Skip to content

AARP reafirma su compromiso de ayudar a aquellos con demencia al hacer importante inversión. Entérate.

 

 

Puerto Rico se recupera

Roberto Clemente Jr. lucha contra el hambre en la isla y mundialmente.

Roberto Clemente junto a sus hijos

Neil Leifer/Sports Illustrated/Getty Images

Roberto Clemente Jr., parado delante de su padre, Roberto Clemente de los Pittsburgh Pirates, y sus dos hermanos menores en 1972.

In English | Nunca me fue fácil tener a un atleta superestrella como padre y llevar su nombre. Recuerdo haberle dicho a mi mamá que deseaba tener mi propio nombre. Pero a medida que crecí me di cuenta de que ese nombre es una bendición. La gente aprecia a mi padre por lo que logró como jardinero derecho para los Pittsburgh Pirates, por supuesto, pero también lo recuerdan como alguien que siempre estaba dispuesto a ayudar. Así es como lo perdimos: su avión se estrelló en las aguas del Atlántico en 1972 mientras viajaba a Nicaragua para ayudar a las víctimas de un terremoto. Yo solo tenía siete años cuando falleció.

Crecí en Puerto Rico, donde mi mamá siempre ayudaba a los demás cuando podía. Ayudar es todo lo que sé. Cuando jugaba pelota en las Pequeñas Ligas, veía a chicos, y hasta a adultos, pidiéndoles algo que comer a los jugadores.

Ahora, como embajador global de la organización Food for the Hungry (Alimentos para los hambrientos) y su iniciativa Striking Out Poverty (Eliminemos la pobreza), veo esa necesidad por todas partes, pero especialmente en áreas bien apartadas de los lugares donde las agencias gubernamentales la buscan. Nuestro objetivo es llegar a estas personas y mostrarles cómo ser independientes. Últimamente nos hemos dado cuenta de que la falta de agua limpia es un gran problema.

Roberto Clemente, hijo

Christopher Gregory

Roberto Clemente Jr. Quiere que las Grandes Ligas de Béisbol participen en las iniciativas de la organización Food for the Hungry y en la suya, Striking Out Poverty.

El pueblo de Puerto Rico todavía sufre después de la devastación del huracán María, y aún sigue tomando agua contaminada. Estamos usando donaciones para distribuir agua por toda la isla y las Islas Vírgenes de EE.UU. De cierta manera, estoy trabajando por mi causa para completar el círculo y volver a mi punto de partida. No soy solo el hijo de un jugador de las Grandes Ligas de Béisbol; yo también fui jugador, y me agradaría que la liga participara en lo que estamos haciendo. En algunos lugares en África donde Food for the Hungry trabaja, hay niños que no tienen ni idea de lo que es el béisbol. Los jóvenes ahí no solo necesitan algo que comer sino algo que hacer. Mi sueño es poder solucionar el problema del hambre en estos lugares al mismo tiempo que ayudamos a desarrollar jugadores de las Grandes Ligas. —Tal como le fue contado a Michael Anft

 

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO