Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Balancear trabajo y el cuidado de un ser querido Skip to content
 

Ser cuidador mientras trabajas

Haz rendir tu tiempo y cubre las bases.

Dos hombres trabajando en una oficina

Laura Doss/Corbis

In English |  Más de 40 millones de personas en Estados Unidos prestan cuidados a un ser querido mayor de 50 años. Aproximadamente 6 de 10 de estas personas lo hacen mientras tratan de ganarse la vida. Si eres una de ellas, aquí puedes encontrar ayuda.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Recursos Humanos

  • Pregúntale a tu representante de recursos humanos sobre las políticas y los programas de apoyo para los cuidadores. Muchas compañías tienen planes para ayudar a sus empleados a encontrar servicios comunitarios, asesoría, servicios de relevo, asistencia legal y financiera, y grupos de apoyo para cuidadores. Otras ofrecen licencias u horarios flexibles para poder cuidar a un ser querido.
  • Puede que algunas compañías no tengan una política para los empleados que también son cuidadores, pero pueden estar receptivas a la idea. AARP y Northeast Business Group on Health diseñaron un kit de herramientas para ayudar a los empleadores a apoyar a los empleados que prestan cuidados. Compártelo con tu empleador para que sepa más.
  • Es posible que la asistencia para empleados o la compañía de seguros de tu ser querido cubra las consultas con un terapeuta especialista en la prestación de cuidados o en asuntos familiares. Algunas veces algo pequeño puede ser de gran ayuda.
  • Prepárate: incluso en la misma compañía, los diferentes jefes pueden ser más o menos comprensivos.

Habla con tu jefe 

Si trabajas en una compañía pequeña sin departamento de recursos humanos, haz una cita con tu jefe. Sé directo desde el comienzo sobre tus responsabilidades de cuidador. La mayoría de los jefes valoran a los buenos empleados y harán un esfuerzo por mantenerlos.

  • No vayas con la idea de que hay una sola respuesta.
  • Ofrece soluciones que no le cuesten dinero ni tiempo a la compañía.
  • Los horarios flexibles y el teletrabajo son prácticas aceptadas en muchas oficinas.
  • Es más probable que los empleadores acepten si sugieres un tiempo de prueba que, si funciona, pueda continuar.

Prepárate para negociar. Es posible que no se te permita tener un horario flexible, pero tu compañía puede estar dispuesta a cambiarte el horario, dejarte trabajar un día a la semana desde la casa o pagar servicios de relevo cuando viajes por trabajo.

  • Si tu supervisor te deja trabajar en la casa, asegúrate de estar siempre disponible por teléfono y correo electrónico, y responde rápido.
  • Conéctate a las reuniones desde la casa por medio de teleconferencia o Skype. Si usas Skype, vete a un cuarto silencioso en donde no tengas interrupciones y vístete como si estuvieras en la oficina.
  • Verifica con frecuencia para asegurarte de que lo que hayas acordado esté funcionado para todas las partes.

Family and Medical Leave Act (FMLA, Ley de Licencia Familiar y Médica)

Según lo dispuesto por la Family and Medical Leave Act, los trabajadores que cumplan los requisitos tienen derecho a licencia sin sueldo hasta por 12 semanas al año, sin perder la seguridad laboral ni los beneficios médicos, a fin de cuidar al cónyuge, un hijo o uno de los padres con alguna enfermedad grave.

  • Las compañías con menos de 50 empleados están exentas de la FMLA.
  • Para cumplir los requisitos, debes haber trabajado para la compañía al menos 1,250 horas en los últimos 12 meses. Verifica con tu departamento de recursos humanos para ver si cumples los requisitos. La ley dispone que la compañía te informe sobre tus derechos conforme a la FMLA y, si eres apto, te ofrezca la licencia. Los empleadores no pueden amenazarte ni hacerte la vida imposible porque solicitaste la licencia.
  • Puedes tomarte 12 semanas de licencia seguidas o por partes (por ejemplo, tres días dos veces al mes cuando uno de tus padres recibe quimioterapia). Cuando se te acabe la licencia, debes regresar al trabajo para proteger tu puesto.
  • Conforme a la Americans With Disabilities Act (ADA, Ley para Estadounidenses con Discapacidades), los empleados que tomen tiempo de trabajo para cuidar a uno de sus padres o a su cónyuge tienen derecho al mismo trato que sus compañeros de trabajo que se tomen tiempo libre para cuidar a sus hijos discapacitados.
  • La ADA también te protege si pierdes el trabajo o eres víctima de acoso.
  • Algunos estados tienen leyes parecidas, pero no idénticas a la FMLA federal. Es posible que ofrezcan beneficios diferentes.

 Si no aplica ninguna ley, tu empleador no está obligado a darte tiempo libre ni a hacerte concesiones.

Busca cerca de casa

Busca y participa en tu comunidad de cuidadores locales. Los programas de cuidados diurnos para adultos son buenos para socializar y tener una estructura, y también ofrecen actividades diseñadas para mantener o reforzar las habilidades. Pueden ser útiles para hablar con otras personas que estén afrontando los mismos problemas. También encontrarás a personas con las que puedas acordar servir de relevo mutuamente o compartir un cuidador de medio tiempo.

Planifica las citas

Reduce al mínimo el tiempo que tomes del trabajo. Coordina las citas médicas y de terapia de tu ser querido temprano en la mañana o al final del día.

No abuses del tiempo de trabajo

Si tienes que llamar a tu ser querido, pedir citas médicas o buscar información relacionada, hazlo durante la hora del almuerzo.

Mantente organizado

Utiliza el tiempo de forma eficiente. Determina tus prioridades. Completa primero las tareas más importantes. Cuando te debes dividir entre dos responsabilidades, es fácil olvidarte de las cosas.

  • Mantente concentrado con ayuda de dos listas de verificación (una para tus actividades de cuidador y otra para el trabajo).
  • Pon las obligaciones de la prestación de cuidados y del trabajo en un solo calendario.
  • Delega tareas en el trabajo y en la casa.

Demuestra aprecio

Asume que tus compañeros de trabajo están contribuyendo al ayudarte con la carga laboral cuando no estás en la oficina. Dales las gracias en este momento y, cuando puedas, ofrécete para ayudar a aquellos colegas que estén afrontando situaciones similares.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.