Skip to content
 

5 señales de advertencia del cáncer de páncreas

La enfermedad es muy difícil de detectar, pero a veces hay algunas señales

Mujer mayor intentando comer

Monkey Business Images / Getty Images

Perder el apetito y bajar de peso sin proponérselo pueden ser advertencias de un cáncer de páncreas.

In English | Si bien el cáncer de páncreas es tratable cuando se detecta temprano, las señales a menudo son sutiles y por lo general la enfermedad no se descubre hasta que está en etapas más graves y avanzadas. Pero hay ciertas señales que puedes vigilar.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

El páncreas cumple dos funciones principales en el organismo: genera jugos que ayudan a digerir los alimentos y produce hormonas, como la insulina y el glucagón, que ayudan a controlar los niveles de azúcar en la sangre. Los jugos gástricos se generan en las células exocrinas del páncreas, que es donde comienza el 95% de los casos de cáncer de este órgano. Según la Sociedad Americana contra el Cáncer (ACS), la enfermedad representa aproximadamente el 3% de todos los cánceres y alrededor del 7% de todas las muertes por cáncer, y el riesgo aumenta con la edad. Datos publicados por la ACS indican que alrededor de dos tercios de los pacientes tienen al menos 65 años y la edad promedio al momento del diagnóstico es de 71 años.

Por otra parte, los datos del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) indican que solo el 8.2% de los pacientes de cáncer de páncreas sobreviven cinco años. El páncreas está situado a considerable profundidad dentro del cuerpo y los exámenes médicos estándar no pueden detectar los tumores en las etapas tempranas de formación. Por lo general no hay síntomas hasta que el cáncer se ha expandido a otros órganos. Aun así, el Instituto Nacional del Cáncer aconseja consultar al médico si se presenta alguno de los siguientes síntomas: 

Ictericia: esta coloración amarilla de la piel y la parte blanca de los ojos se genera por la acumulación de bilirrubina, una sustancia de color marrón-amarillento oscuro que produce el hígado. De acuerdo con la ACS, los cánceres que comienzan en la cabeza del páncreas están cerca del conducto colédoco, o conducto biliar común. Este tipo de cáncer puede ejercer presión sobre el conducto y generar ictericia, lo que podría ayudar a descubrir un tumor en su etapa inicial. Pero los cánceres que comienzan en el cuerpo o la cola del páncreas no presionan directamente sobre el conducto hasta que ya se han expandido a través del páncreas y posiblemente más allá del órgano. La orina oscura puede ser otro síntoma de ictericia, y la acumulación de bilirrubina también puede causar picazón en la piel. 

Heces de color claro o grasosas: la bilirrubina ayuda a dar el color marrón a las heces, por lo que cuando el conducto biliar está bloqueado las heces pueden tener un aspecto grisáceo o pálido. El cáncer de páncreas también puede dificultar la tarea de descomposición de las grasas que realiza el intestino, lo que podría hacer que las heces se vean grasosas y floten en el inodoro. 

Dolor abdominal: es común sentir dolor abdominal o dolor de espalda con el cáncer de páncreas. "Los cánceres que comienzan en el cuerpo o la cola del páncreas pueden llegar a ser de gran tamaño y comienzan a presionar los órganos cercanos, causando dolor", dice la ACS. "El cáncer también se puede expandir a los nervios que rodean el páncreas, lo que a menudo causa dolor de espalda. Por supuesto, el dolor abdominal y el dolor de espalda son muy comunes y por lo general se deben a otras causas, no a un cáncer de páncreas".  

Pérdida del apetito y pérdida de peso: la pérdida de peso no intencional y la pérdida del apetito pueden ser advertencias del cáncer de páncreas.

Náuseas y vómitos: el cáncer puede presionar sobre la parte extrema más alejada del estómago y bloquearlo parcialmente, dificultando así el paso de los alimentos. Esto puede causar náuseas, vómitos y dolores después de comer.

La ACS publica una lista más detallada de los síntomas de esta enfermedad.

Prevención 

Si bien algunos factores de riesgo del cáncer de páncreas no se pueden controlar, como la edad o los factores genéticos, hay ciertas medidas que se pueden tomar para reducir el riesgo de padecer la enfermedad. 

Dejar de fumar. Se cree que alrededor del 20 al 30% de los casos de cáncer de páncreas son causados por fumar cigarrillos; los productos de tabaco sin humo también son un factor.

Bajar de peso. Las personas muy obesas son un 20% más propensas a desarrollar cáncer de páncreas, y el exceso de peso en la zona de la cintura puede ser un factor de riesgo para quienes no son tan obesos.

Limitar la exposición a ciertas sustancias químicas. La exposición marcada y repetida a ciertas sustancias químicas en el lugar de trabajo, como las que se usan en la limpieza a seco o en tareas metalúrgicas, pueden aumentar el riesgo de sufrir de cáncer de páncreas.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO