Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

¿10 días o 14? Explicamos las pautas de cuarentena de la COVID-19

Los CDC revisan las reglas de aislamiento a partir de los datos crecientes sobre el grado de contagio del coronavirus.

Una mujer, con mascarilla, mira a través de una ventana

GETTY IMAGES

In English | Si has dado positivo a la COVID-19, ya no necesitas hacerte una prueba de seguimiento que resulte negativa para saber si puedes volver a estar alrededor de otras personas. Las nuevas recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) indican que un período de aislamiento de 10 días que comience desde la aparición de los síntomas es suficiente, siempre y cuando tus síntomas estén mejorando y no hayas tenido fiebre por al menos 24 horas al final de los 10 días.

El cambio en las pautas se debe a que, según nuevos estudios, la mayoría de las personas están libres del virus y dejan de ser contagiosas 10 días después de desarrollar los síntomas. Los CDC también recomiendan que los individuos que nunca experimenten síntomas de COVID-19 (asintomáticos), pero den positivo al virus, se autoaíslen por 10 días después de hacerse una prueba de coronavirus.


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


Los cambios desalientan las pruebas innecesarias

Los expertos en salud aplauden las nuevas recomendaciones de los CDC. En particular, las pautas más recientes ayudan a conservar materiales de prueba y a aliviar la gran cantidad de pruebas por realizar, que se siguen acumulando a medida que los casos de coronavirus continúan aumentando en EE.UU.

Durante los últimos meses, los proveedores de atención médica han estado realizando pruebas a algunos pacientes de COVID-19 múltiples veces para asegurarse de que ya no sean contagiosos. Esta práctica se ha convertido en un “alto uso de recursos”, especialmente entre los pacientes que dan positivo al virus semanas después de que desaparecen sus síntomas, dice Michelle Doll, epidemióloga hospitalaria adjunta y profesora auxiliar de Enfermedades Infecciosas en la Facultad de Medicina de VCU en Richmond, Virginia.

De acuerdo con nuevas investigaciones, es probable que todas esas pruebas positivas persistentes hayan sido un resultado de “fragmentos sobrantes del virus”, no una indicación de que el virus aún estaba presente y era transmisible, explica William Schaffner, profesor de Medicina Preventiva y Enfermedades Infecciosas en el Centro Médico de Vanderbilt University en Nashville.

“Estos son, por así decirlo, soldados muertos. Por lo que no hay razón para hacer todas estas pruebas de seguimiento, ya que solo proveen resultados potencialmente confusos”, indica Schaffner. Tener una recomendación más estándar y basada en la ciencia sobre cuándo los pacientes pueden volver a tener contacto con otras personas en su hogar significa que “las personas pueden salir del aislamiento más rápidamente”, agrega.

Excepciones a la regla de 10 días

Hay algunas excepciones a las nuevas recomendaciones de los CDC. La primera tiene que ver con las personas que tienen un sistema inmunitario debilitado debido a una enfermedad o medicamento. Doll dice que el virus es “un poco más impredecible” en pacientes con sistemas inmunitarios comprometidos, y que “pueden propagar el virus por períodos más largos de tiempo”. Los CDC señalan que tal vez estos pacientes tengan que permanecer en su hogar, lejos de otras personas, por más de 10 días, pero que deben hablar con su proveedor de atención médica para orientación adicional.

Además, las personas que han sido expuestas a alguien con COVID-19 deben autoaislarse por más tiempo que quienes dan positivo al virus. Los CDC dicen que cualquier persona que tenga contacto cercano con alguien que tiene COVID-19 debe aislarse en su hogar por 14 días después de la exposición.

“La razón de eso es que hay un poco menos de predictibilidad en cuanto al período de incubación de este virus y cuándo puedes enfermarte si te expones a alguien”, explica Doll. Los cuatro días adicionales ayudan a cubrir el tiempo que toma para que se desarrollen los síntomas, o si nunca se desarrollan, para que el virus siga su curso.

Los síntomas pueden persistir mucho después de la infección

Solo porque ya no eres contagioso no significa que no experimentarás ningún síntoma. Estudios muestran que el tiempo de recuperación de la COVID-19 puede durar más que el virus.


dynamic a logo mark for a a r p

Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Un nuevo informe de los CDC, por ejemplo, halló que el 35% de los adultos sintomáticos que arrojaron resultado positivo a la prueba de COVID-19, pero no fueron hospitalizados por la enfermedad, no habían recuperado su estado habitual de salud entre 14 y 21 días después de la prueba. Incluso a los adultos jóvenes y sanos les cuesta recuperarse rápidamente de la infección. Casi uno de cada cinco adultos entrevistados de 18 a 34 años sin trastornos médicos crónicos no había recuperado su estado usual de salud 14 a 21 días después de la prueba positiva.

La clave para salir del aislamiento es asegurarte de que tus síntomas están mejorando. Si no mejoran, habla con tu médico. Los síntomas que requieren atención médica inmediata incluyen: dificultad respiratoria; dolor o presión persistente en el pecho; confusión; incapacidad para despertarse o permanecer despierto; y labios o rostro azulados.

Por último, si tienes un síntoma de COVID-19, como fiebre o fatiga, pero no te haces una prueba para confirmar una infección de coronavirus, es recomendable que te mantengas lejos de otras personas durante 10 días para mayor seguridad, dice Schaffner.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO