Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Cómo se hace la vacuna contra la influenza Skip to content
 

La historia detrás de la vacuna contra la gripe de temporada

Cómo los expertos alrededor del mundo identifican y combaten el virus de la gripe.

Una científica mirando a través de un microscopio y una jeringa inyectada en un vial

SKYNESHER/KARL TAPALES/GETTY IMAGES

In English |  Para la mayoría de nosotros, la temporada de gripe empieza en otoño. Pero para los expertos en Estados Unidos, bien podría empezar en febrero.

Es entonces cuando científicos e investigadores de todo el mundo asisten a una reunión auspiciada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y pasan días revisando cuáles cepas del virus de la gripe han estado enfermando a las personas, y deciden cuáles cepas la vacuna de la próxima temporada deberá cubrir.

Pero cuando los expertos se reunieron en Beijing, China a principios de este año, su objetivo de recomendar una fórmula de vacuna para la temporada de gripe del 2019-2020 en el hemisferio norte encontró un obstáculo.

Una nueva variante de la cepa de gripe conocida como H3N2 se ha comenzado a propagar rápidamente en varios países. En Estados Unidos, causó una segunda ola de enfermedades tarde en una temporada de gripe que ya había visto otra cepa desarrollarse y desaparecer por completo.

"Eso nos preocupó y queríamos incorporarlo en la vacuna del hemisferio norte... así que retrasamos la decisión sobre la H3N2 un mes", dice la viróloga y doctora Kanta Subbarao, directora del WHO Collaborating Centre for Influenza en Melbourne, Australia, uno de los seis centros de la OMS que ayudan a rastrear la gripe mundialmente.

El mes adicional les dio a los expertos más tiempo para analizar el nuevo virus en circulación. Para marzo, habían actualizado su recomendación para incluir una cepa adecuada de la H3N2 en la vacuna contra la gripe que recién está disponible ahora. 

Lo más importante es que el retraso comprobó una verdad de largo tiempo sobre este antiguo virus: la gripe es un blanco en movimiento, y para la red de laboratorios, agencias y fabricantes que ayudan a crear la vacuna contra la gripe cada año, rastrearla es solo el comienzo. 


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Rótulo a la entrada de los Centros para el control de enfermedades

AP PHOTO/DAVID GOLDMAN

Es como buscar una aguja en un pajar

El desafío comienza con el virus en sí.

La gripe cambia su forma continuamente de maneras que les permite a sus cepas traspasar las defensas inmunitarias de nuestro cuerpo —incluso si ya habíamos tenido la gripe o nos vacunamos cada otoño—.

¿El resultado?  "Es como una guerra entre nosotros y el virus", dice David Wentworth, director del WHO Collaborating Center for Influenza de EE.UU., afiliado a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Esta batalla no solo ocurre dentro de los cuerpos de las personas que tienen los síntomas usuales de la gripe (fiebre, escalofríos y dolores musculares), sino también en laboratorios alrededor del mundo, donde los investigadores trabajan rápidamente para analizar cómo el virus de la gripe está cambiando y así poder predecir lo que hará después.

El sistema mundial de vigilancia empieza cuando muestras de pacientes enfermos se envían al laboratorio para ser examinadas. De esas, alrededor de 7,000 terminan en el laboratorio dirigido por el microbiólogo John Barnes, quien lidera el equipo de genómica de influenza de los CDC.

"Siempre estamos ocupados, y siempre recibimos nuevos virus para estudiar", dice Barnes. Él y su equipo realizan secuenciaciones genéticas todo el año para determinar cómo se comportan los virus de la gripe. Por ejemplo, identifican cuáles cepas están infectando a las personas y si una muestra presenta o no signos de resistencia a los medicamentos antivirales que tratan la gripe.

De ahí, alrededor de un tercio de las muestras de los CDC se someten a evaluaciones adicionales como parte de un proceso laborioso conocido como pruebas antigénicas.

 "Casi todas las temporadas varían un poco, y los virus que circulan tienen diferentes particularidades", dice Wentworth. "Estamos buscando una aguja en un pajar". 

Un científico lleva huevos que se cosechan para la vacuna contra la gripe

SANOFI

Cómo se crea la vacuna contra la gripe

La presión también está sobre los fabricantes en EE.UU., quienes tienen unos seis meses después de esa primera reunión en febrero para preparar, examinar y enviar más de 100 millones de dosis de la vacuna, que empieza a llegar a consultorios médicos y farmacias por todo el país en agosto.

En Swiftwater, Pensilvania, el proceso comienza con un huevo de gallina —o más bien, un millón de ellos, que llegan todos los días durante la temporada de producción de vacunas contra la gripe a la fábrica de Sanofi Pasteur, el fabricante más grande del mundo de estas vacunas.

A los huevos fecundados de gallina se les inyectan los virus seleccionados para la vacuna de ese año, y luego se incuban por varios días antes de extraer y desactivar el virus para usarlo en la vacuna.

"Puede que suene como una tecnología anticuada. No lo es", dice Monica Mercer, directora de asuntos científicos y médicos de la compañía. Actualmente, alrededor del 95% de las vacunas contra la gripe hechas en Estados Unidos comienzan con huevos, incluso cuando los fabricantes exploran nuevas tecnologías, como incubar el virus en cultivos celulares.

¿Cuál es una innovación de vacunas que ya está ampliamente disponible? Las vacunas contra la gripe formuladas específicamente para los adultos mayores. Los científicos han sabido por mucho tiempo que las personas mayores tienden a no responder bien a la vacuna por la misma razón que son susceptibles a la gripe —el debilitamiento del sistema inmunitario a medida que envejecemos—. 

El Dr. Andrew Bowman limpia un hocico de cerdo en la feria del condado de Union, Ohio

THE OHIO STATE UNIVERSITY COLLEGE OF VETERINARY MEDICINE

Dr. Andrew Bowman, veterinario.

Cerdos, pandemias y la búsqueda de una mejor vacuna

Incluso la vacuna con la fórmula más eficaz contra la gripe de temporada solo está diseñada para proteger a las personas de los tipos de gripes que comúnmente circulan en los humanos.

Otra preocupación importante entre los investigadores es la posibilidad de una pandemia de gripe, que ocurre cuando un virus de la gripe que usualmente afecta a los animales, como cerdos o pájaros, cambia de tal manera que se puede propagar rápido —y quizás mortalmente— de persona a persona.

Ahí es donde entran en juego los expertos como el veterinario y profesor Andrew Bowman, director del programa de investigación de influenza animal de Ohio State University.

Cada verano, Bowman y su equipo viajan a más de 100 ferias estatales alrededor del Medio Oeste, donde recogen muestras de los hocicos de cerdos de exhibición en busca de cepas de gripe con potencial de pandemia. Al igual que los investigadores de los CDC que analizan las muestras de gripe de humanos, el objetivo de Bowman es usar pruebas genéticas para tener una visión temprana de los cambios potencialmente problemáticos en los virus que capturan.

"A medida que caracterizamos estas cepas, podemos identificar los virus que se pueden propagar entre humanos para preparar contramedidas eficaces", explica Bowman. Estas medidas correctivas incluyen colaborar con los CDC para tener listos los componentes básicos de una vacuna contra la pandemia de gripe, si fuera necesaria.

Pero no se necesita una pandemia para que la gripe sea una amenaza grave —e incluso mortal— para la salud, especialmente para los adultos mayores.

"El paciente típico que padece complicaciones a causa de la gripe tiende a ser una persona mayor, y a menudo es alguien con una enfermedad subyacente", dice el médico de emergencias Jeremy Brown, autor de Influenza: The Hundred Year Hunt to Cure the Deadliest Disease in History

Señal de tránsito que dice temporada de gripe en inglés

CHOKKICX/GETTY IMAGES

¿Cuándo vacunarse?

Después de recibir la vacuna contra la gripe, toma aproximadamente dos semanas desarrollar inmunidad, por lo que expertos recomiendan vacunarse temprano. Los CDC recomiendan vacunarse contra la gripe a principios de otoño, a fines de octubre.

Si tiene 65 años o más, pregúntale a tu médico sobre la versión de dosis alta o adyuvante de la vacuna, que está formulada específicamente para adultos mayores.

Según los CDC, aproximadamente el 90% de las muertes relacionadas con la gripe y más de la mitad de todas las hospitalizaciones por gripe ocurren entre personas mayores de 65 años. Aunque la eficacia de la vacuna varía cada año, la agencia estima que previene anualmente millones de casos de gripe y visitas al médico debidas a la gripe. 

No obstante, señala Brown, existe un margen de mejora. En general, la vacuna contra la gripe es aproximadamente un 50% eficaz, pero esa tasa ha bajado tanto como al 19% en años recientes. En esos casos, dice, las tasas bajas pueden ser el resultado de una fórmula de vacuna que no es compatible con los virus que terminan dispersándose, a pesar de las mejores predicciones de los expertos. También pueden ser causadas por una vacuna que, aunque es compatible, no estimula nuestro sistema inmunitario como debería.

Esperamos que una vacuna universal que proteja contra todas las posibles cepas del virus pueda reemplazar la vacuna anual por completo. Pero a pesar de las pruebas tempranas, esa meta aún está lejos.

Por lo pronto, el virus de la gripe continúa cambiando y evolucionando de maneras tanto esperadas como imprevistas. Pero los expertos siguen aconsejando lo mismo: vacúnate contra la gripe. Puede que lo agradezcas en el futuro.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO