Skip to content

Dr. Luis Rodríguez Terry

 

¿Eres hipertenso y estás considerando una cirugía plástica?

Qué debes saber antes de ir al quirófano.

Paciente en una consulta sobre cirugía estética

Getty Images

Cirugías como el levantamiento facial y de cuello, cirugía de párpados y levantamiento de cejas son muy solicitadas.

Los procedimientos de cirugía plástica son muy comunes en pacientes mayores de 50 años. Cirugías como el levantamiento facial y de cuello, cirugía de párpados y levantamiento de cejas son muy solicitadas por este grupo de pacientes. Sin embargo, lo cierto es que cuando llegamos a la quinta década de vida comenzamos a presentar ciertas condiciones de salud, algunas de las cuales pueden descalificar a un paciente para una cirugía electiva. Una de las dudas más comunes es si el paciente con presión arterial alta o hipertensión puede ser candidato a una cirugía plástica electiva. Para nosotros los cirujanos plásticos, su salud es primordial y antes de considerar una cirugía conviene estar bien informado y preparado para la misma. 

Qué debes saber sobre la hipertensión

Se entiende como presión arterial la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea. Si te tomas la presión en la casa, debes tener en cuenta que las lecturas de la presión arterial generalmente se dan como dos números. El número más alto se denomina presión arterial sistólica y el número inferior se llama presión arterial diastólica. La hipertensión se clasifica como:

  • Presión normal   120/80 mmHg
  • Pre hipertensión  120/80 a 139/89 mmHg
  • Hipertensión     140/90 mmHg o más

Una de las características más notables sobre esta condición es el hecho de que, comúnmente, no presenta síntomas en sus inicios. Cuando el paciente comienza a detectar cambios de salud es porque la presión ha permanecido elevada por un largo período de tiempo y entonces muchos de los daños permanentes ya han ocurrido. Los primeros síntomas que se pueden percibir son dolor de cabeza súbito, mareos, náuseas, vómitos y cambios en visión. Cuando pasa mucho tiempo antes de que la hipertensión sea tratada se podrían provocar daños irreversibles como la arterioesclerosis (endurecimiento de las arterias), problemas renales, afecciones cardiovasculares y cerebrovasculares.

¿Puedo realizarme una cirugía plástica si soy hipertenso?

Padecer hipertensión no es una contraindicación para ser considerado para una cirugía plástica. Sin embargo, cabe mencionar que la presión arterial debe estar bajo control antes de cualquier procedimiento quirúrgico. Cuando se planifica un procedimiento estético quirúrgico, lo primero que se toma en cuenta es el historial médico del paciente. En el caso de la presión arterial, si el paciente tiene historial de presión alta nos aseguramos que la misma esté dentro de los niveles óptimos antes de la cirugía. Si durante el proceso de pre admisión los niveles de presión arterial están elevados, se procede a referir al paciente a su especialista o médico primario para que atienda su condición primero y es probable que su cirugía se posponga hasta que su presión arterial esté controlada. Hay casos en donde la presión arterial se eleva temporalmente debido a razones emocionales; esto suele ocurrir varios días antes de la cirugía, cuando muchos pacientes se ponen ansiosos. En estos casos, se monitorean los niveles de presión para estar seguros que es, en efecto, una situación temporal. Una vez se procede con la cirugía, se monitorea la presión arterial en todo momento para asegurarnos que no hay cambios súbitos. Durante la cirugía, el anestesiólogo puede suministrar medicamentos endovenosos para regular la presión del paciente si fuera necesario.

¿Estoy en riesgo de padecer hipertensión?

Existen varios factores que te predisponen:

Posibles complicaciones

Cuando nos sometemos a un procedimiento quirúrgico que requiere anestesia, es el anestesiólogo quién se encargara de monitorear los signos vitales del paciente durante todo el procedimiento para asegurarnos que el paciente permanece estable. El objetivo es prevenir complicaciones durante la cirugía que puedan poner en riesgo la vida del paciente o el resultado final de la misma. La presión arterial elevada durante un procedimiento quirúrgico pone al paciente en un riesgo mayor de sufrir sangrados profusos, hematomas y complicaciones mayores como eventos cardiovasculares o cerebrovasculares. En aquellos casos donde la presión arterial no pueda controlarse, se toma la decisión de cancelar el procedimiento por el bienestar del paciente. Tanto el anestesiólogo como el cirujano plástico tomarán las medidas necesarias para procurar que el proceso quirúrgico sea exitoso.

Qué hacer para mantenerte saludable

Las cirugías plásticas se consideran procedimientos electivos y, por tanto, podemos planificarlas para que el resultado de las mismas sea exitoso. Es importante tomar en cuenta que los estilos de vida saludables ayudan a prevenir problemas futuros como la hipertensión.  Te aconsejamos hacer ejercicio con regularidad, dejar de fumar, no ingerir más de dos copas de alcohol al día y mantener una alimentación balanceada. Toma tus medicamentos al pie de la letra y discute con tu especialista cualquier cambio o síntoma que estés presentando. No dudes en plantearle todas tus dudas al cirujano plástico, quien te ayudará a tomar la mejor decisión.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO