Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Guía para visitar el Parque Nacional Saguaro en Arizona

Los cactus gigantes son las estrellas de esta reserva natural en el desierto del suroeste del país.

Bosque de cactus saguaro en el Parque Nacional Saguaro

Benedek/Getty Images

In English

Un mar de imponentes cactus saguaro se asienta ante tus ojos como una brigada de soldados que protegen el paisaje desértico. Impresionantes, con su armadura espinosa, es difícil imaginar que los cactus más grandes del país sean una especie que necesita protección. Este cactus, un símbolo perdurable del suroeste, que se reproduce exclusivamente en el desierto de Sonora y necesita la cantidad justa de calor y humedad para sobrevivir, enfrenta amenazas ante el cambio climático y las especies invasivas. Los 91,327 acres que comprenden el Parque Nacional Saguaro (SNP) en el sureste de Arizona proporcionan el clima perfecto y la protección necesaria para que se desarrollen los vastos bosques de cactus saguaro.

Estos monarcas del desierto pueden alcanzar alturas de hasta sesenta pies, pesar más de dos toneladas y vivir hasta dos siglos. Pero aunque sin duda son las estrellas del parque, no son ni mucho menos la única razón por la que este atrae a más de un millón de visitantes al año. En primer lugar, hay más de 24 otras especies de cactus, que van desde la choya, con apariencia de osito de peluche, hasta el nopal de Engelmann, con forma de panqueque.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


A pesar del duro entorno del desierto, aquí abundan la flora y la fauna, entre estas, las especies originarias como el correcaminos, la lagartija cornuda, la rata canguro y el monstruo de Gila, con su apariencia prehistórica. En las zonas de mayor elevación del parque, que alcanzan hasta 8,666 pies, encontrarás bosques de robles y de pinos donde viven osos negros y el esquivo coatí, parecido a un mapache.

El SNP consta de dos distritos distintos, separados por la ciudad de Tucson: al oeste, el distrito de las montañas de Tucson y al este el distrito de las montañas de Rincon. El distrito occidental tiene una elevación más baja, áreas más pobladas de saguaros y es famoso por su icónico paisaje del suroeste. La sección oriental, más grande y montañosa, contiene seis zonas bióticas y 6,000 especies vegetales, y ocupa el segundo lugar en cuanto a biodiversidad, después del bosque pluvial del Amazonas.

El presidente Herbert Hoover estableció el área como monumento nacional en 1933, y durante la Gran Depresión, el Civilian Conservation Corps sentó las bases para el turismo con la construcción de senderos y la instalación de mesas de pícnic y refugios para visitantes. No fue hasta 1994 que el área obtuvo la denominación de parque nacional. En la actualidad, la proximidad del parque a Tucson, combinada con los servicios recientemente instalados para personas con discapacidades —que van desde senderos pavimentados hasta mesas de pícnic con extremos que sobresalen para permitir el acceso de sillas de ruedas— lo convierten en uno de los parques nacionales más accesibles.

“Durante los últimos años, nos hemos asegurado de que los grupos multigeneracionales y con distintos niveles de aptitud tengan más acceso a los senderos y a las áreas de pícnic”, dice el guardaparques Andy Fisher. “Nuestras iniciativas más recientes, como el sendero Mica View Trail, aseguran que estos grupos puedan hacer más que pasear por un camino. Pueden realmente explorar el desierto, sin importar su habilidad física”.

Lo último por la COVID-19

Se tiene que usar mascarillas en los edificios federales del parque, como en los centros de visitas y en los espacios concurridos al aire libre. Los programas públicos y las excursiones guiadas a cargo de los guardaparques se han reducido a grupos pequeños y se tiene que hacer reservaciones con anticipación. Para información actual y pautas, visita el sitio web del parque (en inglés).

Mapa de Arizona muestra la ubicación del Parque Nacional Saguaro

AARP

Ubicación: sureste de Arizona​

Tamaño: 91,327 acres​ Senderos: 192 millas Elevación: de 2,180 a 8,666 pies ​Atracción principal: el icónico cactus saguaro

Costo de la entrada: $25 por vehículo por un pase de una semana, que incluye a todos los pasajeros; $20 por un pase anual para adultos mayores (de 62 años o más)

Mejor forma de verlo: a pie o en bicicleta por los senderos Bajada Loop Drive o Cactus Forest Loop

Cuándo ir para evitar multitudes: en invierno

Accesibilidad para personas discapacitadas: sí

Planea tu visita

A una distancia de aproximadamente 30 millas entre sí, los distritos oriental y occidental del parque lindan con Tucson, la segunda ciudad más grande de Arizona, con una población de 541,482 habitantes. Desde el centro de la ciudad, puedes conducir a cualquiera de las entradas del parque en 20 minutos. El distrito occidental recibe el doble de visitantes que el distrito oriental, gracias en gran parte a su proximidad al Arizona-Sonora Desert Museum (Museo del Desierto de Arizona-Sonora), un lugar que figura en la lista de lugares para visitar de muchas personas (ver abajo), dice Fisher.

Cada distrito tiene su propio centro de visitantes, que abre de 9 a.m. a 5 p.m. todos los días. Ambos ofrecen funciones de accesibilidad, entre ellas espacios de estacionamiento designados, baños y fuentes de agua potable accesibles, senderos pavimentados y programas de orientación subtitulados. Ambos también tienen librerías, centros de información y estaciones para llenar botellas de agua. El Servicio de Parques Nacionales recomienda beber por lo menos un galón de agua al día y, en los meses calurosos de verano, por lo menos un cuarto de galón por hora al hacer senderismo. Asegúrate de llevar un sombrero, gafas de sol, protector solar y una mochila con ropa para vestir en capas, ya que puede hacer frío en las zonas de mayor elevación. Ninguno de los centros de visitantes tiene wifi, y el servicio de telefonía celular es inestable en todo el parque.

El centro de visitantes Red Hills (también llamado West District Visitor Center, en el distrito occidental) ofrece un programa educativo diario sobre la perspectiva indígena estadounidense sobre el saguaro que realmente vale la pena presenciar. El centro de visitantes Rincon Mountain (o East District Visitor Center, en el distrito oriental) sirve como el punto de partida para la panorámica carretera Cactus Forest Loop Drive, un circuito de 8 millas flanqueado por cactus que puedes recorrer en auto o en bicicleta. Para llegar hasta los senderos desde el centro de visitantes, debes conducir hacia el interior del parque por la carretera Loop Drive. La primera entrada al sendero con estacionamiento está a unas 2 millas por la carretera y empieza en el área de pícnic Mica View.

La carretera Bajada Loop Drive es la mejor forma de explorar las estribaciones del distrito occidental, con muchas oportunidades fotográficas desde miradores y áreas de pícnic, así como acceso a los senderos. Aunque el circuito de 6 millas no está pavimentado, no se necesita un vehículo todo terreno. Empieza en Hohokam Road, a una milla y media al oeste del centro de visitantes.

En el parque no se puede comprar comida, por lo que deberás empacar un almuerzo para hacer un pícnic. Hay seis áreas de pícnic accesibles en auto —dos en el distrito oriental (Saguaro East) y cuatro en el distrito occidental (Saguaro West)— y todas tienen una parrilla de carbón, una letrina de hoyo accesible para sillas de ruedas y superficies pavimentadas.

El SNP está abierto todos los días, excepto el día de Navidad. El número de visitas anuales sin duda sería más alto si los meses de verano no fueran tan insufriblemente calurosos, con temperaturas que alcanzan tres dígitos durante el día. Si visitas el parque durante el verano, planea las actividades para primera hora de la mañana o al final del día. A pesar de estar en el desierto, entre el 15 de junio y el 30 de septiembre es la época de los monzones, así que debes anticipar tormentas eléctricas por las tardes e incluso inundaciones repentinas. Las temperaturas frescas (entre 55 y 75 ºF) hacen que los meses de noviembre a marzo sean una época ideal para visitar el parque. Y en la primavera, específicamente las dos últimas semanas de abril hasta la primera semana de junio, el parque se convierte en un paraíso para los aficionados a la fotografía, ya que es cuando los cactus florecen y producen llamativas flores de colores blanco, fucsia y amarillo brillante. “Junio es mi época favorita en el parque”, dice Fisher, el guardaparques. “Es cuando las flores están en su momento óptimo. Es un espectáculo asombroso, pero este no es el momento del mes para hacer senderismo. Admira las flores durante un recorrido panorámico en automóvil”.

Dónde alojarse y comer

No encontrarás opciones de alojamiento en el SNP, y en la sección occidental del parque ni siquiera hay opciones para acampar. Para experimentar realmente el desierto, reserva uno de los seis sitios designados para acampar en el interior agreste del distrito oriental ($8 por noche), a los que solo se puede llegar a pie y que requieren un nivel básico de acondicionamiento físico. Los servicios limitados incluyen letrinas. No puedes confiar en encontrar agua en el parque, por lo que debes empacar un suministro de agua suficiente para que te dure todo el viaje, llevar un filtro y consultar los últimos informes de agua en el centro de visitantes (520-733-5153).

Para llegar hasta el campamento Manning, el hogar del exalcalde de Tucson Levin Manning, ubicado en la cima de las montañas Rincon, deberás emprender una dura caminata cuesta arriba de todo un día, pero vale la pena. “Esta parte del parque es una verdadera joya”, afirma Fisher. “Para poder hacer este recorrido en un solo día deberás caminar durante un mínimo de ocho horas, pero tendrás la oportunidad de ver desde un bosque de cactus saguaro y monstruos de Gila, hasta arboledas de álamos y búhos, todo en el mismo día. Allí arriba existe un ecosistema totalmente único”. Puedes tomar los senderos Douglas Spring Trail o Arizona Trail. En ambos encontrarás campamentos por el camino que te dan la opción de dividir el trayecto en dos días. La cabaña Manning original, construida en 1905, en la actualidad aloja a miembros de la cuadrilla de mantenimiento de senderos y a investigadores, y entre abril y septiembre, la habita un guardaparques. Los seis sitios para tiendas de campaña están enclavados en un bosque de coníferas a casi 8,000 pies de altura y disfrutan de temperaturas que rara vez superan los 85 ºF, un bienvenido descanso del calor asfixiante del fondo del valle. Una cascada alimentada por un estanque grande hace que este sea uno de los pocos lugares con una fuente segura de agua.

El campamento Gilbert Ray, que ofrece muchos servicios, se encuentra justo afuera de la entrada oeste al parque, cerca del sendero Brown Mountain Loop. Tiene 130 sitios para vehículos recreativos ($20 por noche) y cinco sitios designados para tiendas de campaña ($10 por noche), además de mesas de pícnic y baños modernos con accesibilidad para personas discapacitadas.

Los hoteles, que van desde complejos turísticos de lujo hasta modernos hoteles boutique, están a menos de 30 minutos por carretera en el centro de Tucson. Si prefieres estar más cerca de los senderos, el lado occidental del parque ofrece un pequeño número de acogedoras posadas cerca de la entrada al parque, entre ellas la Casa Tierra Adobe Bed & Breakfast de tres habitaciones, y la Hacienda Linda, que tiene dos habitaciones. JTH Tucson, el alojamiento más nuevo y elegante en el lado occidental, está ubicado a 10 minutos en auto de caminatas populares como el sendero Hugh Norris Trail. Esta posada de cinco suites, que se puede alquilar a través de Airbnb, tiene decoración de estilo adobe del suroeste, una azotea para observar las estrellas y una fogata comunitaria.

No encontrarás opciones para comer dentro del parque, pero Phoebe’s Coffee Bar y el Ocotillo Café, ambos en el interior del Arizona-Sonora Desert Museum, ubicado a menos de 2 millas del centro de visitantes del distrito occidental, son excelentes opciones para almorzar o merendar. Haz una parada en Wagon Wheel Post, una tienda general de estilo antiguo ubicada a 6 millas al norte del centro de visitantes del lado occidental, para surtirte de cerveza, refrigerios y carbón, si tienes la suerte de conseguir un sitio para acampar con una parrilla.

Excursionistas en el Parque Nacional Saguaro

Jim West/Alamy Stock Photo

Qué hacer

Emprende una caminata. Las 192 millas de senderos marcados del SNP ofrecen trayectos para visitantes de todas las habilidades. No importa cuál sea tu nivel de estado físico, asegúrate de planear tus caminatas para evitar el calor del mediodía en el desierto y lleva un buen suministro de agua. Y recuerda, estos fotogénicos cactus están cubiertos de espinas, así que no te desvíes del sendero para no pincharte.

Para hacer una caminata fácil que sirve a la vez como introducción al ecosistema del desierto, prueba el sendero Desert Ecology Trail de un cuarto de milla, a lo largo de Cactus Forest Drive en el distrito oriental, o el sendero Desert Discovery Trail, de media milla, que empieza en Kinney Road, en el lado oeste. Ambos senderos pavimentados tienen bancos para descansar y exhibiciones interpretativas sobre las plantas y los animales del parque.

El sendero Mica View Trail de 0.7 millas en el lado este, que empieza en el estacionamiento del área de pícnic Mica, fue recientemente aplanado y endurecido para cumplir los estándares de la ADA (Ley para Estadounidenses con Discapacidades) y poder soportar el peso de las sillas de ruedas. Durante esta caminata, es posible que veas pájaros carpinteros de Gila y carpinteros dorados que anidan en huecos perforados en el interior de los cactus saguaro, y podrás disfrutar de las vistas del monte Tanque Verde y la montaña Mica.

Si quieres un desafío, prueba el sendero Tanque Verde Ridge Trail en el distrito oriental, que empieza en Cactus Loop Drive, junto al área de pícnic Javelina. La ardua caminata de 18 millas alcanza una elevación de 4,750 pies y atraviesa las seis zonas bióticas del área.

En el distrito occidental, puedes acceder al sendero King Canyon desde fuera del parque por Kinney Road, y zigzaguear hasta la cima de Wasson Peak, a 4,687 pies de altura, el punto más alto de las sierras de Tucson. Esta caminata moderada de 7 millas de ida y vuelta, con un aumento de elevación de 1,939 pies, pasa junto a paredes rocosas talladas con petroglifos antiguos y la choza de piedra de un minero.

Haz un recorrido en bicicleta. En este parque nacional, uno de los más aptos para el ciclismo, puedes escoger entre cuatro excelentes circuitos panorámicos para ciclistas de ruta y de montaña. El popular y adecuadamente llamado sendero Cactus Forest Loop, al lado del centro de visitantes del distrito oriental, recorre ocho millas por una carretera pavimentada y ondulante compartida con vehículos. El Bajada Loop Drive, en el lado oeste del parque, es un sendero de grava de seis millas que empieza en Kinney Road y pasa por un enorme bosque de cactus saguaro.

Admira la puesta de sol. Es posible que la puesta de sol en el desierto compita con los saguaros como la maravilla natural más compartida en Instagram. Al atardecer, el sol poniente se torna de color rojo brillante y transforma el cielo en un lienzo de tonos rosas y naranjas dignos de un cuadro de Monet. Si tomas el sendero Desert Discovery Trail, de fácil acceso desde la carretera Kinney Road en el distrito occidental, podrás disfrutar de vistas de las puestas de sol a través de un bosque de cactus saguaro. En el lado este, el sendero Cactus Forest Loop Drive permanece abierto hasta las 8 p.m., lo que te da tiempo de sobra para hacer una parada y contemplar la puesta de sol desde el mirador Javelina Rocks, casi al final del circuito.

Aprende. Los guardaparques suelen dirigir de cuatro a seis charlas y visitas interpretativas diarias que, entre otros temas, exploran la supervivencia en el desierto, la expectativa de vida del saguaro y los depredadores incomprendidos, como el puma. Ambos centros de visitantes tienen jardines de cactus con letreros interpretativos que puedes explorar por tu cuenta o con un guardaparques. Ambos distritos también copresentan veladas para observar los astros una vez al mes con un grupo de astronomía local. Los participantes deben inscribirse por adelantado.

Admira los petroglifos. La mayoría del arte rupestre del SNP se remonta a la cultura prehistórica de los hohokam. Diseños abstractos, incluidos espirales y garabatos, así como dibujos de animales, humanos y objetos astrológicos, han sido grabados en la superficie de arenisca y otras formaciones rocosas en todo el parque. El mejor lugar para ver los petroglifos es el sendero Signal Hill Trail, que empieza en el área de pícnic Signal Hill cerca de Hohokam Road, en el distrito occidental. Este sendero de 0.3 millas, que empieza en el área de pícnic Signal Hill, asciende por una pendiente suave hasta llegar a una colina con más de 200 petroglifos que se cree que fueron creados entre 550 y 1,550 años atrás.

Ciudades aledañas

Al oeste, Tucson limita con el distrito de las montañas de Tucson, y al este con el distrito de las montañas Rincon, lo que la convierte en la base ideal para excursiones de un día. Tucson es un destino de ensueño para los aficionados a la gastronomía saludable. Tiene la distinción de ser una de las ciudades más aptas para el ciclismo, así como de haber recibido la primera y única designación de la UNESCO en Estados Unidos como Ciudad Creativa de la Gastronomía. The Loop, una red de 131 millas de senderos pavimentados para bicicletas, te da acceso sobre dos ruedas al SNP y a muchos otros parques, tiendas y restaurantes. Transit Cycles y Bicycle Ranch son las tiendas de bicicletas favoritas de la ciudad.

Si quieres un desayuno abundante antes de visitar el parque, dirígete a Prep & Pastry en Grant Avenue, en el lado este, y pide el estofado de batatas asadas al horno y un sándwich de desayuno con aguacate. Después de practicar ciclismo o senderismo en el parque, recompénsate con un mojito de nopal y sacia tu apetito con una tostada de cordero estofado en Downtown Kitchen + Cocktails, dirigido por Janos Wilder, chef ganador del premio James Beard. Y acércate a Penca, un restaurante mexicano de lujo en el corazón de Tucson, para disfrutar de la mejor hora de cócteles de la ciudad: dos tacos por $5 y una copa de sangría por $5.

No te pierdas los dos centros comerciales al aire libre que son la atracción principal del exclusivo distrito Mercado en el centro de la ciudad, en el lado oeste de la moderna línea de tranvías urbanos: el Mercado San Agustín y el MSA Annex. En este último —una colección de 10 negocios independientes alojados en contenedores de transporte readaptados— podrás comprar productos inspirados en el SNP en Why I Love Where I Live y artículos para el hogar elaborados por artesanos locales en Mesa. Los entusiastas del bienestar que prefieren terminar sus largos días de caminatas con masajes y comidas saludables se alojan en el lujoso Canyon Ranch, ubicado al pie de las montañas al noroeste de Tucson. Una alternativa menos costosa en el noreste de Tucson es Hacienda del Sol Guest Ranch Resort, que mima a sus huéspedes con un spa de tres habitaciones y elegantes casitas de estilo colonial español. Si quieres estar a corta distancia a pie de las tiendas y los restaurantes del centro de la ciudad, opta por el Downtown Clifton Hotel, de estilo retro. Un local favorito de los lugareños por su selección de cervezas artesanales hechas en Arizona es el Red Light Lounge.

El creciente pueblo de Marana, un punto de acceso alternativo al distrito occidental, está ubicado a unas 15 millas al norte del centro de visitantes. No te pierdas las carnitas de cerdo en La Olla Mexican Café, y haz una parada en Catalina Brewing Co. para probar las cervezas artesanales elaboradas con ingredientes locales, como tuna y harina de mezquite. El establecimiento más famoso de la ciudad es el complejo turístico Ritz Carlton Dove Mountain, con su servicio de cinco estrellas y altas calificaciones por sus restaurantes y campo de golf.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


De camino

Muy cerca del centro de visitantes del distrito occidental está el Arizona–Sonora Desert Museum (en inglés), la segunda atracción más visitada del estado, superada únicamente por el mundialmente famoso Gran Cañón. Esta atracción, una combinación de museo de historia natural, jardín botánico del desierto y zoológico, abarca 98 acres de espacios cerrados y al aire libre, y exhibe más de 55,000 plantas de 1,200 especies nativas a lo largo de 2 millas de senderos de grava y pavimentados. Verás animales nativos como coyotes, aves rapaces, colibríes, ocelotes y pecaríes parecidos a los cerdos en hábitats recreados. Aprende acerca de la geología de la zona en el Centro de Ciencias de la Tierra y visita exhibiciones inspiradas en la naturaleza durante todo el año en las dos galerías de arte que se encuentran en el mismo museo.

Los que aman la geología pueden hacer un desvío para visitar el Parque Colossal Cave Mountain (en inglés) de 2,400 acres, a 15 minutos en auto al sureste de Tucson en la comunidad de Vail, para explorar su extensa red de cuevas subterráneas. Esta es una de las cuevas secas más grandes de Norteamérica y llevó más de dos años mapear las 2 millas de pasadizos abiertos a visitantes. Las excursiones guiadas, que van desde 40 minutos hasta 3.5 horas, requieren un buen nivel de acondicionamiento físico, ya que tendrás que descender más de 350 escalones, bajar por escaleras de mano y cruzar puentes de piedra para ver estalactitas y estalagmitas esculpidas durante el curso de millones de años. Una vez que hayas regresado a la superficie, puedes montar a caballo en el picadero La Posta Quemada Ranch del parque y hacer una cabalgata guiada.

Si te interesa el arte y la historia, visita el pueblo de Tubac, a 40 millas al sur de Tucson. Establecido en 1752 como una prisión española, Tubac se ha convertido en un destino para artistas, con galerías y estudios de primera categoría. Si buscas recuerdos de buen gusto, aquí encontrarás una gran selección de joyería de plata y turquesas, mantas navajo y muebles de mezquite. El Parque Histórico Nacional Tumacácori (en inglés) a una distancia de menos de 10 minutos por carretera del pueblo, explora el pasado colonial español de la región. Los extensos terrenos incluyen un museo, las ruinas de tres comunidades de misiones españolas y la segunda iglesia más antigua del estado.

Jen Murphy es columnista de The Wall Street Journal y colaboradora habitual de Travel + Leisure, Outside and Departures. Es la editora de Wildsam Field Guides: Hawái.