Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

5 ideas divertidas para ir de vacaciones con tus nietos pequeños

A los niños menores de 11 años les encantará la diversión en lugares como California y Quebec.

Abuela y nietos relajándose en una piscina

Sollina Images/Getty Images

In English | Los abuelos que han tenido el placer de llevar a sus nietos de vacaciones saben lo gratificante que puede ser conocerlos mejor en un ambiente fuera de la rutina en el hogar, y sin la compañía de sus padres

Pero también puede ser cansador, especialmente si viajas con niños pequeños con mucha energía. Al elegir lugares donde ir con niños menores de 11 años, ten en cuenta las actividades al aire libre para divertirse sin gastar mucho dinero, o los que se centran en los niños, como museos interactivos y parques de diversión.

Te presentamos algunos lugares para niños pequeños y sus abuelos. Los sitios web pueden estar en inglés, español y francés. 

Estatua del león fuera del Museo de Arte de Vero Beach

Visit Indian River County

1. Vero Beach, Florida

Cuándo ir: invierno o verano

Cómo llegar: conduce unos 90 minutos hacia el sureste del Aeropuerto Internacional de Orlando, a lo largo de la Costa del Tesoro de Florida (denominada así porque naufragaron muchos galeones españoles durante huracanes en el siglo XVIII). También queda a unos 90 minutos de Palm Beach.

Qué hacer: el área de Vero Beach es ideal para los amantes de la naturaleza. Los abuelos activos pueden llevar a niños, si tienen la edad adecuada, en excursiones autoguiadas en kayak ($40 por dos horas en un kayak doble) a través de los manglares de la laguna del río Indio en el Environmental Learning Center, donde hay una exhibición interactiva táctil de un tanque y acuarios ($7 para adultos; $5 para niños). También salen del centro viajes relajantes de dos horas en pontón ($35 para adultos; $15 para niños) al cercano Refugio de Vida Silvestre Nacional de la Isla Pelícano. Incluso los niños más pequeños disfrutarán los paseos tablados, y además querrán visitar un parque infantil genial inspirado en la naturaleza.

El Museo de arte de Vero Beach, donde los niños menores de 17 años entran gratis ($12 para adultos; $11 para adultos mayores de 65), tiene un área de arte (Art Zone) para niños, con exposiciones multisensoriales que incluyen un acuario interactivo donde pueden dibujar criaturas marinas y verlas moverse por el acuario virtual.

Planea tu visita para finales de diciembre hasta marzo para que coincida con la temporada de fresas de la región. En Countryside Citrus, puedes llenar tus canastas en los fresales y premiar a los niños por su arduo trabajo con uno de los famosos granizados de naranja.

Dónde alojarse: incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos, frente al océano y con una playa hermosa, el Driftwood Resort es una colección de edificios con varios tipos de habitaciones hechas mayormente de madera de deriva. Pagarás alrededor de $145 por noche, para dos adultos y dos niños, en una unidad estudio sin vista al mar.

Grupo de niños sentados en una roca aprendiendo sobre gemas

Tourisme Saguenay-Lac-Saint-Jean

2. Saguenay–Lac-Saint-Jean, Quebec

Cuándo ir: verano u otoño

Cómo llegar: hay un aeropuerto en Bagotville, pero puedes conseguir vuelos más económicos  hacia la ciudad de Quebec. Desde ahí, tendrás que hacer un escénico viaje de 2.5 horas en auto hacia el norte para llegar a Alma, una de las ciudades principales de Lac Saint-Jean y la base perfecta para explorar.

Qué hacer: la ruta de los arándanos (conocida allá como Véloroute des Bleuets) se extiende por unas 160 millas alrededor del lago, y es un lindo sendero pavimentado para andar en bicicleta junto al agua. En el verano, puedes detenerte para recoger arándanos azules. Si andar en bicicleta no es lo tuyo, haz caminatas familiares guiadas hacia la mina abierta de cristal en Cristal du Lac, justo al sur de Alma, donde los niños se divertirán usando palas para desenterrar cristales de cuarzo mientras aprenden sobre la geografía glacial única del área (alrededor de $28* para adultos; $20 para niños de 8 a 14 años; gratis para niños menores de 8 años).

Para tener la oportunidad de ver osos negros en su hábitat desde una plataforma elevada de observación, reserva una excursión en auto por el bosque con Okwari Adventures (alrededor de $24 para adultos; $14 para niños menores de 12 años). Ten en cuenta que el dólar estadounidense se ha mantenido fuerte frente al dólar canadiense, así que encontrarás buenos precios.

Dónde alojarse: el Centre de Villégiature Dam-en-Terre tiene cabañas rústicas y campamentos, al igual que alojamiento tipo casa adosada moderna con tres habitaciones, hogueras y vistas al lago. Las hermosas y modernas casas adosadas para seis personas empiezan desde aproximadamente $225 por noche durante el verano.

*Los precios son en dólares estadounidenses y dependen de la tasa de cambio

Grupo de personas en un paseo en bote por el río San Antonio

Visit San Antonio

3. San Antonio, Texas

Cuándo ir: invierno, primavera u otoño

Cómo llegar: si llegas por aire, puede que encuentres los pasajes más asequibles hacia —y desde— Austin, que queda a unos 90 minutos al noreste de San Antonio.

Qué hacer: The Alamo City combina sitios históricos, diversión para niños y mucha cultura en un magnífico destino. En la primavera, se inaugura el Sea Life San Antonio Aquarium ($22 para adultos; $18 para niños de 3 a 12 años; gratis para niños menores de 2 años). Ahí podrás ver 5,000 criaturas marinas y de agua dulce en una instalación moderna que complementa el fabuloso Zoológico de San Antonio. Y el parque de mucho tiempo de la ciudad, Kiddie Park, que tiene atracciones geniales para los niños, se mudó al lado del zoológico.

Se estimulan todos los sentidos a lo largo del Paseo del Río de San Antonio, donde puedes hacer una excursión en barca (alrededor de $13.50 para adultos y niños de 6 años o más; $10.50 para adultos de 65 años o más; gratis para niños menores de 6 años), probar la barbacoa auténtica de Texas en uno de los muchos restaurantes, hacer un recorrido de las misiones españolas del siglo XVIII —si tus nietos tienen bastante paciencia— o comprar recuerdos inspirados en el Día de los Muertos.

El museo para niños de la ciudad, el DoSeum, se centra en los niños menores de 10 años, con exhibiciones increíbles que incluyen un desfile de marionetas, una academia de espionaje y escaleras musicales ($14 por persona; $13 para adultos de 65 años o más; gratis para niños menores de 1 año). Y Bakery Lorraine, en el DoSeum, es un lugar conveniente para almorzar; ofrece sándwiches de queso a la plancha, compota de manzana hecha en casa, macarrones franceses y otros dulces que les encantan a los niños.

Dónde alojarse: una buena base para tus exploraciones es La Cantera Resort & Spa, justo al norte del histórico centro de la ciudad en las colinas de San Antonio. Tiene una piscina para niños, una sala de juegos y un programa naturalista, donde los niños pueden aprender sobre armadillos, mapaches, venados y otros animales que caminan por las afueras del hotel. Las habitaciones de lujo para dos adultos y dos niños empiezan desde $240 por noche.

Niño saltando a la piscina en Glenwood Hot Springs

Glenwood Hot Springs Resort

4. Carbondale, Colorado

Cuándo ir: verano u otoño

Cómo llegar: alquila un auto y conduce unas 3.5 horas hacia el oeste desde Denver. Hay un aeropuerto más cerca (el aeropuerto Montrose queda a unas dos horas de Carbondale), pero los vuelos pueden ser costosos.

Qué hacer: el área alrededor de Carbondale es menos costosa que la cercana Aspen; no obstante, ofrece mucho que hacer. Empieza con una sesión de juego en la mañana en la nueva zona de chapoteo al aire libre y las piscinas termales en el histórico Glenwood Hot Springs Resort, al norte de Carbondale en Glenwood Springs ($21.75 para adultos; $14.75 para niños de 3 a 12 años; gratis para niños menores de 3 años). Luego conduce alrededor de 20 minutos al sur de Carbondale hacia el pequeño pueblo ribereño de Redstone, donde hay un parque para niños junto a un río truchero, y una bonita tienda donde venden conos gigantes de helado y muchos dulces a la antigua.

El Río Grande ARTway es un sendero pavimentado que serpentea por Carbondale. Es un buen lugar para ejercitarte con los niños después de comer panqueques y wafles en Village Smithy.

Dónde alojarse: con hermosas vistas a la montaña, Avalanche Ranch es un complejo termal al sur de Carbondale. Su colección de cabañas rústicas y habitaciones "carretas" tienen de uno a tres dormitorios, y los huéspedes tienen acceso gratis a las tres fuentes termales del complejo, abiertas las 24 horas del día. Las cabañas para hasta seis personas empiezan desde $235 por noche.

Niña viendo medusas en un acuario

RooM the Agency / Alamy Stock Photo

5. Carlsbad, California

Cuándo ir: primavera, verano u otoño

Cómo llegar: Carlsbad queda a 45 minutos en auto al norte del Aeropuerto Internacional de San Diego.

Qué hacer: este es el pueblo playero de California por excelencia, un lugar maravilloso para explorar con niños pequeños. El Legoland California Resort (desde $90 por persona) y Sea Life Aquarium ($25; gratis para niños menores de 3 años) son las atracciones más populares para niños, pero Carlsbad también tiene una naturaleza fantástica (y menos costosa). Puedes pasear con los nietos por caminos de tierra para buscar aves zancudas en la laguna Batiquitos, uno de los últimos humedales costeros de California (gratis). De marzo a principios de mayo, los campos de flores del rancho de Carlsbad cobran vida con flores ranunculus rojas, blancas, amarillas y rosas en más de 50 acres en laderas ($18 para adultos; $16 para adultos de 60 años o más; $9 para niños de 3 a 10 años; gratis para niños menores de 2 años). Puedes simplemente andar por los jardines y campos en caminos designados o, por un par de dólares más, optar por un paseo en carreta jalada por un tractor.

O toma en cuenta unas clases grupales de surf a lo largo del amplio tramo del norte de la playa de Carlsbad con SoCal Surf, que dice ofrecer clases para personas de 5 a 75 años y garantiza que te pondrás de pie (o tu próxima clase es gratis). Las clases privadas cuestan $110 por persona, con descuentos que dependen del tamaño del grupo. Si eres como yo y prefieres mirar, regálales una clase de surf a los nietos y tómales fotos en acción.

Dónde alojarse: el Hilton Garden Inn Carlsbad Beach está ubicado en acantilados con vista a la playa y tiene una piscina climatizada al aire libre donde los niños pueden gastar cualquier energía que les quede al final del día. Los precios empiezan desde $165 por noche para dos adultos y dos niños.

Terry Ward ha sido una escritora de viajes durante mucho tiempo y ha vivido en Australia, Nueva Zelanda y Francia. Ahora reside en Tampa, Florida.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO