Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Lo que se debe y no se debe hacer con la lejía

Errores comunes en el uso de este producto químico tóxico.

Una mano con guantes sostiene un cubo con productos de limpieza

SOLIDCOLOURS/GETTY IMAGES

In English | La lejía líquida puede ser un limpiador y desinfectante seguro y eficaz cuando se usa bien, pero puede ser perjudicial si no se utiliza adecuadamente. Aunque es un artículo básico en los hogares en este país desde hace más de un siglo, muchas personas parecen no estar familiarizadas con sus posibles peligros.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han reportado un aumento del 20% en las llamadas a los centros de control de envenenamiento durante el brote del coronavirus, presuntamente relacionado con el mal uso de los productos de limpieza del hogar por parte de personas que buscaban protegerse de la infección. Una encuesta de seguimiento de los CDC realizada en mayo (en inglés) encontró que el 39% de los encuestados habían realizado al menos una “práctica de alto riesgo” el mes anterior para prevenir la transmisión de COVID-19, entre ellas hacer gárgaras con lejía diluida.


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


El Dr. Robert Laumbach, profesor asociado del Instituto de Ciencias de la Salud Ambiental y Ocupacional de Rutgers University, dice que las personas tienen algunos conceptos erróneos sobre la lejía líquida, incluso “pensar que tiene propiedades antivíricas sistémicas si se ingiere” o que diluir la lejía líquida concentrada debilita su capacidad de desinfección.

Clorox Company, el fabricante de la más antigua y familiar marca de lejía líquida (hipoclorito de sodio activo o NaClO), dice que el mejor primer paso es leer y seguir las instrucciones de la etiqueta (en inglés). “Para usar correctamente la lejía hay que leer y seguir la etiqueta con cuidado, ya que las instrucciones pueden variar dependiendo del producto”, explicó un portavoz de la compañía en un intercambio de correos electrónicos.

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) aconseja leer la etiqueta para ver si la lejía está destinada a la desinfección, tiene una concentración de hipoclorito de sodio de entre el 5 y el 6% y no ha pasado su fecha de vencimiento. “Algunas lejías, como las diseñadas para el uso seguro con ropa de color o las lejías blanqueadoras, pueden no ser adecuadas para la desinfección”.

A continuación, lo que debes saber para mantenerte seguro.

No mezcles la lejía con otros productos de limpieza

Con la excepción de agregarle agua, la lejía debe usarse sola. Mezclar amoníaco, vinagre, peróxido de hidrógeno, alcohol u otros productos químicos con hipoclorito de sodio puede generar gas de cloro, un producto químico tóxico que no se debe inhalar.

En el 2016, la AAPCC (Asociación estadounidense de centros de control de envenenamiento) informó de más de 6,300 exposiciones al cloro, lo que lo convierte en el irritante por inhalación más común en Estados Unidos. Alrededor del 35% se produjo como resultado de mezclar lejía líquida con otros productos de limpieza para el hogar, de acuerdo con Chlorine Gas Toxicity, un libro escrito por el Dr. Ashkan Morim y el Dr. Gregory T. Guldner de University of California, Riverside.

“Los síntomas de la exposición al gas de cloro incluyen quemaduras en la conjuntiva, la garganta y el árbol bronquial. Las concentraciones más altas pueden producir broncoespasmo, lesión pulmonar inferior y edema pulmonar retardado”, escribieron.

No hagas gárgaras ni bebas lejía diluida

Algunas personas pueden pensar que la lejía puede matar los virus en el cuerpo, pero no es así, según Laumbach. Hacer gárgaras o beber lejía probablemente causaría quemaduras superficiales en el esófago. Los CDC señalan que los adultos que han intentado suicidarse ingiriendo lejía líquida demostraron que “una dosis letal” de hipoclorito de sodio puede variar de 7 a 18 onzas en concentraciones del 3 al 12%.

No te bañes en lejía

Por supuesto que puedes nadar en una piscina con cloro, pero la concentración de lejía usada en una piscina es minúscula comparada con la potencia de la lejía doméstica. “Se suele recomendar mantener 2-4 ppm (partes por millón) de cloro libre disponible en el agua de la piscina. Esa dilución es más de 10,000 veces la dilución de la lejía doméstica”, explica Laumbach. La lejía doméstica irrita la piel, y el contacto prolongado puede dañarla, agrega.

Clorox aconseja lavarse la piel de inmediato si entra en contacto con lejía, y hacer lo mismo si el contacto es en los ojos. También recomienda usar guantes protectores si planeas limpiar con lejía durante un periodo prolongado.

No uses lejía directamente de la botella

La lejía doméstica no es más eficaz para desinfectar en concentraciones más altas que las recomendadas por el fabricante, según Laumbach. “Debes diluirla para prevenir la irritación de la piel, los ojos y las vías respiratorias. Las concentraciones más altas son una exageración que podría resultar dañina”.

Un portavoz de Clorox se hace eco de ese consejo: “Como con cualquier otro producto con lejía, Clorox Bleach se debe diluir”. Para desinfectar adecuadamente las superficies duras no porosas, Clorox recomienda prelavar la superficie, pasar un trapo o limpiar con una solución diluida de lejía líquida (1/2 taza de Clorox Bleach por galón de agua), y dejar que la solución se asiente en la superficie durante cinco minutos antes de enjuagarla. Además, asegúrate de usar la lejía líquida en un área bien ventilada para no inhalar vapores nocivos.


dynamic a logo mark for a a r p

Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


No uses lejía para limpiar frutas y verduras

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) asegura a los consumidores que “actualmente no hay pruebas de que los alimentos humanos o de animales, ni sus envases, estén asociados con la transmisión del coronavirus causante de COVID-19”.

En cambio, la FDA recomienda a los consumidores “enjuagar las frutas y vegetales frescos bajo el agua del grifo, incluidos aquellos con cáscaras que no se comen”. También sugiere lavar las tapas de los alimentos enlatados antes de abrirlos para limitar la posible exposición a otras enfermedades transmitidas por los alimentos.

No limpies las mascarillas faciales con lejía líquida directamente de la botella

“El agua caliente y el jabón limpiarán la mascarilla y matarán cualquier coronavirus”, afirma Laumbach, quien dice que la lejía no es necesaria para desinfectar una mascarilla facial de tela.

Pero los CDC dicen que está bien lavar a mano una mascarilla de tela en una solución diluida de lejía. Recomiendan remojar la mascarilla durante cinco minutos en una solución de 4 cucharaditas de lejía doméstica por cada cuarto de galón de agua, y luego enjuagarla y secarla bien. O, según los CDC, puedes poner las mascarillas en la lavadora: “Usa un detergente regular para la ropa y el agua más caliente apropiada para el paño de la mascarilla”.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO