Skip to content
 

Cómo hacer un “tour real” en Londres

Guía para conocer los palacios, el castillo y otros lugares relacionados con la boda real.

Vista frontal del Palacio de Buckingham.

Getty Images

Para ver el Palacio de Buckingham entre finales de julio y septiembre, cuando la reina está de vacaciones, puedes inscribirte para ver los 19 salones de estado del palacio.

In English | La mayoría no figura en la lista de invitados para la boda del príncipe Enrique y la actriz estadounidense Meghan Markle el 19 de mayo, pero todavía existe la oportunidad de conocer los lugares donde acontecerá la boda, la capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor. Además,  visitar otros lugares fascinantes del área de Londres vinculados a la realeza británica. (Ten en cuenta que si planeas ver varias atracciones, ahorrarás dinero con el London Pass, en inglés).

El Castillo de Windsor y la capilla de San Jorge 

El Castillo de Windsor, a media hora en tren desde la estación Paddington en Londres, es una de las residencias reales de la reina Isabel II y el lugar donde le gusta pasar los fines de semana. Es un majestuoso edificio de piedra del siglo XI que se dice que es el castillo ocupado más antiguo y más grande del mundo. Su capilla del siglo XIV, sede de la boda de Enrique y Meghan, ha sido escenario de muchas otras bodas reales, incluida la del hijo más joven de Isabel II, Eduardo. También allí se celebró un servicio de oración después del matrimonio en el 2005 del príncipe Carlos y su segunda esposa, Camilla Parker Bowles, y allí se celebrará en octubre la boda de la hija menor del príncipe Andrés, Eugenia.

Sin embargo, hay mucho más que ver aquí, como los apartamentos de estado y la casa de muñecas de la reina María, de la década de 1920, completamente amueblada y equipada con accesorios eléctricos e inodoros en miniatura que funcionan.

Los boletos para el castillo y los terrenos (alrededor de $30, $27 para los adultos mayores de 60) se pueden adquirir en línea (en inglés). Puedes asistir a los servicios vespertinos y dominicales de la capilla libre de costo.   

El Palacio de Buckingham 

Es la residencia oficial de la reina, pero desde finales de julio hasta septiembre, cuando ella vacaciona en el Castillo de Balmoral en Escocia, el público tiene acceso a los 19 impresionantes salones de estado del palacio. Reina el dorado en abundancia y están llenos de muebles impresionantes y obras maestras de arte. Uno de los más destacados es el impresionante Salón del Trono carmesí y dorado, donde la reina otorga las condecoraciones y se tomaron las fotos oficiales de la boda del príncipe Guillermo y su esposa Catalina Middleton. También puedes recorrer los jardines del palacio y los establos reales, con su colección de carruajes con incrustaciones de oro digno de Cenicienta, y en la mayoría de los días puedes ver el cambio ceremonial de la guardia de palacio, uniformada de rojo, a las 11 a.m. Haz una parada en la tienda de regalos para comprar recuerdos de la boda de Enrique y Meghan, que van desde tazas y jarras de cerveza con las iniciales “H & M" hasta latas conmemorativas de galletas y champán.

El palacio ofrece boletos individuales para los salones de estado, los establos reales y la galería de arte de la reina (el cambio de guardia es libre de costo), pero ahorrarás con el combo “Royal Day Out” (alrededor de $60; $56 para adultos mayores de 60). Reserva en línea antes de tu visita. 

El palacio de Kensington

La reina Victoria vivió un tiempo en este histórico palacio, ahora hogar de miembros de la realeza moderna, incluidos Guillermo y Catalina, Enrique y Meghan. No verás sus recintos privados, por supuesto, pero los salones públicos están abiertos todos los días. También puedes visitar exposiciones especiales como la actual “Diana: su historia de la moda” (con tesoros como el vestido de terciopelo azul medianoche que lució la princesa cuando bailó con John Travolta en una cena de estado en la Casa Blanca en 1985) y pasear por el “Jardín Blanco’ del palacio, donde unos felices Enrique y Meghan posaron para los fotógrafos después de su compromiso.  

Los boletos cuestan alrededor de $27 los fines de semana y las mañanas de lunes a viernes ($21 para adultos mayores de 60) y $22 durante las horas de menor demanda ($17 si tienes más de 60), cuando se compran en línea (en inglés).

Clarence House

Los fanáticos de The Crown, que vieron su réplica en la serie de PBS, disfrutarán del hogar donde vivió la reina después de su matrimonio con el príncipe Felipe. En estos días, el príncipe Carlos y Camilla, duquesa de Cornualles, lo llaman hogar y abren los salones de recepciones de la planta baja a los visitantes en agosto. En el acogedor Salón de la Mañana, busca dos lindos conejos ornamentales y una foto del príncipe Jorge y la princesa Carlota tomada por su madre, Catalina, también conocida como la duquesa de Cambridge. Después de las horas regulares reserva una visita guiada más completa, que incluye partes de la casa, pintada de color crema por alrededor de $50. Incluye el Salón Cornwall, donde cuelgan 22 acuarelas pintadas por el príncipe Carlos.

Los tours estándar cuestan alrededor de $15. 

Fuente conmemorativa en honor a Diana, princesa de Gales.

Alamy

La fuente conmemorativa en honor a Diana, princesa de Gales, se inauguró en julio del 2014 en la esquina suroeste de Hyde Park.

Fuente conmemorativa en honor a Diana, princesa de Gales

Inaugurada por la reina en el 2004 y ubicada cerca de la galería de arte Serpentine Sackler en Hyde Park, el memorial (en inglés) no es una fuente tradicional. Es más un canal circular poco profundo que fluye en 545 piezas de granito de Cornualles. A tono con la accesibilidad que proyectaba Diana, los caminos circundantes fueron diseñados para acomodar sillas de ruedas, y los visitantes pueden sumergir sus pies en el agua burbujeante. 

Abadía de Westminster

Vista por millones en la televisión durante el emotivo funeral de la princesa Diana en 1997 y el feliz matrimonio de Guillermo y Catalina en el 2011, la obra maestra de la arquitectura gótica ha sido el lugar de las coronaciones de los monarcas británicos desde 1066. Tanto el enlace de la reina Isabel II con el príncipe Felipe como su coronación en 1953 se llevaron a cabo bajo sus imponentes vitrales y bóvedas de piedra acanalada. Más de 3,000 notables británicos, incluidos reyes y reinas, el escritor Geoffrey Chaucer y el científico Isaac Newton, están enterrados en la abadía.

Los boletos se pueden comprar en línea por adelantado (alrededor de $28). Pero el público puede asistir a varios servicios diarios de forma gratuita. 

Catedral de San Pablo

La boda de cuento de hadas del príncipe Carlos con lady Diana Spencer en 1981 tuvo lugar bajo la magnífica cúpula de San Pablo, al igual que los funerales de los exprimeros ministros Winston Churchill y Margaret Thatcher. Un logro sobresaliente del famoso arquitecto Christopher Wren, la catedral se encuentra en el punto más alto de la ciudad.

Compra los boletos en línea (alrededor de $22; $20 para adultos mayores de 50). No hay costo por asistir a los servicios y a los conciertos de los domingos por la tarde por los mejores organistas.  

La torre de Londres

Cada año, cerca de tres millones de visitantes acuden en masa a la fortaleza de piedra de casi 1,000 años de antigüedad, construida durante el reinado de Guillermo el Conquistador. Su historia violenta incluye la decapitación en 1536 de la esposa de Enrique VIII, Ana Bolena, y las ejecuciones de espías alemanes en el siglo XX. Las atracciones estrella son las Joyas de la Corona, entre ellas, los ropajes de la coronación con incrustaciones de piedras preciosas. (Tan solo la Corona del Estado Imperial cuenta con 2,868 diamantes, 17 zafiros y 11 esmeraldas).

Los boletos se pueden comprar en línea (alrededor de $32; $24 para adultos mayores de 60).

Palacio de Hampton Court

El enorme recinto de ladrillos rojos alberga el gran salón donde en su día festejaron Enrique VIII y sus invitados, así como una exhibición del funcionamiento de las cocinas Tudor. Piérdete en 59 acres de jardines y un famoso laberinto de arbustos, todo a solo 30 minutos en tren de la estación de Waterloo en Londres. También puedes tomar un tranquilo paseo en bote por el río Támesis con el Thames River B, que parte desde el muelle de Westminster.

Compra las entradas para el palacio en línea (alrededor de $26; $21 para adultos mayores de 60).  

Fortnum y Mason

La lujosa cadena de tiendas por departamentos (en inglés) ha suministrado desde hace tiempo comestibles a la monarquía y es famosa por las costosas cestas de picnic. Su té "Wedding Bouquet Blend" honra el enlace de Enrique y Meghan con una infusión que incluye menta inglesa y americana. Se une al "Té para el desayuno nupcial" de F&M, creado en honor a las nupcias de Guillermo y Catalina. Visita la tienda insignia cerca de Piccadilly Circus, donde las mujeres pueden recoger un tocado fascinante como los que usa Catalina.

Foto de Claire Ptak, dueña de la repostería Violet en el este de Londres.

Getty Images

El príncipe Enrique y Meghan Markle eligieron a Claire Ptak, una repostera de California, para hornear su pastel de bodas real. Ella es dueña de la repostería Violet en el este de Londres.

Repostería Violet

Tómate un descanso después de recorrer los grandes edificios y saborea un postre en esta pastelería y cafetería (en inglés) del este de Londres. Su propietaria, Claire Ptak, criada en California, creó la tarta de limón y flor de sauco que se encargó para la boda de Enrique y Meghan. Ella vende postres y cordiales de flores caseros hechos con ingredientes orgánicos. 

El Hotel Goring

A dos pasos del Palacio de Buckingham, el lujoso hotel (en inglés) hospedó a Catalina y su familia la noche anterior a su boda en el 2011. Ella y otras personalidades han sido vistas aquí tomando el té de la tarde, que tú también puedes disfrutar (desde aproximadamente $70 por persona). En caso de que veas a un miembro de la familia real que unta con delicadeza crema cuajada a un panecillo, invoca el famoso lema británico: mantén la calma y sigue adelante.


¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO