Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

AARP dona $60 millones para detener la demencia Skip to content
 

AARP invierte $60 millones para financiar investigaciones que conduzcan a la cura del Alzheimer y la demencia

Jo Ann Jenkins, directora ejecutiva de AARP nos habla de esta importante donación.

In English | Desde que la Dra. Ethel Percy Andrus fundó AARP en 1958, hemos luchado por mejorar la vida de las personas a medida que envejecen.  AARP ha liderado la lucha para terminar con la jubilación obligatoria; preservar el Seguro Social, Medicare y Medicaid; proteger y reformar los reglamentos de las pensiones; abogar por los trabajadores mayores; garantizar el acceso a una atención médica asequible y de calidad; hacer que las comunidades sean más habitables para personas de todas las edades y combatir la discriminación por edad. Ahora, mientras conmemoramos nuestro aniversario número 60, asumimos lo que podría ser nuestro reto más difícil hasta el momento: encontrar un tratamiento y, finalmente, una cura para la demencia.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

El Brain Health Fund (Fondo para la salud del cerebro) de AARP está invirtiendo $60 millones en el Dementia Discovery Fund (DDF), una organización que financia investigaciones para posibles curas de estas enfermedades. Esta inversión refleja el compromiso continuo de AARP de ayudar a las personas que viven con demencia y a los familiares que los cuidan, y convierte a AARP en el mayor contribuyente individual al DDF.

Más de seis millones de personas en Estados Unidos ya sufren de varios tipos de demencia, incluida la enfermedad de Alzheimer, y esa cifra crece a un ritmo alarmante. Según las proyecciones actuales, para el año 2050 ese número aumentará a más de uno de cada cinco personas mayores de 65 años, lo que elevará el total a más de 16 millones de personas.

La demencia también tiene un efecto emocional, financiero y físico devastador en las familias de aquellos a quienes se les diagnostica esta enfermedad. En el 2016, casi 16 millones de familiares y amigos proporcionaron más de 18,000 millones (18 billion) de horas de asistencia y cuidados no pagados a personas con Alzheimer y otros tipos de demencia.

Conscientes del amplio impacto de estas enfermedades, los investigadores han dedicado años a trabajar arduamente para encontrar tratamientos efectivos. Pero la demencia es una enfermedad muy complicada. Cientos de ensayos clínicos han fallado, y algunos avances que una vez se pensaron prometedores resultaron infructuosos. Varias compañías farmacéuticas ya han detenido sus investigaciones sobre nuevos medicamentos. Se necesita un nuevo enfoque.

Al reunir a las mejores mentes del mundo para acelerar los esfuerzos de investigación a nivel mundial para buscar nuevos medicamentos para prevenir y tratar la enfermedad, el DDF ayudará a poner en marcha un enfoque diferente para la investigación de la prevención y el tratamiento de la demencia.  Aplica el enfoque de capital de riesgo,común en Silicon Valley, a la búsqueda de nuevas terapias para la enfermedad de Alzheimer y otras enfermedades relacionadas. Fundado en el 2015, el fondo ya ha invertido en 16 compañías y proyectos de descubrimiento de medicamentos en EE.UU. y el Reino Unido que están explorando nuevas vías para tratar la demencia. El objetivo del DDF es descubrir de tres a cinco medicamentos nuevos que puedan ayudar a los pacientes con Alzheimer u otros tipos de demencia para el año 2030.

Desde hace mucho tiempo, AARP ha estado comprometida a crear conciencia sobre las enfermedades relacionadas con la demencia y a educar a las personas de 50 años o más sobre lo que pueden hacer para mantener la salud cerebral y reducir el riesgo de desarrollar demencia, a la vez que apoya a las personas con demencia y a sus cuidadores. Esta inversión en el DDF también trae esperanza para el futuro al reconocer que la necesidad urgente de encontrar mejores tratamientos y continuar buscando una cura requerirá la cooperación entre investigadores científicos, agencias de salud pública e inversionistas.

Durante seis décadas, AARP se ha centrado en buscar soluciones que mejoren las vidas de los adultos mayores en Estados Unidos, y lo seguiremos haciendo a medida que cambien los desafíos que cada generación enfrenta. Para finales del 2030 (tan solo dentro de 12 años) los primeros de la generación del milenio cumplirán 50 años, los de la generación X comenzarán a cumplir 65 años y los primeros boomers cumplirán 85 años; la edad en la que el Alzheimer y otras enfermedades debilitantes relacionadas con el cerebro se vuelven más prevalentes. Al hacer esta inversión, esperamos que, para entonces, podamos agregar a la lista de batallas que hemos ganado el haber encontrado un tratamiento y, finalmente, una cura para la demencia. 

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.