Skip to content

Vota: temas críticos como Medicare y el Seguro Social están en juego

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Medicamentos que afectan tu audición

Averigua cuáles de estos medicamentos comunes pueden causar daño a tus oídos.

Diferentes medicamentos

Corbis

Medicamentos de uso diario podrían afectar tu audición.

In English l Te duele la zona lumbar. Tienes un dolor de cabeza intenso. La rodilla que te golpeaste mientras esquiabas te está molestando, así que buscas un analgésico de venta libre. No es gran cosa, ¿verdad?

No tan rápido. El ibuprofeno, el acetaminofén y la aspirina —tres de los medicamentos más comúnmente utilizados en Estados Unidos— pueden afectar tu audición, incluso si los tomas únicamente unas pocas veces a la semana.

Parece que más de 450 medicamentos (algunos medicamentos recetados únicamente, otros de venta libre) pueden causar estragos a tu audición. Estos medicamentos ototóxicos —un término que literalmente significa veneno para los oídos— son particularmente riesgosos para los adultos mayores.

"La gente debe saber no solo qué tipos de medicamentos causan pérdida auditiva ototóxica, sino también que combinar medicamentos, tomarlos en dosis más altas que las recetadas o tomarlos por mucho tiempo puede causar problemas", dice Sharon G. Curhan, médica e investigadora clínica en Brigham and Women's Hospital en Boston. Los médicos todavía no entienden exactamente porqué estos medicamentos afectan la audición, pero sospechan que el daño a las células ciliadas o vasos sanguíneos dentro del oído interno puede ser el responsable.

Si estás tomando alguno de los siguientes, esto es lo que necesitas saber.

Analgésicos

La aspirina es un medicamento seguro pero no es inocuo. Lamentablemente, la gente tiende a buscarla cada vez que tiene un dolor o molestia menor. Aunque los expertos saben desde hace mucho tiempo que altas dosis de aspirina pueden afectar la audición, han descubierto recientemente que incluso en dosis moderadas puede ser ototóxica. Lo mismo para otros medicamentos antiinflamatorios no esteroides como el naproxeno (Aleve), ibuprofeno (Advil) y diclofenac (Voltaren).

Antibióticos

Las fluoroquinolonas como Cipro y Levaquin se recetan con demasiada frecuencia para la bronquitis o infecciones de sinusitis, cuando deberían reservarse para la mayoría de los virus más intratables, dicen los expertos. También: la familia de las "micinas" —gentamicina, eritromicina, vancomicina y neomicina— puede ser perjudicial.

Agentes antidepresivos y ansiolíticos

Los medicamentos como Prozac, Elavil, Zoloft, Paxil y Celexa se han vinculado con el tinnitus. La cafeína, el alcohol y la nicotina pueden exacerbar el problema.

Diuréticos de asa

Los médicos sospechan que los medicamentos como Lasix (furosemida), Burnex (bumetanida) y Demadex (torsemida) —recetados más comúnmente para la insuficiencia cardiaca o problemas de riñón— dañan los vasos sanguíneos en el oído interior, e interfieren con las señales que se desplazan por el nervio auditivo hacia el cerebro.

Medicamentos de quimioterapia

La cisplatina (Platinol) y la vincristina (Oncovin) —usadas para tratar los cánceres de vejiga, ovario y testículo— pueden dañar las delicadas estructuras del oído interno y causar pérdida temporal o permanente de la audición, tinnitus, problemas de equilibrio y mareo.

Margery D. Rosen es escritora independiente para AARP Health.

Cuatro formas de protegerse

1. Cerciorarse de que el médico conozca exactamente qué medicamentos tomas. Las combinaciones de productos de venta libre y suplementos de hierbas pueden afectar la audición. "Algunas personas toman varios medicamentos, todos recetados por diferentes médicos", observa Ross J. Roeses, director ejecutivo emérito del programa de audiología en University of Texas en el Dallas Callier Center for Communication Disorders. "A menos que sepas con claridad qué estás tomando, un médico no puede saber si algún medicamento nuevo te aumentará la probabilidad de pérdida del oído".

2. Preguntar por los efectos secundarios. Muchos medicamentos tienen beneficios con un uso de corto plazo bajo supervisión médica. Algunos pueden salvarnos la vida. "Sin embargo, no se pierde nada con preguntar si otro medicamento podría funcionar de igual manera", dice Roeser.

3. Reconocer las señales prematuras de problemas. Un ruido o zumbido en los oídos —o un empeoramiento del tinnitus si ya lo padeces— es la primera señal. Otros síntomas incluyen hiperacusia, una afección en la cual los ruidos fuertes son extremadamente dolorosos; mareo; o dificultad para escuchar en un salón lleno de gente. Una vez que los medicamentos se descontinúan, el tinnitus puede desaparecer con el tiempo. Sin embargo, nunca se debe descontinuar un medicamento sin antes confirmar con el médico.

4. Buscar alternativas que no sean medicamentos. No busques una pastilla ante el primer signo de dolor, recomienda Neil G. Bauman, director del Center for Hearing Loss Help en Stewarttown, Pensilvania. ¿Espalda comprimida? Haz los estiramientos o poses de yoga que sabes que deberías hacer todos los días. ¿Dolor de cabeza? Aprende técnicas para bajar el nivel de estrés. Prueba la acupuntura para esa rodilla artrítica.

También te puede interesar:

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO