Te quedarás en tres campamentos diferentes.

Dónde comenzar: cerca de St. Augustine

Cómo llegar: vuela al aeropuerto internacional de Jacksonville y luego conduce 50 millas al sur por la carretera interestatal I-95 hasta St. Augustine.

El campamento: el North Beach Camp Resort, un verdadero hallazgo, está ubicado en una isla barrera entre el océano y el canal intracostero en Villano Beach, a solo 10 minutos en auto al noreste del centro de St. Augustine, la ciudad más antigua del país.

En el campamento: la diversión de la playa te espera apenas cruzando la calle. Si te gusta pescar, prueba tu suerte con truchas de mar en el muelle junto al río. O, en la cercana orilla del río, disfruta de la puesta de sol y cena mariscos frescos en una de las mesas al aire libre del restaurante Aunt Kate's. Prueba las vieiras: ennegrecidas, asadas, fritas o a la parrilla.

Lejos del campamento: en la Reserva Nacional de Investigación Estuarina Guana Tolomato Matanzas, una increíble zona de conservación unas 5 millas al norte del campamento, busca dientes de tiburón en un tramo escarpado de playa rodeada por las dunas más altas de Florida. La playa no desarrollada seguramente se ve igual que cuando Ponce de León (conmemorado con una estatua aquí) vio por primera vez las costas del este de Florida hace más de 500 años.

Próxima parada: Stuart

Cómo llegar: conduce otras 215 millas al sur por la carretera I-95.

El campamento: acércate a la naturaleza en Phipps Park Campground, en la Costa del Tesoro de Florida, que abarca el condado de Martin y los condados de St. Lucie e Indian River al norte. Encaramados en un dique, los campamentos tienen vista a un tramo salvaje de la Okeechobee Waterway, una verdadera porción de Florida sin explotar bordeada de palmeras (y seguramente también llena de caimanes).

En el campamento: en este entorno natural, relájate y disfruta de una perspectiva diferente y no playera de Florida. En el borde del canal, pasea por pasarelas y senderos para ver caimanes y aves zancudas, como garzas azules y garcetas.

Lejos del campamento: visita el Florida Oceanographic Society Coastal Center, un centro oceanográfico natural de 57 acres en Hutchinson Island, 19 millas al noreste de Phipps Park. Los senderos naturales llevan a la laguna Indian River y a una rambla desde donde puedes ver rayas, tortugas marinas y tiburones nodriza rescatados.

Parada final: cayos de Florida

Cómo llegar: desde Stuart, conduce unas 200 millas al sur por la carretera I-95 y la Florida Turnpike (autopista de peaje) para llegar al corazón de los cayos de Florida, cerca de Islamorada, 80 millas al noreste de Cayo Hueso.

El campamento: en el escondido Fiesta Key RV Resort & Marina, justo a la salida de la Overseas Highway, unas 12 millas al sur de Islamorada, estarás a unos pies del agua en tu casa rodante.

En el campamento: disfruta de las comodidades estilo hotel, que incluyen una marina, parque infantil, tiki bar y piscina al aire libre con vistas al océano.

Lejos del campamento: disfruta el jardín de cervezas al aire libre de la Florida Keys Brewing Company en Islamorada y degusta cervezas artesanales con infusión de frutas tropicales elaboradas en el lugar. Si tienes hambre, un camión de comida sirve sabrosos tacos. Plantas florales dan sombra a las mesas de pícnic.


Nubes de tormenta sobre una tienda de campaña

Dan Leeth / Alamy Stock Photo

Nubes de tormenta sobre el campamento, Parque Estatal Homolovi Ruins en Winslow, Arizona.

2. Arizona, desde Phoenix hasta el área de Sedona

Por lo general, el centro de atracción en Arizona es el Gran Cañón, pero un viaje en casa rodante desde Phoenix hacia el norte te lleva a parques estatales menos visitados que ofrecen mucha diversión. Prepárate para unas vistas gloriosas del desierto de altura y cielos nocturnos increíblemente estrellados, y alójate en tres campamentos diferentes.

Dónde comenzar: cerca de Show Low

Cómo llegar: conduce 170 millas desde el aeropuerto internacional Sky Harbor de Phoenix por la ruta estatal 87 norte y la carretera estatal 260 este.

El campamento: estarás escondido entre pinos junto a un lago tranquilo en el área recreativa del lago Fool Hollow, 5 millas al noroeste de Show Low.

En el campamento: pasea por el sendero de 1.5 millas a lo largo de las orillas sur y oeste del lago para ver las grandes garzas azules pescar en los bajos, o alquila una canoa o kayak y rema para explorar en el agua.

Lejos del campamento: a 18 millas al noreste, juega un partido de golf en el Silver Creek Golf Club (abierto al público), un campo de campeonato de 18 hoyos con vistas a la montaña y al estanque. O conduce 14 millas al sur y monta a caballo con Porter Mountain Stables. Pasearás por bosques de pinos con vistas de las Montañas Blancas en cada giro.

Próxima parada: cerca de Winslow

Cómo llegar: conduce 80 millas hacia el noroeste de Show Low por la ruta estatal 77 y la carretera interestatal I-40. Estarás 60 millas al este de Flagstaff.

El campamento: Homolovi State Park Campground, 6 millas al noreste de Winslow, se encuentra sobre una exuberante planicie habitada en el siglo XIV por los hisat'sinom. Está repleto de sitios de interés cultural.

En el campamento: explora los sitios ancestrales del pueblo hopi, incluidas las ruinas con grandes plazas y antiguas cámaras funerarias subterráneas (kivas). Los senderos por todo el parque conducen a petroglifos y sitios donde puedes ver algunas de las interesantes aves que lo habitan, como tecolotes llaneros, alondras cornudas (tienen rayas en la cabeza que parecen cuernos diminutos) y correcaminos.

Lejos del campamento: en el monumento nacional Meteor Crater en Winslow, recorre senderos de observación fáciles a lo largo del borde para ver el impacto creado por un meteorito que se estrelló contra la Tierra hace aproximadamente 50,000 años. El cráter tiene casi una milla de ancho.

Para la mejor opción gastronómica en la región de Four Corners, lleva tu apetito al Turquoise Room de La Posada Hotel, en Winslow. Para el almuerzo, no puedes equivocarte con los platos de carnitas de cerdo o las opciones de hamburguesas.

Parada final: Cottonwood

Cómo llegar: desde Winslow, toma la carretera interestatal I-40 y la interestatal I-17 en dirección suroeste por 120 millas. Estarás 19 millas al suroeste de Sedona.

El campamento: el parque estatal Dead Horse Ranch, solo 2 millas al norte de Cottonwood, alberga una fascinante variedad de vida silvestre (zorros grises, ciervos de cola blanca, codornices de Gambel y más) que podrías ver a lo largo de más de 20 millas de senderos.

En el campamento: accede al desierto de altura del bosque nacional Coconino desde el inicio de cuatro senderos diferentes dentro del parque. Dirígete al río Verde para pescar lubinas y truchas arcoíris. Además, está atento a algunas de las 240 especies de aves que viven en el área —tiránidos, halcones, somorgujos, reyezuelos y más—, dice la Northern Arizona Audubon Society. Desde la concesión ecuestre del parque, inicia un recorrido por los senderos con la guía de un guardaparques.

Lejos del campamento: mientras regresas a Phoenix por la carretera interestatal I-17, haz una parada en el Monumento Nacional del Castillo de Montezuma, 19 millas al sur de Cottonwood, para ver algunas de las viviendas de barranco mejor conservadas de Norteamérica a lo largo de un sendero fácil de un tercio de milla de largo.


Un hombre y una mujer caminando por una colina empinada

Sandra Foyt / Alamy Stock Photo

Reserva Natural Estatal Torrey Pines, ubicada en San Diego.

3. Sur de California

La impresionante naturaleza de esta región es la protagonista de un viaje costero de acampada en casas rodantes entre San Diego y Los Ángeles. Abundan los campamentos frente al mar, que ponen a tu alcance las atracciones de la ciudad en un entorno de playa. Puedes pasar los mejores días en cualquier lugar de la autopista de la costa del Pacífico, deleitándote con mariscos y disfrutando de las magníficas vistas antes de volver a tu casa rodante y prepararte para la puesta de sol.

Dónde comenzar: San Diego

Cómo llegar: las principales aerolíneas comerciales de Estados Unidos ofrecen vuelos frecuentes al Aeropuerto Internacional de San Diego.

El campamento: en el Mission Bay RV Resort, los sitios tienen vista a De Anza Cove, a menos de 20 minutos de La Jolla y de otras atracciones de San Diego.

En el campamento: para divertirte en el agua, alquila kayaks, WaveRunners, Hobie Cats y botes a pedal durante los meses de verano y durante todo el año en Campland on the Bay, el complejo hermano de Mission Bay, a solo 2 millas de distancia. Este último también alquila bicicletas para playa y bicicletas eléctricas, y los niños aprueban su parque infantil.

Lejos del campamento: la Reserva Natural Estatal de Torrey Pines, un encantador parque costero 12 millas al norte de Mission Bay, atrae con millas de playas vírgenes. Tanto los senderos fáciles de caminar (uno de los favoritos es el sendero Guy Fleming) como los desafiantes te llevan a través de pinos nativos y campos de flores silvestres hacia espectaculares vistas de la costa.

Próxima parada: cerca de Huntington Beach

Cómo llegar: desde Mission Bay, conduce 95 millas al norte por la carretera interestatal I-5.

El campamento: los 50 sitios para casas rodantes en Bolsa Chica State Beach RV Camping, 4 millas al norte del muelle de Huntington Beach, tienen fogatas y mesas de pícnic, y algunos se encuentran justo frente a la playa.

En el campamento: pasea por el sendero pavimentado junto a la playa que recorre 8.5 millas desde Bolsa Chica hasta Huntington State Beach, al sur del muelle. O haz un poco de pesca deportiva de perca o corvina. Por la noche, haz una fogata en uno de los aros de la playa.

Lejos del campamento: disfruta de las aproximadamente 3 millas de la escarpada costa del condado de Orange en el Parque Estatal Crystal Cove, 17 millas al sur de Bolsa Chica. Explora las piscinas marinas naturales durante la marea baja y visita el Distrito Histórico del parque —incluido en la lista federal de distritos históricos—, que cuenta con 46 cabañas costeras antiguas.

Parada final: Malibú

Cómo llegar: conduce 64 millas hacia el noroeste desde Huntington Beach por la carretera interestatal I-405 y la ruta estatal 1.

El campamento: en el Malibu Beach RV Park, el único parque de casas rodantes en la elegante comunidad de Malibú frente al mar, 34 millas al oeste de Los Ángeles, disfruta de vistas del océano y de las montañas. Todos sus 142 sitios para acampar tienen mesas de pícnic. Dirígete a la cancha de lanzamiento de herraduras si te gusta ese juego.

En el campamento: juega al billar o al tenis de mesa en la sala de juegos al aire libre. Justo al otro lado de la calle, puedes raquear la playa o darte un refrescante chapuzón en el mar.

Lejos del campamento: para hacer ejercicio y disfrutar de la fresca brisa marina, recorre el sendero Point Dume Cove Trail, de 1.4 millas, ubicado 5 millas al suroeste de Malibú Beach. Desde los miradores del sendero podrías ver leones marinos o, entre diciembre y mediados de abril, ballenas grises migratorias.

¿La caminata te dio hambre? Conduce 10 millas en dirección noroeste por la ruta estatal 1 hasta Neptune's Net, una institución gastronómica de Malibú desde 1956, ubicada frente al mar, aunque solo sea para visitar la ventanilla de ventas desde el auto y comprar tacos de pescado, pescado y papas fritas, sopa de almejas y más para llevar a tu casa rodante frente al mar y disfrutar de un sabroso festín de frutos del mar.

Terry Ward, residente de Florida, escribe sobre viajes; ha vivido en Australia, Nueva Zelanda y Francia. Su trabajo ha aparecido en National Geographic TravelerUSA TODAY y Lonely Planet, entre otros.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.