Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Guía para viajar a las islas Bermudas Skip to content
 

Cómo explorar las Bermudas más fácilmente

Una guía para conocer y pasear por la isla en miniauto eléctrico.

Casas de colores en Bermuda

Roland Gosebruch / EyeEm / Getty Images

In English | Pasamos por casas del color de los dulces Skittles, agua cristalina y arbustos verdes exuberantes adornados con hibiscos color rosa brillante. Tomé fotos desde el asiento trasero y dejé que mi esposo J.P. se acostumbrara a los caminos estrechos y sinuosos de las Bermudas, y a conducir por el lado opuesto de la calle. Atrajimos miradas curiosas y, a veces, nos tocaban la bocina cuando conducíamos por la isla: es inevitable llamar la atención en ese Twizy azul marino y rosa.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Renault Twizy

Kelly Dinardo

El Renault Twizy, un miniauto eléctrico, se siente como un cruce entre un carrito de golf y un escúter. Es un vehículo cubierto y de cuatro llantas, pero el pasajero viaja detrás del conductor con las piernas a los lados del asiento del conductor. A finales del 2016 la legislatura de las Bermudas aprobó el alquiler de estos vehículos pequeños, dando una opción de transporte personal a los turistas, que no tenían permitido alquilar autos además de los escúteres.

Una mañana soleada de julio, nos llevaron el Twizy al hotel, Loren at Pink Beach, que está equipado con una estación de carga de batería para autos eléctricos. Decidimos que J.P. conduciría, y entonces le dieron instrucciones rápidas, que resultaron muy sencillas debido al interior tan básico del vehículo.

Dentro el auto hay: una ranura para la llave, direccionales, luces, limpiaparabrisas, un botón para seleccionar conducir, neutral o reversa, y un sencillo panel electrónico que muestra la velocidad y el nivel de carga. Tiene un altavoz Bluetooth, pero no tiene radio, puertos de carga ni aire acondicionado. Tampoco tiene maletero, compartimentos o cajones para guardar algo, así que después de subirme en la parte de atrás, me puse el protector solar y puse otros artículos en mi regazo.

Paseamos por Harrington Sound y deambulamos —el Twizy puede llegar hasta unas 50 mph, pero el límite de velocidad en Bermudas nos mantiene más cerca de las 20 mph— hacia las Crystal Caves (en inglés), una cueva subterránea con impresionantes formaciones de estalactitas y estalagmitas. Mientras esperamos a que empezara nuestro recorrido, tomamos un café en el patio y observamos a otros visitantes caminar alrededor del Twizy con curiosidad.

Cuando salimos del recorrido subterráneo, el cielo se había tornado gris y caía una lluvia ligera. J.P. abrió hacia arriba las puertas tijera, que giran verticalmente, y nos dimos cuenta de que el estilo sencillo del auto iba hasta los vidrios de las ventanas… que no habían. Pero a medida que nos dirigimos hacia Tobacco Bay, al borde norte de esta isla en forma de anzuelo, nos mantenemos completamente secos.

Con su agua clara y poco profunda, Tobacco Bay (en inglés) es un lugar popular para hacer esnórquel. Optamos por beber un "Dark ’n’ Stormy" bajo una sombrilla en el bar y vimos a un grupo de niños lugareños aventarse al agua desde las columnas de piedra caliza de 15 pies de altura, que separan la bahía del océano. 

La lluvia se detuvo y nos fuimos a St. George, la primera colonización permanente en la isla. Caminamos por las calles de adoquines hacia la plaza King’s Square, el centro principal que tiene réplicas de guillotinas antiguas y una estación de latigazos.  

Después de un almuerzo de tacos de pescado en Wahoo’s Bistro, cruzamos la calle para ir a la iglesia de San Pedro, que, dicen, es la iglesia anglicana más vieja en el hemisferio oeste. Con vigas de cedro expuestas, pilares de madera áspera y candelabros con velas, tiene una belleza sencilla. El cementerio de la iglesia, que incluye un área amurallada que una vez se reservó para los esclavos negros, ofrece una vista fascinante sobre la vida en la isla.

Cooper's Island

CharlineXia Bermuda Collection / Alamy Stock Photo

Reserva Natural de Cooper's Island.

Estudiamos un mapa y decidimos ir a la Reserva Natural de Cooper's Island, una reserva aislada en el borde este de la isla. Después de ser ocupada por el ejército de EE.UU. durante la Segunda Guerra Mundial y de ahí por la NASA en los años 60, se volvió a abrir al público en el 2011. Cuando llegamos a la orilla de la reserva, comenzó un fuerte aguacero. Nos dimos la vuelta y, de regreso al hotel, nos salpicaba la lluvia que entraba por las ventanas abiertas. Rebasamos a turistas en motonetas, que estaban empapados, así que no nos quejamos.

Ya en el hotel, conectamos nuestro miniauto y decidimos que el Twizy —más seguro y más seco que una motoneta— fue la manera perfecta de explorar la isla por un día.


Dónde alojarte

El hotel Loren at Pink Beach y el Hamilton Princess & Beach Club son dos propiedades hermosas y elegantes donde puedes alquilar miniautos (también puedes encontrarlos en otros hoteles o alquilarlos en Current Vehicles).

Para alojamiento un poco menos costoso, prueba el Reefs Resort & Club: ubicado al lado oeste de las Bermudas y tiene una playa hermosa.

Sanduche de pescado

Cedric Angeles / Alamy Stock Photo

Famoso sándwich de pescado de Art Mel’s Spicy Dicy.

Dónde comer

Art Mel’s Spicy Dicy. Bermudas es conocido por sus sándwiches de pescado, y los de Art Mel son los más famosos de todos.

Woody’s. Este puesto por la carretera es conocido por sus sándwiches de pescado que se sirven en un pan de pasas tostado. 

Wahoo’s. Este lugar en St. George sirve comida típica de la isla, como la sopa de pescado de Bermudas. Asegúrate de buscar un asiento en el patio frente al agua.

Village Pantry. Este encantador restaurante en Flatts Village, a unos 10 minutos fuera de Hamilton, ofrece comida saludable que incluye platillos Poke, panes sin levadura y opciones vegetarianas.


También te puede interesar

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.