Skip to content

Dr. Elmer Huerta

 

Tratamientos clásicos y modernos para curar las enfermedades de las caderas

Conoce más sobre la osteoartritis y las fracturas de caderas.

Paciente recibiendo terapia física - Estirando las caderas

Andreas Lindlahr

La osteoporosis disminuye la dureza de los huesos y puede hacer que mínimos traumatismos provoquen graves fracturas de la cadera.

Las caderas están sujetas a un trabajo tenaz debido a su constante uso, lo cual puede causar una serie de problemas traumáticos como distensión de ligamentos, bursitis, dislocaduras y fracturas. Pero además de las lesiones causadas por los traumatismos, existen dos condiciones, muy frecuentes en personas mayores, que pueden causar graves lesiones en las caderas: la osteoporosis y la osteoartritis o desgaste de la cadera.

Cómo se trata la osteoartritis

Analgésicos y antiinflamatorios. Cuando se produce la osteoartritis es porque hay desgaste de los cartílagos de la articulación, el cual avanza progresivamente. En casos leves, el control del peso y el uso de analgésicos y antiinflamatorios son suficientes para controlar el problema.

Inyecciones de ácido hialurónico. Todas las coyunturas tienen un líquido viscoso en su interior llamado líquido sinovial, el cual está disminuido o alterado en su composición en pacientes con osteoartritis. Uno de los componentes químicos del líquido sinovial es el ácido hialurónico, una sustancia viscosa que ayuda en la lubricación de la coyuntura. Usado con éxito, desde hace muchos años, en el tratamiento de osteoartritis de la rodilla, las inyecciones de ácido hialurónico mejoran la función del líquido sinovial y pueden ser efectivas también para tratar la osteoartritis de la cadera.

Métodos no comprobados. Es posible que hayas escuchado que muchos trastornos crónicos de las caderas, tales como la osteoartritis, pueden ser tratados con infusiones de células madre o plasma rico en plaquetas. Los que proponen este tipo de terapias explican que las células madre “regeneran” los cartílagos gastados por la osteoartritis en las articulaciones. Lo cierto es que esos procedimientos son experimentales y no existe aún base científica que los avale.

Cirugía de osteoartritis severa. Cuando el desgaste de los cartílagos es severo, es posible que los huesos del fémur y del coxal rocen entre sí, causando dolor intratable e incluso discapacidad. En estos casos, el cirujano ortopedista podrá hacer una artroplastia total, en la cual además de reemplazar el extremo del fémur que contiene la cabeza del hueso, se reemplaza también el acetábulo o parte del coxal que se une a la cabeza del fémur.

Cirugía conservadora de la cadera. En los últimos años se están desarrollando técnicas que permiten operar las caderas de manera conservadora. La artroscopia es una técnica que usa el artroscopio, un aparato compuesto por unos tubos pequeños iluminados, que al ser insertados dentro de la articulación permiten remodelar la cabeza del fémur o el acetábulo o hacer raspados de huesos y cartílagos. Este procedimiento está revolucionando las cirugías de caderas. Con estas modernas técnicas, no solo es posible evitar la cirugía clásica agresiva, sino las complicaciones e inconvenientes de esta, siendo el tiempo de recuperación uno de ellos.

Cómo se tratan las fracturas de la cadera. La causa más frecuente de una fractura de la cadera es una caída de costado y el signo más frecuente de que se haya producido una fractura es la imposibilidad para pararse por el dolor en la cadera y el darse cuenta de que los dedos del pie del lado de la cadera afectada están “apuntando de costado”, o sea, hacia el lado de afuera. Algunos factores que predisponen a una caída en la persona mayor son el uso de medicamentos, visión disminuida, problemas con el equilibrio, y una casa no acondicionada para adultos mayores.

Cirugía clásica de las fracturas de la cadera. Ante una posible fractura de la cadera, el paciente debe ser llevado a una sala de emergencias donde se confirmará el diagnóstico con una simple radiografía de la cadera. El tratamiento casi siempre implica una cirugía reparadora, seguida de un intensivo tratamiento de medicina física y rehabilitación.

La cirugía se escoge de acuerdo a la localización y a la gravedad de la fractura. El estado general de salud del paciente y la presencia de alguna complicación causada por la fractura son también elementos que determinan el tipo y el momento oportuno para la cirugía. Algunas fracturas son leves, y se presentan como fisuras o rajaduras del hueso; estas solo requerirán reposo, medicina y rehabilitación. Aquellas en las que los extremos del hueso se montan uno sobre el otro (fracturas desplazadas) siempre requerirán cirugía.

Implantación de clavos o tornillos. En los casos en que la fractura se localiza justo en el cuello del fémur (la parte localizada debajo de la cabeza femoral) la operación que se hace se denomina implantación de clavos o tornillos. Después de una incisión de la piel al costado de la cadera, el cirujano ortopedista coloca unos tornillos largos que unen los extremos fracturados.

Pero si la fractura está localizada por debajo del cuello del fémur (llamada zona intertrocanterea), los tornillos no son suficientes y debe usarse una placa de metal atornillada que une los extremos de la fractura.

En casos en los que el cirujano estime que la fractura es complicada y que alguna de las operaciones anteriores no va a ser suficiente, se podrá hacer la hemiartroplastia o reemplazo parcial de la cadera, en la cual se reemplaza con una prótesis el extremo del fémur que contiene la cabeza del hueso.

En resumen, las posibilidades de tratamiento para las afecciones de la cadera son múltiples. Desde tratamientos conservadores a base de analgésicos, antiinflamatorios, ácido hialurónico y medicina física y rehabilitación, hasta tratamientos quirúrgicos que pueden reemplazar parte o toda la cadera. Es importante saber que en la actualidad es posible hacer tratamientos quirúrgicos conservadores de la cadera, por lo que es importante obtener una segunda opinión.

Es muy importante, además, pensar que muchos problemas de la cadera pueden ser prevenidos. Algunas medidas incluyen la prevención de la osteoporosis y el control del sobrepeso y la obesidad para evitar la osteoartritis. En las personas mayores es muy importante también preparar la casa para minimizar las caídas que ocasionan las fracturas.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO