Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Por qué te puede convenir usar lentes de contacto

¿Te cansaste de los anteojos? Hoy en día los lentes de contacto ofrecen más opciones y más comodidad.

Diferentes tipos de lentes de contacto

Christine Charboneau/AARP

In English | Si probaste los lentes de contacto hace años y no te gustaron, puede ser el momento de volver a probar. Ahora los lentes de contacto no solo son más cómodos, sino que los puedes usar incluso si tienes sequedad en los ojospresbicia, que también se conoce como trastorno de envejecimiento de los ojos (sin mencionar que te verás más como Superman que como Clark Kent).

“Casi todas las personas son buenas candidatas para usar lentes de contacto”, dice Edward S. Bennett, director ejecutivo del GP Lens Institute y profesor de la Facultad de Optometría en University of Missouri-St. Louis. “Gran parte de la resistencia se debe al temor o la ansiedad, pero cuando un asistente capacitado te enseña cómo ponerlos y cómo sacarlos te das cuenta de que es bastante fácil”.

Hoy en día hay muchas opciones eficaces para las personas mayores de 50 años, como por ejemplo:

Mujer poniéndose lentes de contacto

GETTY IMAGES

Lentes blandos. Más del 90% de los adultos que usan lentes de contacto usan los lentes blandos. Los más populares se elaboran con un plástico llamado hidrogel de silicona: según Samuel D. Pierce, presidente de la American Optometric Association (AOA), estos lentes permiten que circule cinco veces más oxígeno que los lentes de hidrogel más antiguos. (El oxígeno es importante para la salud de la córnea).

Para algunos adultos mayores, los lentes blandos descartables de uso diario incluso pueden aliviar problemas de sequedad en los ojos. A medida que envejecemos, los párpados pierden elasticidad y no se cierran por completo cuando parpadeamos. La exposición constante al aire les quita humedad a los ojos, pero “los lentes de contacto ayudan a retenerla y así impedir que se sequen los ojos”, señala Pierce. Además, al descartar los lentes cada día se acumulan menos productos de desecho, lo que brinda más comodidad.

Lentes rígidos. También se conocen como lentes permeables a los gases (GP) y ofrecen algunos beneficios: la vista es más nítida, son durables y el oxígeno circula con facilidad entre el ojo y la córnea. “La visión es más nítida que con los lentes blandos, de modo que puedes ver a cualquier distancia igual o mejor que con los anteojos”, indica Bennett, quien ha usado lentes rígidos durante 51 años. ¿Las desventajas? Requieren un período de adaptación más largo y es más probable que se desplacen del centro del ojo. También son más caros que los lentes blandos descartables, aunque duran un promedio de dos años.

Lentes de contacto híbridos. Ofrecen la comodidad de un lente blando con los elementos ópticos potentes de un lente rígido. Los híbridos nunca fueron muy populares, tal vez porque son más difíciles de acomodar y más caros de reponer, según Liz Segre, editora y fundadora de AllAboutVision.com.

Lentes multifocales. Estos lentes corrigen la miopía y la hipermetropía, y algunos corrigen el astigmatismo. “Los diseños han evolucionado para brindar una mejor visión, y se pueden descartar hasta todos los días si la receta lo permite”, indica Bennett.

Según la AOA, los lentes multifocales son recomendables para los pacientes que tiene presbicia y que usan anteojos, las personas que usan lentes de contacto pero usan anteojos para leer y los que usan lentes de contacto monofocales. Con los lentes monofocales, un lente es para ver de lejos y otro para ver de cerca. Sin embargo, algunas personas pueden ver borroso. Los lentes multifocales también son mejores para ver de noche y para las personas que usan dispositivos digitales durante muchas horas, escribe el optometrista Kristopher A. May en Optometry Times.

Lentes para ojos secos. Hay muchos fabricantes que producen lentes de contacto especialmente para las personas que tienen sequedad en los ojos. En general, estos lentes retienen la humedad más tiempo que los lentes comunes y tienen un alto contenido de agua. Consulta con tu optometrista sobre estas opciones. Si tienes los ojos muy secos, tal vez puedas usar lentes esclerales, que son un tipo de lentes rígidos grandes que cubren toda la córnea (también están disponibles como lentes multifocales).

Según Bennett, “los lentes esclerales están recubiertos de líquido, lo cual es un gran beneficio”. Estos lentes también pueden ayudar a tratar la enfermedad de la córnea.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Consejos para la higiene de los lentes de contacto

1. No duermas con los lentes puestos. En un viaje de caza de dos días, un hombre de 59 años durmió con los lentes de contacto blandos. Al día siguiente tenía dolor en los ojos, y finalmente necesitó operarse por una úlcera corneal perforada. Otro hombre, de 57 años, usó los lentes de contacto blandos continuamente durante dos semanas. Le diagnosticaron una infección en la córnea y debió recibir un trasplante para salvar el ojo derecho. Estos son dos de los seis casos cuyo estudio se publicó en agosto del 2018 en un informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) sobre las infecciones corneales y dormir con los lentes de contacto. Una de cada tres personas que usan lentes de contacto se los dejan puestos para dormir o tomar siestas, lo que puede aumentar de seis a ocho veces el riesgo de tener infecciones en los ojos. La mala higiene también es un problema: el 45% de los adultos usan los lentes durante más tiempo que el indicado, según los CDC, y entre el 40 y el 90% de las personas que usan lentes de contacto no siguen adecuadamente las instrucciones para su higiene, según la AOA.

2. Consigue una receta. Los lentes de contacto son dispositivos médicos aprobados por la FDA, y en el informe de los CDC se indica que tres de cada seis casos de infección fueron con lentes que se compraron sin receta. Los lentes que se compran en internet o en otros lugares cuestionables pueden causar infecciones bacterianas, reacciones alérgicas e incluso “un daño considerable en la capacidad de los ojos para desempeñar sus funciones”, según Pierce.

3. Evita el contacto de los lentes con el agua. ¿Piensas nadar o bañarte con los lentes puestos? Mala idea. Los gérmenes del agua pueden adherirse a los lentes y causar infecciones, advierten los CDC.

Solución para lentes de contacto

GETTY IMAGES

4. Usa una solución nueva para los lentes de contacto. Mezclar una solución nueva con una vieja puede reducir su eficacia para eliminar gérmenes. Además, nunca debes enjuagar los lentes con agua ni con saliva. Otro consejo para eliminar gérmenes: cambia el estuche de los lentes de contacto por lo menos cada tres meses.

5. Lávate las manos. Usa agua y jabón, y luego sécate bien las manos antes de tocar los lentes. Siempre.

6. Programa un examen de la vista cada año. Esto es incluso más importante a medida que envejecemos, ya que hay otros problemas de salud que también pueden afectar la vista. "Las personas que tienen diabetes o hipertensión o que toman medicamentos que tienen efectos secundarios relacionados con los ojos corren más riesgo de tener problemas en la vista”, indica Pierce. “Muchas enfermedades oculares no tienen síntomas iniciales. Pueden evolucionar sin dolor y [las personas] pueden no notar los cambios en la vista hasta que el problema ya está muy avanzado”.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO