Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

'Rosie, la remachadora' inspira un ideal

Este personaje representa a la mujer fuerte e independiente que la Segunda Guerra Mundial liberó de los roles tradicionales.

Una remachadora trabaja en un bombardero Consolidated en octubre de 1942

HOWARD R. HOLLEM, FARM SECURITY ADMINISTRATION VIA LIBRARY OF CONGRESS

Una remachadora trabaja en un bombardero Consolidated en octubre de 1942 en Consolidated Aircraft Corp, en Fort Worth, Texas.

In English | La idea de Rosie, la remachadora (Rosie the Riveter) —una mujer fuerte que se encarga de las cosas mientras los hombres están lejos luchando contra el enemigo— surgió durante los primeros años de la Segunda Guerra Mundial.

Pero el ideal de Rosie, una mujer decidida que es parte de una hermandad indomable de líderes, volvió a nacer en 1982, cuando un cartel creado en 1943 resurgió de los Archivos Nacionales.

La inspiradora de Rosie, la remachadora, fue Rosalind "Roz" Palmer Walker, una adinerada joven de 19 años de Long Island que decidió renunciar a una educación en una de las universidades del grupo Seven Sisters para empezar a trabajar en la línea de montaje de Vought Aircraft Co. en Stratford, Connecticut, en 1942. Podrías llamarla la primera Rosie.

También fue la última Rosie sobreviviente, comúnmente se la asociada con la simbólica Rosie. Murió el 4 de marzo del 2020, a los 95 años, en la ciudad de Nueva York.

Un apodo captura la atención de los años 1940

La leyenda de Rosie fue iniciada por Igor Cassini, un columnista de sociedad de difusión nacional que escribió sobre Rosalind Palmer. La escritora Alice Hughes de King Features Syndicate visitó de nuevo a Palmer en julio de 1943 para otra historia.

Un afiche de Rosie The Riveter de 1944

LMPC / Getty Images

Póster de la película Rosie the Riveter de 1944.

La columna de Cassini llamó la atención de los compositores Red Evans y John Jacob Loeb, que escribieron una canción llamada Rosie the Riveter popularizada por varias bandas en 1943.

Pocos meses después, el artista Norman Rockwell se inspiró y creó su propia versión para la tapa de la edición del 29 de mayo de 1943 de The Saturday Evening Post antes del Día de la Recordación. Le pidió a Mary Doyle Keefe, una operadora telefónica de Arlington, Vermont, de 19 años en aquel entonces, que posara para él. Ella murió el 21 de abril del 2015, a los 92 años, en Simsbury, Connecticut.

Para 1944, Hollywood también había dado la cara por Rosie.

Rose Will Monroe, una remachadora en la fábrica de aviones Willow Run Aircraft Factory en Ypsilanti, Míchigan, se convirtió en otra Rosie cuando el actor Walter Pidgeon la descubrió ese año y la animó a aparecer en una película promocional sobre bonos de guerra. Monroe murió el 31 de mayo de 1997, a los 77 años, en Clarksville, Indiana.

En abril de 1944, Republic Pictures lanzó el largometraje Rosie the Riveter, ambientado en una planta de defensa de California y protagonizado por la actriz Jane Frazee como Rosalind "Rosie" Warren. Frazee, la estrella de varias películas de la década de 1940, apodada la "reina de los musicales de serie B", murió el 30 de agosto de 1985, a los 70 años, en Newport Beach, California.

Mary Keefe, de 78 años, está parada junto a un póster de la película Rosie the Riveter de 1944

Susan Watts/NY Daily News Archive vía Getty Images

Mary Keefe, de 78 años, al lado de la pintura de Norman Rockwell "Rosie the Riveter" el 17 de mayo del 2002, en la casa de subastas Sotheby's.

Rosie reaparece en los años 80

Tal vez la imagen que la cultura popular de hoy considera más icónica es la del póster "We Can Do It!" (¡Podemos hacerlo!) creado por J. Howard Miller como parte de una campaña de patriotismo para las obreras de las fábricas de Westinghouse. Pero durante la guerra, el póster se exhibió solo unas pocas semanas como parte de una serie rotativa de mensajes inspiradores para las trabajadoras de Westinghouse en el frente interno.

La mayoría de las mujeres que participaron en el esfuerzo de guerra dejaron sus empleos cuando la guerra terminó. Y el póster de Miller languideció durante 40 años en los Archivos Nacionales, hasta que se volvió a descubrir en la colección del Gobierno y se publicó en una revista en 1982.

En un momento, Geraldine Hoff Doyle, que había trabajado brevemente en American Broach & Machine Co. en Ann Arbor, Michigan, creyó que ella era el sujeto de una foto de United Press International de 1942 que se pensaba había inspirado a Miller. Pero en el 2016, casi seis años después de la muerte de Doyle, el profesor James Kimble de Seton Hall University en South Orange, Nueva Jersey, encontró evidencia de que la mujer de la fotografía era otra.

Naomi Parker (Fraley después), con un pañuelo de lunares para evitar que su cabello se enredara en la maquinaria de Alameda Naval Air Station en Oakland, California, era el nombre que aparecía en el negativo. Fraley murió el 20 de enero del 2018, a los 96 años, en Longview, Washington. Doyle murió el 26 de diciembre del 2010, a los 86 años, en Grand Ledge, Michigan.

Un movimiento en busca de inspiración

La Rosie de "We Can Do It!" también pudo haber sido completamente un producto de la imaginación de Miller. Pero su resurgimiento llegó en un momento ideal para el movimiento feminista, que necesitaba inspiración.

Imagen de Rosie, la remachadora (Rosie the Riveter)

John Parrot/Stocktrek Images

El icónico póster de J. Howard Miller.

En 1982, a la Enmienda de Igualdad de Derechos le faltó el apoyo de tres estados para poder ser ratificada. La National Association of Women Judges (Asociación nacional de juezas) señaló que la administración Reagan solo tenía cuatro mujeres en su lista de 84 funcionarios nombrados para ocupar cargos en los tribunales federales. Y el número de familias monoparentales encabezadas por mujeres había aumentado más del doble entre 1970 y 1981.

En su época original, "We Can Do It!" fue un eco de la canción de 1941 escrita el día de Pearl Harbor, "We Did It Before and We Can Do It Again" (Lo logramos una vez y podemos hacerlo nuevo). A partir de 1982, se convirtió en el grito de batalla de una nueva generación de mujeres.

Los millones de mujeres que trabajaron en fábricas durante la Segunda Guerra Mundial también inspiraron un parque nacional, el Rosie the Riveter World War II Home Front National Historical Park en Richmond, California. El parque se inauguró en el 2000 y comprende sitios de emplazamiento de astilleros, una fábrica de tanques y urbanizaciones que se expandieron durante la guerra.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO