Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

9 consejos para alquilar una casa vacacional en plena demanda

En temporada alta puede ser más difícil encontrar alquileres baratos.

Casas de playa de colores en los Outer Banks

catnap72/Getty Images

Outer Banks, Carolina del Norte.

In English | Las reservaciones de alquileres de verano comenzaron lentamente en Star of the Sea Condominium, un edificio frente al mar de 95 unidades en Rehoboth Beach, Delaware. En febrero, después de que las personas empezaron a vacunarse contra la COVID-19, “los teléfonos no dejaban de sonar” y nos inundamos de reservaciones por internet, comenta Mary Donahue, gerente de propiedades de alquiler.

"Las personas han estado encerradas y se han dicho que, ahora que están vacunadas, quieren sentarse en un balcón y mirar el océano", señala ella. Para finales de abril, ya se habían reservado casi por completo los meses de junio, julio y agosto.

Las propiedades de alquiler también están desapareciendo en destinos de playa concurridos, desde Martha's Vineyard en Massachusetts y la costa de Nueva Jersey hasta los Outer Banks de Carolina del Norte, el condado Door de Wisconsin y la costa de Oregón en el Pacífico. VRBO, el gigante de las propiedades de alquiler por internet, dijo que Cape Cod ha visto un incremento de más del 30% en la demanda, comparado con el verano del 2019 previo a la pandemia.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Una búsqueda reciente en VRBO de propiedades de alquiler para la última semana de julio, por ejemplo, mostró solo el 3% de disponibilidad tanto en Traverse City, Míchigan, como en Cannon Beach, Oregón, y apenas el 1% de disponibilidad en la zona del Parque Nacional Yellowstone y en Provincetown, Massachusetts.

En Maui “es la temporada más increíble de alquileres que he visto en más de 20 años; es una locura”, dice Cindy Vinson de Eagle Creek, California, quien desde hace dos décadas ha alquilado su condominio de tres habitaciones frente al mar en Kahana. Cuesta $680 por noche —$40 más que el año pasado— y lo tiene totalmente alquilado hasta el verano del 2022. Otra de sus propiedades de alquiler, en el lago Tahoe del lado de California, también está en una zona donde la demanda es “totalmente descabellada… incluso en las temporadas tradicionalmente bajas”, explica.

Precios en alza

Muchas agencias de alquileres no aumentan los precios con la demanda, algo conocido como "precios dinámicos". Doug Brindley, quien dirige la agencia de alquileres Brindley Beach Vacations en Corolla (Outer Banks), dice que sus precios han permanecido igual a pesar de la creciente demanda que los ha dejado con las propiedades totalmente alquiladas hasta septiembre. Agrega, no obstante, que otros de la zona han aumentado los alquileres tanto como un 10%. En Cape Cod, los precios son un 9% más altos que el año pasado, dice Annie Blatz, gerente de ventas de las tres sucursales de Kinlin Grover Vacation Rentals, la agencia de alquileres más grande de la región del cabo.

Andrew Torcivia, dueño de Lundquist Realty & Vacation Rentals of Door County, señala que algunos de los dueños de las 105 propiedades de alquiler representadas por su firma están manteniendo sus niveles de precios, pero en general “han subido los precios definitivamente”. Además, “las cabañas pueden costar unos $100 más por semana y las casas grandes, unos cientos de dólares de más”. Torcivia señala que la tendencia hacia los precios más altos comenzó el año pasado, cuando los visitantes buscaban un escape al encierro prolongado en el hogar.

Impulso de la demanda

El ritmo de los alquileres de casas y condominios de verano se ha acelerado por varios factores: las ansias por salir finalmente de la casa para disfrutar o trabajar a distancia tras más de un año entero de restricciones por la COVID-19; los dueños que retiran sus segundas casas del mercado de alquileres para su propio uso (gracias a la flexibilidad del trabajo remoto); la sensación de libertad entre quienes recibieron la vacuna contra la COVID-19; la incertidumbre acerca de los viajes al exterior; el atractivo de los destinos al aire libre, y el deseo de reunir a los seres queridos en un entorno seguro.

Los encuentros familiares en destinos vacacionales parecen ser muy populares esta temporada: de febrero a marzo “vimos un aumento de más del 60% a nivel nacional en búsquedas de vacaciones veraniegas entre los huéspedes de más de 60 años”, comenta Liz DeBold Fusco, representante de Airbnb. Agrega también que una encuesta de Airbnb halló que un tercio de los viajeros de edad madura estaban más interesados en viajes para reencontrarse con familiares, tales como alquileres de “propiedades enteras para que toda la familia se reúna sin riesgos”.

Consejos para alquilar

¿Qué deberías hacer para conseguir una casa de vacaciones, además de tratar de reservarla lo antes posible?

1. No te limites a fechas fijas. Al no restringirte a ciertos días, encontrarás una mayor selección. El sitio de VRBO muestra si hay más opciones dentro del plazo de una semana antes o después del período de alquiler preferido. Airbnb lanzó una nueva función llamada “fechas flexibles”, que permite a los usuarios localizar propiedades disponibles durante un mes en particular para estadías de fin de semana, toda la semana o todo el mes.

Edificios en la playa de Cocoa Beach Florida

Getty Images

Cocoa Beach, Florida

2. Piensa en lugares menos conocidos donde todavía haya buena disponibilidad. Las búsquedas en internet para fechas en julio y agosto arrojaron resultados atractivos en Capitola (California), Port Aransas (Texas), Whidbey Island (estado de Washington), Anna Maria Island (Florida) y Sheboygan (Wisconsin), sobre el lago Míchigan. Airbnb tenía una buena selección en el lago Powell (Arizona) y en Cape San Blas (región noroeste de Florida). VRBO sugiere buscar en Ogunquit y Old Orchard Beach (Maine), así como en Cocoa Beach (Florida) y en Biloxi (Misisipi).

3. Averigua con empresas de bienes inmuebles del lugar. En estas agencias a veces las tarifas son más bajas que en los sitios web conocidos de alquiler de propiedades, donde pueden acumularse cientos de dólares en cargos por servicio para una estadía de una semana. Además, los administradores de la propiedad están en el  mismo lugar y pueden ofrecer asistencia rápida durante tu estadía, y tal vez sean los primeros en saber si hubo cancelaciones o si hay dueños que podrían alquilar una propiedad que no ha sido publicada. “No cobramos cargos por servicio; los dueños nos pagan una comisión”, que podría ser menos de lo que pagarías en los sitios grandes de alquiler de propiedades, dice Torcivia de Door County. Agrega también que esa zona turística de Wisconsin, que tiene varias poblaciones playeras sobre el lago, está pasando por un “auge monumental”, pero aconsejamos seguir preguntando para ver si hubo cancelaciones.

4. Trata de usar los puntos de tu tarjeta de crédito o de fidelidad hotelera para pagar el alquiler. Los puntos de recompensa no solo pueden usarse para habitaciones de hotel, sino también para el alquiler de casas. Por ejemplo, los puntos de Marriott Bonvoy pueden asignarse a estadías en Homes & Villas by Marriott International, explica Summer Hull, directora editorial del sitio web The Points Guy. Los puntos del programa Wyndham Rewards pueden usarse en sus propiedades de tiempo compartido. Algunas tarjetas de crédito te permiten destinar puntos o millas a certificados de regalo o alquileres vacacionales en Airbnb. Consulta si tus programas de fidelidad o tarjetas de crédito pueden ahorrarte dinero en las vacaciones.

5. Trata directamente con los dueños para ver si te dan descuento. Es posible buscar algunas de las propiedades publicadas en los sitios web de alquileres si tienen nombres y su propio sitio. Una forma de reducir el precio es si el dueño evita el costo de publicar su propiedad. También puedes comunicarte directamente con el dueño en sitios como Airbnb y VRBO. Aunque el propietario tiene prohibido tratar directamente con el inquilino fuera del sitio web, es posible que ofrezca una reducción del precio si todavía no ha podido alquilar la propiedad. De todos modos, es una buena idea comunicarte con el dueño acerca de la ubicación de la propiedad, la cercanía a otros vecinos, las comodidades de la casa y las normas de alquiler.

6. Amplía la red de búsqueda preguntando sobre alquileres en tu lista de correos electrónicos local. Tal vez alguien de tu zona tenga una casa de alquiler en la playa que típicamente alquila (o no) y podría estar más dispuesto a alquilársela a alguien que vive cerca y a quien puede investigar. Algunos dueños también consideran que los inquilinos de edad madura son más responsables.

7. Sigue consultando los sitios web y las agencias por si hubo cancelaciones. Los agentes de propiedades de alquiler dicen que las cancelaciones son más comunes hoy en día por los cambios constantes en el mundo de los viajes.

8. Reserva fuera de temporada, cuando hay más disponibilidad. Típicamente las tarifas caen en picada después del Día del Trabajo en muchos destinos playeros, y el clima en septiembre puede apuntar a días de playa menos congestionados. En las zonas de gran demanda, como Cape Cod y Hawái, planea reservar con un año de anticipación. Algunas agencias de alquiler dan prioridad a los huéspedes que regresan para que alquilen la misma semana del año anterior, y en enero desbloquean las fechas si no reservan.

9. Reserva ahora mismo tu casa de vacaciones del 2022. La agencia Brindley en Outer Banks dice que los veraneantes deben pensar a largo plazo y reservar para el próximo verano “con una anticipación de hasta 51 semanas. Esta demanda alta seguirá hasta el 2022".


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Más consejos para planear viajes en verano

No es suficiente el identificar exactamente la casa o condominio de la playa. Fíjate en las normas de cancelación que, en la era de la COVID-19, han sido menos estrictas. Los expertos aconsejan contratar un seguro de viaje que permita cancelar sin causa justificada y que incluya decidir no viajar por motivos relacionados con la pandemia (aunque a veces te devolverán solo entre la mitad y las tres cuartas partes de los cargos no reembolsables que ya pagaste). Puedes contratar el seguro a través de compañías individuales como Allianz Partners y Travelex Insurance Services o buscar docenas de cotizaciones en un sitio centralizado como InsureMyTrip. Lee con atención la letra pequeña de la póliza.

Si planeas alquilar un vehículo, resérvalo con anticipación y prepárate para una sorpresa desagradable del precio. Las empresas de alquiler de vehículos redujeron sus flotas y aumentaron las tarifas cuando los viajes disminuyeron durante la pandemia. Además, algunos cargamentos de vehículos nuevos provenientes del exterior están demorados.

Vinson —la dueña de una propiedad en Maui— y las agencias de alquileres advierten también a los veraneantes reservar con anticipación en restaurantes y atracciones populares del destino para evitar decepciones. En muchos casos, la capacidad se redujo por la pandemia y las reglamentaciones varían de un lugar a otro. Antes de comenzar a empacar tus maletas, lee las nuevas normas que se hayan implementado por la pandemia.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.