Skip to content
 

Remedios naturales para la menopausia

Cómo refrescarte —o avivarte— con varios tratamientos comprobados científicamente.

Mujer siendo tratada con acupuntura

GETTY IMAGES

En un estudio, se indica que la acupuntura puede ayudar con los sudores nocturnos.

In English | Si buscas un poco de alivio sin recurrir a medicamentos para abordar cosas como los cambios de ánimo o la resequedad, continúa leyendo para encontrar los mejores remedios naturales respaldados por más que habladurías. Además, encontrarás qué comer si quieres retrasar la menopausia lo más posible (ver: pescado azul).

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Cohosh negro (cimicifuga)

“Si bien puede que no sea tan eficaz como la terapia de remplazo hormonal (para los sofocos), el cohosh negro ofrece alivio con muchos menos efectos secundarios”, afirma Megan Boucher, médica naturópata de Georgetown (Ontario).

Esta hierba también se usa para tratar los cambios de ánimo y los trastornos del sueño"No solo ayuda a las mujeres a dormirse, sino a permanecer dormidas”, dice Boucher y cita dos estudios recientes que respaldan su uso para ayudar a dormir. La dosis más eficaz que se usó en los estudios fue de 40 mg dos veces al día en forma de cápsula o tableta, según Boucher. “Esta dosis está ampliamente disponible en la mayoría de los suplementos”, indica. Solo asegúrate de hablar con tu médico antes de probar algún suplemento nuevo que, en ocasiones, pudiera interferir con otros medicamentos que estés tomando.

Control de la respiración

Combate esos vehementes sofocos con … ¿respiración? En un estudio de la revista Menopause (Menopausia), se informa que la práctica de respirar lentamente de verdad ayuda (también disminuye el cansancio, y mejora el sueño y el ánimo). Las participantes del estudio que realizaron series de inhalaciones y exhalaciones dos veces al día notificaron una reducción en los sofocos del 52%; incluso aquellas que solo lo hicieron una vez al día notificaron una disminución del 42%. “La respiración rítmica es una técnica fácil que toda persona puede practicar en cualquier lugar para ayudar con los síntomas de la menopausia”, dice Betsy Greenleaf, médica osteopática del Hackensack Meridian Health System en Rumson (Nueva Jersey). Para intentarlo, desacelera la respiración a seis respiraciones por minuto (es decir, cuenta hasta cinco mientras inhalas y cuenta otra vez hasta cinco mientras exhalas) por 15 minutos, dos veces al día.

Acupuntura

Si nunca has probado la acupuntura, este puede ser el momento perfecto para hacerlo, ya que hay estudios en los que se ha encontrado que este tratamiento puede ayudar a reducir tanto los sofocos como los sudores nocturnos. El beneficio máximo parece ser después de ocho sesiones y los efectos duran seis meses, según el estudio de Wake Forest Baptist Medical Center. Nancy Avis, profesora de medicina de Wake Forest School y autora principal del estudio, indicó que el beneficio también se obtiene sin efectos secundarios.

Magnesio

Más del 75% de las mujeres tienen deficiencia de este mineral, el cual se ha ido agotando de nuestros suelos y alimentos debido a las prácticas modernas de cultivo y el procesamiento de la comida, según Carolyn Dean, naturópata y autora de Menopause Naturally (Menopausia naturalmente). La menopausia podría ser un muy buen momento para comenzar a tomar suplementos de magnesio, “conocido con el mineral antiestrés y antiansiedad”, ya que se ha mostrado que reduce los sofocos y aumenta los niveles de serotonina para mejorar el ánimo. “En numerosos estudios, también se ha mostrado su eficacia para ayudar a tener un sueño más profundo y reparador”, dice Dean. Trata de tomar 700 mg al día de citrato de magnesio en polvo.

Vibraciones

Conoces el dicho: ¡si no lo usas, lo pierdes! Ninguna mujer (u hombre, de hecho) quiere oír las palabras “atrofia vaginal”, que significa que el tejido vaginal se encoge y se seca después de que pasan los años fértiles. Puede producir resequedad, ardor, picazón, dolor durante las relaciones sexuales y sangrado. Por fortuna, puedes mantener esa parte femenina en forma al asegurarte de que circule la sangre. Pamela Dee, ginecobstetra de Savannah (Georgia) y autora de Love, Sweat & Tears! (¡Amor, sudor y lágrimas!) recomienda usar un vibrador vaginal a su máxima potencia por 15 minutos dos veces a la semana, y dice que el sexo también ayuda.

Pescado azul

Según un estudio con 914 mujeres que se publicó esta primavera en la Journal of Epidemiology and Community Health (Revista de epidemiología y salud comunitaria), el consumo alto de pescado azul, como salmón o sardinas parece posponer el comienzo de la menopausia 3.3 años por porción al día. De modo similar, un consumo alto de legumbres pospuso el comienzo de la menopausia casi 1 año por porción al día. ¿Qué no se debe comer? Pasta y arroz blancos; el consumo alto de estos alimentos hizo que la menopausia se presentara 1.5 años antes del promedio.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.