Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Cómo volar con un animal de servicio o apoyo emocional Skip to content
 

Cómo viajar con un animal de servicio o de apoyo emocional en avión

Las reglas han cambiado. ¿Estás preparado?

Un perro de servicio golden retriever

Getty Images

In English | Pavos, zarigüeyas voladoras, serpientes y arañas son solo algunos de los animales con los que han intentado viajar algunos pasajeros en años recientes, según Delta. Esta aerolínea, una de las principales nacionalmente, ha hecho más inflexible sus políticas con respecto a los pasajeros que desean volar con animales a los que ellos llaman de servicio o apoyo emocional.

Delta aclara que ha tomado medidas más enérgicas para resolver la ola de problemas que ha surgido como consecuencia de los viajeros que se han aprovechado de la Ley de Acceso al Transporte Aéreo (ACAA), la ley federal que obliga a las aerolíneas a aceptar sin costo adicional a los animales de servicio y de apoyo emocional que viajan con sus dueños. Al publicar sus nuevas normas en enero pasado (en inglés), la aerolínea citó que aumentaron los reportes de incidentes con animales a 84% desde el 2016, entre estos accidentes de orina, defecación, mordidas y ataques contra otros pasajeros. Además, el incidente que estuvo en los titulares en el 2017, en el que un hombre necesitó 28 suturas tras el ataque de un perro de apoyo emocional sentado a su lado.

Pero a los defensores de los derechos de los discapacitados les preocupa que estas políticas más estrictas de las aerolíneas dificulten el viaje de las personas que necesitan animales de servicio o de apoyo emocional, que, teniendo en cuenta eventos recientes, posiblemente ya estén sujetos a un mayor escrutinio por parte del personal de las aerolíneas u otros pasajeros.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


"Hay mucha confusión", dice Theresa Stern, vicepresidenta de difusión, admisión y servicios para antiguos alumnos en Guide Dogs for the Blind, una de las principales escuelas de entrenamiento de perros guías. "Algunas veces es verdaderamente inocente, otras veces no tanto".

La causa principal de confusión, dice, son las definiciones mismas. Un animal de servicio está entrenado específicamente para desempeñar ciertas funciones para alguien con una discapacidad, como un perro guía para una persona ciega o un perro de asistencia para personas epilépticas.

Los animales de apoyo emocional, por otro lado, no están entrenados específicamente para desempeñar una tarea: prestan apoyo emocional a personas con discapacidades. La categoría en sí es legítima, pero en teoría es más fácil abusar de ella, dado que no exige ningún entrenamiento en particular.

Conforme con las directrices del Departamento de Transporte (en inglés), la gran mayoría de las políticas nuevas y más severas como las de Delta están dirigidas a los animales de apoyo emocional falsos, no a los animales de servicio. Las empresas de transporte aéreo normalmente exigen que se presente documentación reciente de un profesional acreditado especializado en salud mental 48 horas antes de un vuelo.

En la mayoría de los casos, los pasajeros con animales de servicio pueden presentarse para sus vuelos sin previa registración o verificación. Esto se debe a que, según la ley, las "declaraciones verbales creíbles", tal como decir que estás viajando con un animal de servicio, no una mascota, y explicar si te preguntan cuáles tareas o funciones desempeña el animal (junto con cualquier arnés, etiqueta u otras formas de identificación) se consideran ser prueba suficiente, siempre y cuando el animal no se comporte de manera peligrosa o perjudicial.

Según el Departamento de Transporte, los gatos y perros son los animales de servicio que más comúnmente acompañan a sus dueños en los aviones, pero se permiten una variedad de animales, excepto las serpientes y otros reptiles, hurones, roedores, petauros del azúcar y arañas, que las aerolíneas no están obligadas a aceptar.

Si necesitas que un animal de servicio o de apoyo emocional te acompañe en un vuelo, aquí detallamos cómo asegurar no tener contratiempos.

Antes de salir:

Presenta cualquier documentación según lo exija la aerolínea. Antes de viajar con tu animal de servicio o de apoyo emocional por primera vez, Stern aconseja considerar el comportamiento de tu animal desde el punto de vista de los lugares concurridos, espacios limitados y periodos largos sin la oportunidad de hacer sus necesidades. Hasta sería deseable hacer una prueba, dice Stern, y dejar que tu animal de servicio o apoyo emocional practique descansar bajo sillas que hayas colocado para ese fin.

Stern también señala que los viajeros domésticos a Hawái deben mantenerse al tanto de los requisitos especiales aplicables a la rabia, con los que deberán cumplir para evitar que a su animal lo pongan en cuarentena. Espera comenzar el proceso, que incluye la vacunación, la implantación de un microchip y un análisis de sangre, tres a seis meses antes del viaje.

Las reglas también son distintas para los viajes internacionales. Las aerolíneas extranjeras que vuelan hacia —y desde— EE.UU. solo están obligadas a aceptar perros, y las aerolíneas estadounidenses que vuelan al extranjero necesitan cumplir con las reglas del país destino. Antes de viajar al extranjero, comprueba que tu destino permita tu animal y si exige cumplir con requisitos adicionales para entrar y salir legalmente.

En la mayoría de los casos, los pasajeros con animales de servicio pueden presentarse en sus vuelos sin previa registración o verificación.

En el aeropuerto:

No solo debes traer una maleta, sino "empacar tu paciencia" y acudir al aeropuerto armado de información, dice Stern.

Debes estar preparado para identificar a tu compañero ante el representante de la aerolínea del mostrador de facturación y ante el funcionario del control de seguridad al comenzar el proceso (tanto los animales de servicio, como los de apoyo emocional, pasarán por el control de seguridad contigo; cualquier correa, arnés, alforja u otros accesorios del animal también se inspeccionarán). Para asegurar que el embarque sea lo más fácil posible, también puedes informar al personal de la puerta de embarque que te acompaña un animal, aunque no es obligatorio hacerlo.

No te olvides de dejar que tu animal haga sus necesidades antes de despegar y después de aterrizar: los usuarios de teléfonos inteligentes pueden descargar la aplicación gratuita Where to Go para encontrar áreas de alivio para animales en los aeropuertos estadounidenses.

En el avión:

Según el Departamento de Transporte, los animales de servicio y de apoyo emocional deben permitirse en el espacio debajo del asiento frente a ti. Ahí es donde Stern, que es ciega, deja que se quede su perro guía, un labrador negro llamado Wills, durante sus vuelos. También se permite que ciertos animales pequeños se sienten en tus piernas si lo pueden hacer de forma segura: verifica los detalles con la aerolínea. Los animales no pueden bloquear los pasillos o las áreas que deben permanecer despejadas por razones de seguridad, y pueden pedirte que cambies de asiento si estás sentado en una fila de salida de emergencia o al lado de un pasajero con alergias.

Una vez que despegue el vuelo, el refuerzo positivo puede ayudar a Fido o Fluffy a comportarse lo mejor posible. Stern, por ejemplo, mantiene comida seca para mascotas en su bolsillo. Ella también recomienda limitar el consumo de comida y agua antes del vuelo para evitar cualquier accidente (los pedacitos de hielo ayudan a evitar la deshidratación durante el vuelo).

Si necesitas ayuda:

Stern recomienda aprovechar TSA Cares (en ingles), que ayuda a los pasajeros con discapacidades con el proceso de control de seguridad. Llama a la línea gratuita de ayuda (855-787-2227) 72 horas antes del vuelo para hacer preguntas acerca de lo que debes esperar. El día de tu vuelo también puedes solicitar la ayuda de un empleado de TSA especialista en el apoyo de pasajeros.

Si tienes algún problema con la aerolínea, el Departamento de Transporte recomienda hablar con un funcionario de resolución de quejas (CRO), el experto de la aerolínea en la acomodación de discapacidades. También puedes comunicarte con la línea de ayuda para personas con discapacidades del Departamento de Transporte al: 800-778-4838.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO