Skip to content
 

Cómo elegir una posada ideal para Ud.

Una vez que la encuentre, es posible que nunca más vuelva a quedarse en un hotel.

Cuando era universitaria, las posadas “Bed and Breakfasts” (B&B, alojamiento y desayuno) se consideraban excelentes alternativas a los hoteles caros. Las habitaciones eran simples, los baños se encontraban al final del pasillo, y servían un desayuno —a veces cereal frío y una taza de té— en un área común. El precio era económico, y siempre eran útiles las indicaciones y los consejos del dueño acerca de los lugares turísticos del área.

Vea también: Cómo ahorrar en hotel.

Hoy en día, estos establecimientos se parecen más a los hoteles boutique de lujo, que se destacan por comida de alta gastronomía, muebles hechos a mano, servicios de spa y hasta escuelas de cocina. Ofrecen baños privados y jacuzzis, toalleros climatizados y artículos artesanales de tocador.

Aun así, la esencia de los B&B no ha cambiado. Siguen siendo pequeñas posadas íntimas, que administran los mismos dueños. Se encuentran en todas partes de nuestro país, como por ejemplo en los pintorescos centros culturales e históricos y las zonas urbanas de los centros. Varían en tamaño. Unas ofrecen un número limitado de habitaciones en una casita de campo y otras tienen hasta 20 habitaciones en casonas históricas que se caracterizan por sus imponentes escaleras o el césped ondulante.

Un hombre y una mujer sentados en una cama - Cómo elegir una posada ideal para Ud.

Foto: Shalom Ormsby/Blend Images/Corbis

La singularidad de los B&B es lo que los hace atractivos, dice Joe Finnegan, propietario del St. Francis Inn (en inglés) en St. Augustine, Florida. Esta posada fue construida por un soldado español más o menos en 1700, en ese entonces como residencia privada y ha dado alojamiento desde mediados del siglo XIX. El National Geographic Traveler (en inglés) recientemente incluyó a St. Augustine en su lista de los 20 lugares que se deben visitar en el 2013, y recomendó al St. Francis Inn como uno de los lugares donde alojarse.

“Es posible visitar un lugar como St. Augustine y quedarse en 26 B&B distintos”, dice Finnegan. “Todos son diferentes. Y todos reflejan la personalidad del dueño”.

Cómo elegir el B&B

Antes que nada, olvídese de la idea de que los B&B están hechos para los universitarios. "En este país, los 'baby boomers' conforman la principal clientela de los B&B. Los turistas mayores son los que buscan algo distinto, algo que no sea un hotel como cualquier otro", dice Tim Wilson, gerente de la Diamond Collection (Colección diamante) de Bedandbreakfast.com, un grupo exclusivo de posadas de lujo que pasan por una inspección profesional.       

Una buena forma de comenzar su búsqueda es usando sitios web como BedandBreakfast.com o bnbfinder.com. Estos sitios ofrecen listas en regiones geográficas distintas, además de reseñas de los usuarios. BedandBreakfast.com/es proporciona información en español.

Siguiente: Hable con el dueño anticipadamente. »

Además de leer lo que opinan otros turistas, hable con el dueño anticipadamente. Por ejemplo, Dolores Quintana Myers y sus dos hermanos son propietarios de Guadalupe Inn (en inglés) en Santa Fe, Nuevo México. La posada está ubicada en una propiedad que le pertenece a la familia desde hace 140 años. Dolores y sus hermanos nacieron allí. El orgullo que sienten por su herencia hispana se nota en cada aspecto de la posada, desde su arquitectura y decoración hasta el desayuno de huevos rancheros y burritos hechos en casa, el cual ha recibido premios.

“Le hemos dado la bienvenida a huéspedes hispanohablantes de Estados Unidos y de todo el mundo, como España y Sudamérica", dice Meyers. “Nos complace contestar cualquier pregunta por teléfono”.

Anne Banas, directora ejecutiva de Smartertravel.com (en inglés) recomienda a los viajeros hacer preguntas claves antes de hacer reservaciones. "Llame al B&B y pregunte acerca de la accesibilidad o cuántos escalones hay que ascender. Pregunte si tienen promociones entre semana, cuando las tarifas son más bajas. También pregunte sobre lo que incluye el precio de una estadía", dice.

Actualmente, la mayoría de los locales ofrecen más que "alojamiento y desayuno". Por ejemplo, el St. Augustine Inn ofrece vino y quesos por las tardes y postres en la noche. Durante el día, los huéspedes pueden disfrutar de bebidas gaseosas, frutas, galletitas, agua y café. "No le cobran el estacionamiento ni le pasan facturas de poca monta, como lo hacen los hoteles grandes. Esa es una de las razones por la cual son cotizados los B&B, especialmente entre los jubilados”, dice Finnegan.

La oportunidad de conocer a otros turistas es otra ventaja de los B&B. La mayoría ofrece áreas íntimas para cenar o descansar que animan a los huéspedes a reunirse. Pero si no le atrae la idea, no se preocupe. “Tenemos huéspedes que prefieren andar por su cuenta, y eso no importa”, dice Finnegan. "Podemos acomodarlos siempre”.

No importa lo que esté buscando en un B&B, puede estar seguro de lo siguiente, dice Finnegan: "El dueño lo hará sentirse como si estuviera en su casa o ciudad natal. Le indicará dónde ir, dónde cenar. En poco tiempo usted se dará enterado de todo".

Además, "en un B&B, los dueños son su conserje y, lo mejor, no esperan propinas", dice Tim Wilson, de BedandBreakfast.com.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto