Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

¿Recibiste la vacuna de J&J? Esto es lo que debes saber

Presta atención a las señales de coágulos de sangre inusuales; no obstante, según expertos de la salud, el riesgo es de "uno en un millón".

Personal médico vacuna a un paciente en un centro de vacunación contra la COVID

DAVID PAUL MORRIS/BLOOMBERG VIA GETTY IMAGES

In English | Si eres de los 7 millones de personas en el país que recibieron la vacuna contra la COVID-19 de Johnson & Johnson (J&J), quizás te preguntes en qué manera te afecta la recomendación del Gobierno de detener el uso de la vacuna. Aquí te presentamos cinco cosas que debes saber.

1. Los casos que se están evaluando son 'muy inusuales'.

La recomendación de dejar de usar la vacuna de una dosis de J&J se emitió para "extremar precauciones", dijeron los funcionarios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) el martes. Hasta el momento, se han observado seis casos de un coágulo de sangre grave, conocido como trombosis del seno venoso cerebral —el cual impide que la sangre del cerebro se drene— en varias personas que recibieron la vacuna. Las seis personas —mujeres de entre 18 y 48 años— también tuvieron niveles bajo de plaquetas (trombocitopenia).

"Esto es algo muy infrecuente", dijo el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, en una conferencia de prensa sobre el tema que se llevó a cabo en la Casa Blanca. Si se compara la cantidad de casos reportados con el número de vacunas administradas, es "menos de uno en un millón", agregó Fauci.


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


También es importante considerar que los expertos médicos no han establecido un vínculo definitivo entre la vacuna y los coágulos, mencionó William Moss, director ejecutivo del International Vaccine Access Center de la Facultad de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins. "Eso es obviamente lo que se está investigando", agregó, y señaló que si se identifica una relación causal, los funcionarios de la salud pueden realizar modificaciones a la autorización de la vacuna como, por ejemplo, restringir su uso para ciertas poblaciones.

Cuándo deberías visitar a tu médico

Busca atención médica si dentro de las tres semanas siguientes a la administración de la vacuna de J&J experimentas:

  • Dolor de cabeza grave
  • Dolor abdominal
  • Dolor en las piernas
  • Dificultad para respirar

Los síntomas a continuación también son causa de preocupación:

  • Dolor en la espalda
  • Síntomas neurológicos nuevos
  • Pequeños puntos rojos en la piel
  • Hematomas nuevos o susceptibilidad a desarrollarlos

Fuente: FDA/CDC

2. Los síntomas de los coágulos de sangre son diferentes a los efectos secundarios rutinarios

Es normal experimentar síntomas leves similares a los de un resfriado —fiebre, fatiga, dolor muscular y dolor de cabeza— al poco tiempo de recibir cualquier vacuna, incluida la vacuna contra la COVID-19. Sin embargo, estos síntomas normalmente desaparecen 48 horas después de recibir la vacuna. Cuando se trata de los coágulos de sangre que se están evaluando, los síntomas fueron más severos y aparecieron entre seis y trece días después de la vacunación.

Si recibiste la vacuna de J&J hace más de un mes, lo más probable es que no tengas nada de qué preocuparte, comentó Fauci el martes. Si fue más reciente, presta atención a nuevos síntomas, o a síntomas que empeoran, en los días y las semanas después de la vacuna, pero "no debes sentir ansiedad porque, recuerda, es menos de uno en un millón", dijo Fauci.

Un dolor de cabeza intenso —"probablemente peor de lo que la persona jamás haya sentido"— en una de las señales de advertencia de este tipo de reacción negativa, señaló Moss. Lo mismo ocurre con el dolor abdominal y la dificultad para respirar; estos síntomas justifican buscar atención médica. En sus nuevas pautas clínicas, los CDC también señalaron que los proveedores de atención médica deben estar atentos a los pacientes que presenten inflamación en las piernas, dolor de espalda, síntomas neurológicos nuevos, pequeños puntos rojos en la piel, y hematomas nuevos o susceptibilidad a desarrollarlos.

3. El tratamiento para este tipo de coagulación es diferente al de otros

Para el tratamiento de los coágulos sanguíneos, normalmente se usa un medicamento anticoagulante, o diluyente sanguíneo, llamado heparina. No obstante, cuando se trata de los coágulos que se están evaluando, la heparina podría causar más daños que beneficios. Administrarla "sería un error en esta situación, ya que podría ser peligroso y empeorar la situación", señaló Fauci.

En su lugar, la alerta de salud de los CDC indica un tratamiento de anticoagulantes que no sean heparina, así como inmunoglobulina de alta dosis por vía intravenosa (una solución que se prepara con plasma que contiene anticuerpos) para los pacientes que presenten este inusual coágulo sanguíneo después de recibir la vacuna de J&J. Sin embargo, el tratamiento debe ser individualizado, comentó Anne Schuchat, subdirectora principal de los CDC. También se recomienda consultar con un especialista en hematología.

"La interrupción no solo nos permite evaluar detenidamente los casos y aprender más, sino también es una señal para ayudar a los médicos", dijo Fauci.

4. No está claro si ciertas personas corren un riesgo más alto

Los expertos en la salud todavía no saben si hay ciertos factores o características de riesgo que quizás aumenten las probabilidades de ciertas personas vacunadas de presentar esta coagulación grave, pero Fauci mencionó que eso también se va a estudiar.

Explicó que "si encuentran denominadores comunes entre las mujeres involucradas que podrían contribuir y, en esencia, posibilitar este tipo de reacciones negativas, se podría saber que entre quienes no los tengan, [la vacuna] sería mucho más segura. Se pueden encontrar pistas una vez que se analice detenidamente cada uno de los casos".

Los investigadores también quieren analizar todo mecanismo o proceso en juego. Una teoría: el vector viral de la vacuna de J&J, el cual es diferente al ARN mensajero (ARNm) de las vacunas de Pfizer-BioNTech y de Moderna, podría desencadenar una respuesta inmune en la que los anticuerpos afectan las plaquetas, comentó Peter Marks, director del Center for Biologics Evaluation and Research de la FDA, durante una conferencia de prensa el 13 de abril. Hasta la fecha, no ha habido reportes de coagulación que se hayan vinculado con las vacunas ARNm.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


5. La interrupción de la vacuna indica que 'el sistema funciona'

Si bien algunas personas creen que la interrupción del uso de la vacuna es preocupante, Moss comentó que indica que "el sistema de vigilancia de la seguridad de la vacuna funciona".

Los CDC exhortan a toda persona vacunada a reportar cualquier efecto secundario a través de la aplicación V-safe y comuniquen toda reacción adversa mediante el sistema federal Vaccine Adverse Event Reporting System (VAERS) (en inglés). Los proveedores de salud también deberían reportar cualquier reacción negativa.

"Nuestra FDA es conocida a nivel internacional por su capacidad de asegurar que tengamos los productos más seguros disponibles", comentó Fauci. "Lo más importante es garantizar la seguridad".

Rachel Nania se incorporó en el 2019 a AARP como reportera sobre temas de salud, después de trabajar varios años como periodista y editora radial en Washington D.C. Recibió los galardones "Gracie Award" en el 2018 y "Edward R. Murrow Award" (a nivel regional) en el 2019, y fue becaria de la National Press Foundation en el 2019 para realizar labores de información sobre la demencia.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.