Skip to content
 

Guía turística de Chicago para un presupuesto moderado

Puedes divertirte mucho en la Ciudad de los Vientos sin malgastar tus fondos.

Personas caminan por Millenium Park en Chicago

Alamy Stock Photo

Millennium Park

In English

Chicago es famosa por su clima ventoso y frío, pero no te engañes. La mayor parte del año, la ciudad, construida sobre 22 millas de la costa sur del lago Míchigan, ofrece temperaturas agradables para disfrutar al aire libre sus bellezas arquitectónicas y naturales, muchas de las cuales son gratuitas.

La porción más grande de tu presupuesto será para el alojamiento, por lo que debes ser astuto al elegir el momento de tu visita. Las tarifas tienden a variar con las estaciones (los precios son más altos en épocas de mejor tiempo) y el tráfico comercial (las tarifas de mitad de semana pueden dispararse, con frecuencia según el calendario de convenciones). A continuación comparto mis principales consejos sobre cómo ahorrar en esta ciudad fantástica.

Dónde alojarte

Me gusta alertar a mis amigos sobre opciones hoteleras menos conocidas, especialmente las que están bien ubicadas junto a una de las líneas del tren elevado (el “L”) o del metro, como en Old Town o Lincoln Park. A una parada de la Magnificent Mile (sector netamente comercial) sobre la avenida Míchigan, el hotel Ambassador Chicago (1301 N. State Parkway) a veces tiene habitaciones publicadas a partir de $119 en su sitio web, y pueden aparecer en Hotels.com por $116 por noche. HotelTonight tiene continuamente opciones por $100 o menos; yo lo he usado para reservar unas “vacaciones sin viajar” en el Hotel Lincoln (1816 N. Clark St.), un elegante establecimiento boutique en la orilla del Lincoln Park, por $100. 


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Opciones para desplazarse

Una de las formas más económicas de moverse por la ciudad (e ir y venir de los dos aeropuertos) es con el tren elevado L. También es la más escénica. La línea Marrón, que recorre el centro, serpentea entre rascacielos, cruza el río Chicago y ofrece vistas de los jardines traseros de muchos vecindarios. Los pases ilimitados por siete días cuestan $25. Pero la forma ideal de apreciar la famosa arquitectura de Chicago —y absorber también algo de la historia de la ciudad— es recorrerla a pie. 

Personas hacen deporte en Lincoln Park

eStock Photo

Lincoln Park

Cosas para hacer

Haz el recorrido a pie Must-See Chicago. Considera esta excursión de 90 minutos que ofrece el Centro de Arquitectura de Chicago (CAC, architecture.org, 111 E. Wacker Dr.), que recorre los puntos más destacados e incluye el ingreso al museo del centro ($30 por persona). Está al lado del área peatonal Riverwalk, la cual recomiendo para una caminata al atardecer con vistas de rascacielos icónicos dignas de una postal.

Para no privarte de nada, admira la ciudad desde el agua en una excursión de CAC River Cruise a bordo de la embarcación Chicago’s First Lady. Docentes del Centro de Arquitectura de Chicago comparten historias sobre los puntos emblemáticos a orillas del río. Los boletos comienzan en alrededor de $50 (de marzo a noviembre).

Visita el Instituto de Arte de Chicago (Art Institute of Chicago). En este sitio emblemático puedes pasarte fácilmente un día entero (artic.edu —en inglés—, 111 S. Michigan Ave.). Construido para la Exposición Mundial Colombina de 1893 y repleto de tesoros principalmente acumulados por los primeros industrialistas, el instituto alberga una de las colecciones de pinturas impresionistas y posimpresionistas más sólidas del mundo ($25 para adultos; $19 para adultos de 65 años o más).

Explora Millenium Park. Muchas de las atracciones gratuitas de la ciudad se encuentran frente al lago, entre ellas Millenium Park: un área de 24.5 acres con muchas obras de arte, que forma parte del más amplio Grant Park. Un puente peatonal diseñado por el arquitecto Renzo Piano conecta el Instituto de Arte con el parque, que tiene jardines de pradera en verano, una pista de patinaje en invierno y personas que se sacan selfis todo el año. Quienes buscan sacar fotos se reúnen en la escultura reflectante Cloud Gate, de Anish Kapoor, que se conoce popularmente como “The Bean”.

Justo al norte de Millenium Park está el muelle Navy Pier, de 3,040 pies de longitud, que se adentra en el lago Míchigan. Originalmente un centro de embarque comercial, el muelle es ahora un punto de atracción cívica en la que hay juegos mecánicos (entre ellos, la icónica rueda Centennial, con 200 pies de altura), paseos en lancha, tiendas, restaurantes y el aclamado teatro Chicago Shakespeare Theater  (chicagoshakes.com —en inglés—). No te pierdas el Miller Lite Beer Garden para disfrutar de cervezas con buena vista y música en vivo en el verano.

Pasea por el Lincoln Park Zoo. Esta también es una actividad gratuita. El zoológico, ubicado sobre el lago a algo más de tres millas al norte de Millenium Park, cuenta con un muy amplio sector de grandes simios y una experiencia inmersiva del hábitat africano (lpzoo.org —en inglés—).

Visita el Garfield Park Conservatory. La visita a este invernadero, uno de los jardines bajo techo más grandes del país, es gratis (garfieldconservatory.org —en inglés—, 300 N. Central Park Ave.).

Personas observan la ciudad desde el Hancock Building

eStock Photo

Absorbe el paisaje. Puedes disfrutar del perfil de la ciudad desde la plataforma de observación 360 Chicago Observation Deck (360chicago.com —en inglés—, $30 para adultos), que se encuentra en el piso 94 de lo que antes se conocía como el John Hancock Building. O disfruta de una bebida en el Signature Lounge de la torre, en el piso 96, donde no cobran por la vista.

Ve al teatro. Dedica las noches a explorar la vasta oferta de arte escénico a precios democráticos. Cuna de la comedia improvisada, Chicago ofrece una variedad de compañías de sketches y comedia de improvisación, entre ellas el legendario Second City (por donde pasaron, entre otros, las exestrellas de Saturday Night Live John Belushi y Tina Fey). El Second City (secondcity.com —en inglés—, 1616 N. Wells St.) presenta espectáculos en vivo los siete días de la semana (a partir de $18). Pero hay docenas de teatros para elegir, repartidos por toda la ciudad, a menudo emplazados junto a tiendas, que ofrecen entradas a $20 o menos.

Dónde comer 

Una buena opción para comidas económicas con sabor local son los pabellones de comida en el centro de la ciudad. Prueba el Revival Food Hall (125 S. Clark St.), donde puedes comprar un plato de pollo picante en Budlong por $10 o un sándwich de falda en Smoque BBQ por $12. Yo también tengo cierta debilidad por los chefs famosos que mantienen los precios bajos con conceptos informales, entre ellos el restaurante mexicano de desayuno-almuerzo-y-torta Xoco, del famoso chef Rick Bayless (449 N. Clark St., en River North) y Cruz Blanca Brewery & Taquería (904 W. Randolph St.), donde los tacos cuestan entre $5 y $6.

Y, por supuesto, debes probar un perro caliente de Chicago “with the works” (con todos los ingredientes): mostaza, un pepinillo, cebolla, tomate, salsa de aderezo, pimientos deportivos y sal de apio. Sin kétchup, en un pan con semillas de amapola.

Elaine Glusac, reportera de viajes y columnista de la sección de viajes de The New York Times, ha vivido en Chicago por 30 años.