Skip to content
 

Se llega a un acuerdo para que Medicare negocie los precios de los medicamentos

Por mucho tiempo, AARP ha luchado por precios más justos, y así ayudar a los adultos mayores a pagar por los medicamentos que necesitan para vivir.

El edificio del Capitolio de Estados Unidos

Getty Images

In English

Es posible que millones de adultos mayores ya no tengan que elegir entre pagar por los alimentos y comprar sus medicamentos en virtud de un acuerdo histórico concertado en el Capitolio que permitiría a Medicare negociar directamente con los fabricantes el precio de algunos medicamentos recetados. El acuerdo propuesto también evitaría que los precios continúen aumentando más rápido que el nivel de inflación, y limitaría los gastos de bolsillo de los medicamentos de la Parte D a $2,000 al año y el precio de ciertas insulinas a $35 al mes.

 El acuerdo puede ser una de las piezas finales que los legisladores necesitan al intentar llegar a un acuerdo final sobre la legislación general de la Administración Biden, Build Back Better, que se ha vinculado a más de $1 billón en financiación para reforzar la infraestructura del país.

“Este acuerdo reducirá directamente los gastos de bolsillo por medicamentos para millones de pacientes”, dijo el líder de la mayoría del Senado Chuck Schumer, demócrata por Nueva York, al anunciar el acuerdo el 2 de noviembre.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Todavía se están conociendo los detalles, pero según el presidente del Comité de Finanzas del Senado, Ron Wyden, demócrata por Oregón, la capacidad de Medicare para negociar los precios de los medicamentos recetados comenzaría en el 2023 con 10 medicamentos. El descuento en los medicamentos cuyos precios son más altos que el nivel de inflación general se aplicaría a los medicamentos recetados tanto en Medicare como en el mercado comercial y comenzaría en el 2022. 

“No hay un problema mayor que afecte a los bolsillos de los adultos mayores beneficiarios de Medicare que los costos cada vez mayores de los medicamentos recetados”, dijo Jo Ann Jenkins, directora ejecutiva de AARP, en un comunicado emitido poco después de que se anunciara el acuerdo sobre medicamentos recetados. “Durante décadas, los adultos mayores han estado a merced de las grandes farmacéuticas. Permitir que Medicare finalmente negocie los precios de los medicamentos es una gran ventaja para los adultos mayores. Evitar que los precios aumenten más rápido que el nivel de inflación y agregar un límite de bolsillo a la Parte D les brindará a los adultos mayores un verdadero alivio con los costos más altos de los medicamentos. Los legisladores deben trabajar rápidamente para convertir el anuncio de hoy en una realidad legislativa que cumpla con las promesas hechas a los adultos mayores”.

AARP ha estado luchando durante años por una legislación que frene los precios descontrolados de los medicamentos recetados para que las personas en el país ya no paguen los precios más altos por los medicamentos recetados, tres veces más que los de otros países.

“Los socios de AARP han llamado y enviado correos electrónicos al Congreso más de 1.5 millones de veces este año, con más de 300,000 correos electrónicos y 9,000 llamadas telefónicas a las oficinas de los congresistas en tan solo los últimos días”, dijo Jenkins en su declaración. Encuestas recientes muestran que las personas en Estados Unidos apoyan rotundamente permitir que Medicare negocie los precios de los medicamentos y otras herramientas para reducir los costos. En una encuesta reciente de AARP, el 87% de los demócratas y el 85% de los republicanos apoyan esos esfuerzos.

AARP “examinará de cerca la propuesta para asegurar que los precios de los medicamentos y los gastos de bolsillo de los adultos mayores finalmente disminuyan como resultado de este acuerdo”, dijo Jenkins en su declaración.

Dena Bunis informa sobre temas relativos a Medicare, atención de la salud, políticas en materia de salud y el Congreso estadounidense. Además, es autora de la columna “Medicare Made Easy” para AARP Bulletin. Galardonada por su labor periodística, Bunis trabajó durante décadas para periódicos en grandes ciudades. Entre los puestos que ocupó se incluyen los de jefa de la oficina de Washington del Orange County Register y reportera sobre temas de salud y entorno laboral para Newsday.