Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Guía de AARP para visitar el Parque Nacional de Grand Teton en Wyoming

Impresionantes montañas nevadas, abundante vida silvestre y más en este refugio sereno.

Dos personas en una canoa

samuel howell/Getty Images

In English | Otras cadenas montañosas en el país son más elevadas, grandes o extensas, pero la cordillera Teton en Wyoming (en inglés) tal vez sea la más famosa y la más fotografiada en todo el país. Se eleva, con una presencia sorprendentemente dramática y dentada, casi verticalmente, desde una llanura cubierta de artemisa, hasta una altura de 7,000 pies por encima del majestuoso río Snake y del valle circundante de Jackson Hole. La cordillera Teton, con frecuencia cubierta de nieve hasta julio —y que tiene un puñado de glaciares pequeños y campos de nieve que permanecen durante todo el año— posee la misma sutileza que sus estribaciones, las cuales son inexistentes. Estas montañas son el corazón de los 310,000 acres que componen el Parque Nacional de Grand Teton (GTNP), que se encuentra a tan solo siete millas al sur del Parque Nacional Yellowstone.

Fundado en 1929 y ampliado en 1950 —gracias en gran parte al terreno donado por John D. Rockefeller Jr.— el GTNP atrae a más de 3 millones de visitantes cada año. Aunque la belleza deslumbrante de la cordillera Teton sigue siendo la mayor atracción, el parque también está cobrando fama por ser un punto popular para avistar fauna, ya que en su extensa superficie deambulan osos (negros y pardos), bisontes, alces, ciervos canadienses y lobos. Y los escaladores se retan trepando los contrafuertes, las aristas y las crestas de granito con distintos grados de inclinación.

En el invierno, un promedio de 10 pies de nieve transforma el parque, enterrando los senderos y los lagos, para el deleite de los aficionados a las caminatas con raquetas de nieve y al esquí nórdico y de travesía. Desde noviembre hasta abril, los hoteles y los restaurantes del parque permanecen cerrados, así como muchas de sus carreteras, lo cual otorga al lugar un tranquilo encanto que algunos encuentran imposible de resistir. El paisaje blanco a menudo también facilita el avistamiento de fauna.

"El Parque Nacional de Grand Teton ofrece abundantes oportunidades de recreación y para ver vida silvestre durante todo el año, y puede ser disfrutado por personas de todas las edades y capacidades”, dice Kristen Dragoo, guardaparques del GTNP e intérprete regional de la reserva natural Laurance S. Rockefeller Preserve.

El ingreso al parque en tiempos de la COVID-19

Los centros de visitantes del parque están abiertos, aunque los auditorios están cerrados en el centro de descubrimiento y visitantes Craig Thomas y en el centro de visitantes Colter Bay. Los restaurantes en Signal Mountain Lodge están abiertos, así como la mayoría de los restaurantes administrados por Grand Teton Lodge Company. Hasta el final del 2021, el comedor en el Jenny Lake Lodge solo está abierto para los huéspedes del hotel. Los restaurantes, las actividades y tiendas que estén abiertos pueden tener modificaciones o limitaciones, como ofrecer solo comida para llevar o asientos limitados. Para obtener actualizaciones sobre las instalaciones, visita el sitio web del parque. Obtén las más actuales restricciones relacionadas con la pandemia (en inglés).

Mapa del Parque Nacional Grand Teton en Wyoming

Getty Images/AARP

Ubicación: en la esquina noroeste de Wyoming, en el valle de Jackson Hole y directamente al sur del Parque Nacional Yellowstone.

Área: 310,000 acres

Pico más alto: Grand Teton, con una altura de 13,775 pies

Punto más bajo: Fish Creek, a 6,320 pies, en el límite sur del parque

Senderos: 242 millas de senderos que se conectan con senderos en el territorio adyacente de la selva Jedediah Smith y el Bosque Nacional Caribou-Targhee

Atracción principal: las montañas Teton

Costo: $35 para automóviles (pase anual para adultos mayores: $20 para adultos de 62 años o más)

Mejor forma de verlo: con caminatas cortas desde el auto

Cuándo ir para evitar multitudes: el período menos concurrido del año es entre diciembre y marzo, pero no hay instalaciones abiertas en el parque excepto el centro de descubrimiento y visitantes Craig Thomas. Mayo y octubre son los meses menos concurridos en los que los alojamientos, centros de visitantes y restaurantes del parque están aún abiertos.

Planea tu visita

Vuela al aeropuerto de Jackson Hole y ya estarás dentro del parque. Incluso podrías ver tu primer alce antes de llegar a la autopista desde la terminal. Durante la temporada alta de verano, puedes llegar hasta aquí en vuelos directos desde alrededor de una docena de ciudades en el país, incluidas Chicago (en United), Dallas (American) y Atlanta (Delta).

Para una selección de vuelos más amplia, vuela a Salt Lake City, a unas 300 millas al sur. Desde allí, dirígete hacia el este por la ruta interestatal 80 hasta Evanston, Wyoming, donde tomarás la ruta nacional 89 en dirección norte, que atraviesa un inmenso desierto alpino alto, pasa junto a la cordillera Wind River y asciende por el cañón del río Snake, hasta llegar a Jackson, la única auténtica población de acceso del parque y la única ciudad incorporada a menos de una hora de cualquiera de las cuatro entradas del GTNP.

Conduce 12 millas al norte de Jackson hasta la entrada principal del parque en Moose, que tiene un par de docenas de habitantes, una oficina de correos pequeña y algunos servicios. O elige la entrada norte (si vienes desde Yellowstone); la entrada este en Moran (otra diminuta comunidad con una oficina de correos); o la entrada Granite Canyon al suroeste, a una milla de la comunidad de Teton Village.

Para orientarte, haz una parada en el centro de visitantes Colter Bay, en el centro del parque, junto al lago Jackson; en el centro de visitantes Jenny Lake, en la orilla del lago del mismo nombre, el punto más visitado del parque, a una distancia de seis millas de la entrada Moose; o en el centro de visitantes y descubrimiento Craig Thomas próximo a la entrada Moose. Podrás consultar las condiciones actuales de los senderos y ríos, obtener la información más actualizada sobre dónde ver vida silvestre y aprender acerca de la historia y la geología del parque.

El centro de interpretación en la reserva natural Laurance S. Rockefeller, una zona silvestre de 1,106 acres situada entre las entradas Moose y Granite Canyon, tiene un ambiente completamente diferente a los centros de visitantes. “El centro de la reserva no se parece a un centro de visitantes tradicional, es más pequeño y anima a los visitantes a experimentar la naturaleza a través de los cinco sentidos”, explica Dragoo. La reserva solo admite 50 autos a la vez y el centro de interpretación se centra más en la relajación (con sillas Adirondack en el porche delantero) que en la educación.

Los meses de junio a septiembre, los únicos en que todas las carreteras y servicios del parque están abiertos, son los más concurridos, y puede haber mucho tráfico. Pero las flores silvestres están en flor, no hay nieve en los senderos y las actividades acuáticas abundan en los lagos.

Si quieres visitar el parque cuando los servicios aún están abiertos, pero las multitudes no son excesivas, tendrás que arriesgarte con el tiempo. En mayo y octubre el parque recibe a menos de un tercio de los visitantes que en julio y agosto, y algunos alojamientos y restaurantes están abiertos. Pero puedes encontrarte en medio de una tormenta de nieve si es una primavera u otoño con nieve. Si es una primavera o un otoño bueno —sin nieve— vas a compartir el parque con los lugareños, quienes prefieren visitar durante estos dos meses.

Si realmente quieres evitar a las multitudes, visita el parque en invierno. En enero del 2020, el parque solo tuvo 55,000 visitantes, en comparación con 755,000 en julio. Es cierto, encontrarás carreteras cerradas en esa época —la carretera Inner Park Loop Road cierra su trayecto de 12 millas entre el acceso al sendero Bradley/Taggart Lakes y Signal Mountain Lodge—, pero la cordillera Teton es aún más espectacular cuando está cubierta de nieve. Los alojamientos y restaurantes del parque están cerrados en esa época, pero los de Jackson están abiertos.

Tendrás servicio celular en la mayor parte del GTNP, pero la señal no suele ser lo suficientemente fuerte para transmitir películas, y casi todos los alojamientos tienen wifi. Los centros de visitantes tienen baños, así como Jackson Lake Lodge, Leeks Marina y Signal Mountain Lodge. Los puntos de parada en las carreteras del parque tienen letrinas.

Jenny Lake Lodge

Len Cohen/Alamy Stock Photo

Dónde alojarse y comer

En Jenny Lake Lodge (en inglés), la opción de alojamiento más lujosa del parque, la estancia en una de sus 37 cabañas, que se remontan a las décadas de 1920 y 1930, incluye desayuno diario, hora de cócteles y cenas de cinco platos; paseos a caballo guiados por vaqueros empleados por el hotel; el uso de bicicletas de paseo; y fácil acceso a varios senderos. Lo que no incluye: televisores o teléfonos en tu cabaña.

Al norte del lago Jenny, elige entre tres propiedades en la orilla del lago Jackson o cerca del mismo, el lago más grande del GTNP.

Las 79 habitaciones de Signal Mountain Lodge (en inglés), el hotel ubicado en la orilla sur del lago, se dividen entre 25 edificios. U opta por uno de sus 28 “retiros frente al lago” de estilo suite y podrás dormir lo más cerca posible a uno de los lagos del GTNP sin tener que cargar tu equipo para acampar hasta un área silvestre remota.

Colter Bay Village, también al borde del lago, no ofrece habitaciones con vistas al lago, pero tiene un puerto de recreo. Sus 166 cabañas de madera, muchas de ellas construidas por los hacendados del valle, se trasladaron a este lugar desde otros puntos del valle por órdenes de John D. Rockefeller. Algunas tienen baños privados; otras comparten baños. Reserva una de las 156 tiendas de campaña de estilo cabaña y tendrás que llevar tu propio saco de dormir o ropa de cama.

Jackson Lake Lodge, el hotel de madera y piedra de 385 habitaciones ubicado a alrededor de media milla del lago, se integra en el paisaje circundante.

Los cuatro alojamientos tienen opciones para comer, y el restaurante de Jenny Lake Lodge sirve los mejores desayunos y cenas del parque (en la actualidad solo está abierto para los huéspedes del hotel).

Los cinco campamentos y un parque para vehículos recreativos del parque ofrecen más de mil sitios para acampar dispersos por el parque. Los campamentos de Colter Bay, Jenny Lake, Lizard Creek y Signal Mountain, y el parque de vehículos recreativos Colter Bay, están cerca de lagos; el campamento Gros Ventre se encuentra próximo a un río, en una llanura de artemisa y bajo unos gigantescos álamos de Norteamérica. El campamento Jenny Lake es solo para tiendas de campaña, pero el resto también admite vehículos recreativos, y todos tienen conexiones eléctricas excepto el de Lizard Creek. Se tiene que hacer reservaciones con anticipación para cualquiera de los seis campamentos (recreation.gov), con precios por noche de $18.50 a $98.

Algunos campistas prefieren Gros Ventre, el campamento más grande del parque, que tiene 279 sitios para acampar, ya que está a una distancia de tan solo 11 millas del pueblo de Jackson. En el otoño, los álamos producen algunos de los colores más maravillosos del valle.

Fuera del parque, puedes elegir entre docenas de opciones de alojamiento: hoteles, moteles, posadas y centros turísticos. Pero no esperes encontrar gangas. En el verano, las tarifas incluso en los alojamientos más básicos comienzan desde $300.

En Jackson, ahorra alojándote en el Motel 6, que cuenta con 155 habitaciones, o elige una opción más acogedora en uno de los hoteles boutique, como el hotel de 22 habitaciones Alpine House o el Inn on the Creek, que tiene 9 habitaciones, ambos ubicados en pequeñas calles resguardadas en el centro. Si buscas una opción contemporánea, opta por el recién inaugurado Cloudveil, un hotel boutique de 100 habitaciones que se encuentra en Town Square y que cuenta con una biblioteca con libros cuidadosamente seleccionados sobre el área y sobre el Oeste.

Si buscas un buen lugar para comer en Jackson, el restaurante Bistro en el Cloudveil sirve platos inspirados en una brasserie francesa para el desayuno, el almuerzo y la cena. Y aunque estás en Wyoming, no descartes la ostrería. Prueba el cóctel St. Germain Oyster Shooter, con licor St. Germain, limón, vino rosado espumoso, caviar y una ostra, servido en un vasito de licor. Para degustar cocina del sur de la frontera, encamínate a Pica's Mexican Taqueria, un restaurante favorito de los lugareños por sus enormes porciones y concentradas margaritas.

En Teton Village, al pie de la estación de esquí Jackson Hole Mountain Resort y a una milla de la entrada al parque Granite Canyon, mímate en el complejo turístico Four Seasons Resort and Residences. El Continuum no es solo un hotel con 83 habitaciones modernas y limpias, sino que también está asociado con Teton Gravity Research (TGR), una empresa que produce películas de acción con sede en Jackson Hole. Ese es el motivo por el que encontrarás fotos de esquiadores y surfistas de películas de TGR por todo el hotel, y una pantalla de televisor gigante en el vestíbulo que proyecta continuamente películas de TGR.

Si estás hambriento, acércate a Il Villaggio Osteria para saborear sus pizzas y pastas caseras. Pide burritos, tazones de arroz y tacos en Tin Can Cantina, un camión de comidas que está estacionado de manera permanente en la base del teleférico Bridger Gondola.

Persona camina entre las montañas

Johnathan Ampersand Esper/Getty Images

Qué hacer

Haz un recorrido panorámico en automóvil. Un circuito de 43 millas que serpentea a lo largo del pie de la cordillera Teton, y pasa junto a numerosos miradores, se divide en dos carreteras: la carretera interior Inner Park Loop Road, que requiere pagar la tarifa de entrada al parque, y la ruta 26/191/89 (comúnmente llamada la carretera Outer Park Loop Road), una vía principal de Wyoming que está fuera del parque y en la que se puede conducir de manera gratuita.

Si viajas por la carretera exterior, no te pierdas el mirador Snake River Overlook. El fotógrafo Ansel Adams tomó su famosa fotografía de 1942, The Tetons and the Snake River (Las montañas Teton y el río Snake), cerca de aquí. Explora rutas panorámicas más cortas que se desvían de la carretera interior. El circuito escénico de cuatro millas Jenny Lake Scenic Loop, casi todo en sentido único, bordea la orilla noreste del lago homónimo. Para en uno de sus muchos miradores para contemplar los escarpados picos reflejados en sus aguas. Toma la carretera Signal Mountain Road de cinco millas hasta la cumbre de la montaña de 7,727 pies para disfrutar de las mejores vistas de la cordillera Teton, ubicada a unas 10 millas al oeste.

Admira la fauna. Desde el 2007, la hembra de oso pardo conocida como n.º 399 ha cuidado de sus crías junto a las carreteras en la sección norte del parque, generalmente cerca de la autopista entre Jackson Lake Lodge y Lizard Creek. Una de sus crías, la hembra n.º 610, también ha criado a sus oseznos en esta zona.

Es muy posible que veas alces en Moose-Wilson Road, cerca de la entrada Moose del parque. La manada de bisontes de Grand Teton, conformada por unos 600 animales, suele pastar en los campos de artemisa junto a la carretera Antelope Flats Road, cerca del campamento Gros Ventre o en los campos abiertos cerca del rancho Elk Ranch Flats Turnout en la carretera Outer Park Loop Road, a dos millas al sur de la entrada Moran.

Permanece a una distancia de al menos 100 yardas de los osos pardos y los lobos, y a 25 yardas de otros tipos de fauna.

Haz ejercicio. Entre noviembre y mayo, cuando la nieve cubre el GTNP, cálzate unas raquetas o esquís de fondo y deslízate por las 12 millas de la carretera Inner Park Loop Road, que cierra el acceso a los vehículos en el invierno, o en las llanuras cercanas a la carretera. Alquila el equipo necesario en Skinny Skis o Teton Mountaineering, en Jackson.

Los veranos en el GTNP son breves pero sensacionales, especialmente para los senderistas y ciclistas de ruta, aunque la mayoría de las 242 millas de senderos del parque son extenuantes, con un aumento en elevación considerable. “Las vistas panorámicas son imponentes e inspiradoras, y a esto se suman los beneficios del senderismo para la salud”, señala Dragoo.

Si prefieres una caminata tranquila por un sendero accesible para sillas de ruedas, explora los caminos pavimentados de 10 millas al pie de las montañas, entre el centro de descubrimiento y visitantes Craig Thomas y el lado sur del lago Jenny. Atravesarás campos cubiertos de artemisa y flores silvestres, y podrás ver la cordillera Teton que se eleva al oeste.

Aunque no es accesible para sillas de ruedas, las ocho millas de senderos en la reserva natural Laurance S. Rockefeller Preserve requieren el mismo nivel de acondicionamiento físico que un paseo por tu vecindario (pero no olvides que te encuentras a una elevación de aproximadamente 7,000 pies, con menos oxígeno en el aire). Te llevan hasta el lago Phelps, que aparece como un centinela erguido junto a la entrada del cañón Death Canyon.

Siempre que hagas senderismo en el GTNP debes llevar contigo repelente de osos y saber cómo usarlo. (Algunos visitantes se han rociado a sí mismos, como si fuera repelente de insectos. No lo hagas).

Escala una montaña. Escala la montaña Grand Teton de 13,775 pies como parte de un recorrido guiado de tres o cuatro días organizado por Exum Mountain Guides o Jackson Hole Mountain Guides. Sorprendentemente, no se requiere experiencia en montañismo, solo se necesita experiencia en senderismo en áreas de gran altitud. La edad tampoco es un impedimento automático. “He visto personas de 60 años mucho más capaces que las de 20 años. He descubierto que, más que el acondicionamiento físico o la edad, los factores que mejor determinan el éxito de una persona son la motivación, la mentalidad, la capacidad de escuchar y seguir instrucciones, y la perseverancia”, dice Janelle Smiley, una guía de montañismo de Exum Mountain Guides.

Los servicios de ascensos guiados también ofrecen aventuras de medio día y de un día completo. O simplemente disfruta del montañismo indirectamente en el bar Dornan's Bar en Moose, desde donde podrás ver perfectamente a los alpinistas llegar a la cima de Grand Teton a través de dos grandes ventanales. Los bármanes te pueden prestar binoculares.

Practica actividades acuáticas. Da un paseo en balsa por el tramo de 10 millas del río Snake en el que no hay rápidos, este es un recorrido que te permite admirar el paisaje y la fauna sin necesidad de empaparte y experimentar una descarga de adrenalina, y tampoco tendrás que remar. “Si eres capaz de sentarte en un sofá, puedes hacer nuestro viaje en balsa”, afirma Grant Bishop, un guía que trabaja para Barker-Ewing Scenic Float Trips desde hace más de 20 años.

Las balsas de Barker-Ewing empiezan y terminan su recorrido cerca de la entrada Moose. Grand Teton Lodge Company recoge a los pasajeros en el Jackson Lake Lodge y después los lleva de regreso al hotel.

El parque también tiene más de 100 lagos alpinos que solo son accesibles a pie o a caballo, y dos lagos a los que se llega por carretera (Jackson y Jenny). Alquila todo tipo de embarcaciones, desde kayaks hasta lanchas en los puertos de recreo en el lago Jackson, desde donde también puedes tomar cruceros escénicos. Para remar en el lago Jenny, alquila un kayak o una tabla de surf y pala (SUP) en Dornan's, o sube a bordo del transbordador para pasajeros de Jenny Lake Boating que sirve de transporte entre los senderos en las orillas este y oeste del lago.

Aprende sobre las tribus indígenas estadounidenses asociadas con el parque. Los humanos han usado estas tierras durante al menos 11,000 años, y 24 tribus de indígenas estadounidenses tienen vínculos con ellas. La Colección David T. Vernon del parque incluye arte y artefactos de más de 100 tribus, muchas de las cuales cazaban en el área en algunas épocas del año. Aunque la mayor parte de la colección está almacenada, el parque exhibe varias docenas de artículos en el centro de descubrimiento y visitantes Craig Thomas y en el centro de visitantes Colter Bay en exhibiciones que cambian aproximadamente cada dos años.

Cada año, desde finales de mayo hasta finales de septiembre, el centro para visitantes Colter Bay recibe a artistas indígenas estadounidenses durante residencias de una semana. Trabajan en una variedad de medios (desde cuentas hasta pintura al óleo y fotografía), interactúan con los visitantes y vendes sus piezas terminadas.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Ciudades aledañas

Jackson. Jackson, la comunidad más grande de la zona (población: 10,500), va de camino a convertirse en un destino muy sofisticado, con nuevos hoteles de lujo y restaurantes exclusivos, pero se está esforzando mucho por no perder completamente sus raíces rústicas. Por ejemplo, Alison y Kevin Cohane, el matrimonio que fundó el popular Persephone Bakery Café, inauguraron su panadería de inspiración francesa en una cabaña de madera de la década de 1920, y más tarde, en el 2020, abrieron Coelette, un restaurante que ocupa una cabaña de madera construida en 1915. El menú de este último incluye platos inspirados en ingredientes y técnicas de regiones montañosas de todo el mundo, como rillettes francesas —una tostada de pan de centeno y nueces con cerdo de un rancho local—. Aunque la plaza de Town Square está llena de galerías de arte y agencias inmobiliarias, allí también tiene lugar un tiroteo (escenificado) cada noche en el verano.

No dejes de explorar estas comunidades más pequeñas.

Kelly. La manada de bisontes de Grand Teton deambula cerca de esta pequeña comunidad en el GTNP, a unas dos millas del campamento Gros Ventre. La única cafetería, Kelly, ubicada en el campamento Gros Ventre, sirve deliciosos sándwiches hechos a pedido. Uno de los favoritos: el “Guide the Grand”, es esencialmente un sándwich de carne asada que en el centro lleva un sándwich BLT (tocino, lechuga y tomate).

Moose. Sí, a menudo se pueden ver alces aquí. Cada lunes de 6 a 9 p.m., disfruta del sabor local en Dornan's Hootenanny durante una sesión de micrófono abierto donde todo es posible, desde música folk hasta canto a la tirolesa.

Teton Village. Este pueblo se encuentra al pie del Jackson Hole Mountain Resort, a menos de dos millas al sur de la entrada Granite al parque. Esquía aquí en invierno; en el verano, disfruta con un concierto de música de cámara o una orquesta durante el Grand Teton Music Festival, que dura siete semanas.

Wilson. Al pie de Teton Pass, únete a los lugareños en el Stagecoach Bar, un popular bar abierto en 1942, o en Pearl Street Bagels, donde puedes saborear bagels recién horneados y bebidas de café. Para comprar comestibles o chocolates elaborados localmente, visita la tienda Hungry Jack’s General Store.

De camino

Entre diciembre y principios de marzo, puedes dar un paseo en trineo tirado por caballos a lo largo de las 13 millas que separan Jackson y Moose, a través del Refugio nacional de ciervos canadienses, una reserva de 24,700 acres donde pasan el invierno alrededor de 7,000 ciervos canadienses. Los recorridos de una hora parten cada día del centro de visitantes Jackson Hole & Greater Yellowstone, varias cuadras al norte de Town Square en Jackson. “Poder acercarte a estos animales y aprender sobre ellos y los muchos otros que viven en la reserva, durante el trayecto narrado por el conductor y naturalista, es una experiencia única”, dice Barbara Gentry, una residente de Jackson desde hace 20 años y conserje del hotel Cloudveil.

Ubicado en una colina aislada con vistas a la reserva natural, el National Museum of Wildlife Art exhibe obras de artistas del calibre de John James Audubon y Georgia O'Keeffe.

Merece la pena destacar que la distancia entre la entrada sur del Parque Nacional Yellowstone y la entrada norte del GTNP es de tan solo siete millas. Ya que estas siete millas también forman parte de Servicio de Parques Nacionales —la carretera John D. Rockefeller Memorial Parkway— los dos parques casi parecen estar juntos, por lo que la mayoría de la gente los combina en un solo viaje.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.