Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Inseguridad alimentaria de personas mayores de 60 años Skip to content
 

La inseguridad alimentaria deja con hambre a personas mayores de 60 años

Millones de personas no comen lo suficiente porque no pueden costear los alimentos, según un estudio.

Mujer mayor come sus alimentos

Getty Images

In English | Según un reciente estudio, casi 5.5 millones de adultos de 60 años o más estaban en situación de inseguridad alimentaria en el 2017; es decir, con frecuencia pasaban hambre porque no podían costear la comida.

El informe de Feeding America —una organización de lucha contra el hambre que opera una red de 200 bancos de alimentos y 60,000 despensas y programas de alimentación en todo el país— dice que, si bien la inseguridad alimentaria de la población en general disminuyó del 2016 al 2017, la cantidad de adultos mayores de 60 años que se encuentran en esa situación no varió mayormente. En el 2016, 5.3 millones de adultos mayores vivían con hambre.

"Sabemos que la cantidad de adultos mayores va a continuar aumentando. De modo que aunque el porcentaje se mantenga igual, se espera que la cantidad de personas mayores con inseguridad alimentaria aumente drásticamente en los próximos años", dijo Craig Gundersen, profesor en University of Illinois y coautor del informe. “La inseguridad alimentaria entre los adultos mayores no es un problema exclusivo de los pobres”.

El estudio se basó en datos obtenidos de la Encuesta de Población Actual realizada por la Oficina del Censo de Estados Unidos (en inglés). La encuesta se realizó en diciembre del 2017 y los datos se publicaron en septiembre, por lo que es la información más actualizada que se encuentra disponible sobre la insuficiencia alimentaria. Este es el tercer año que Feeding America publica el informe “State of Senior Hunger in America” (Estado del hambre entre los adultos mayores de Estados Unidos).


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Los 5.5 millones de adultos de 60 años o más que tenían inseguridad alimentaria representaban el 7.7% de todas las personas en ese grupo de edad. El informe, uno de cuyos coautores fue James Ziliak de University of Kentucky, sorprendentemente reveló que los índices de hambre eran más altos entre las personas de 60 a 64 años que en los grupos de más edad. Entre los adultos mayores de 60 años que tenían inseguridad alimentaria, más de un tercio (37.5%) tenían entre 60 y 64 años, mientras que uno de cada diez (9.9%) tenían 80 años o más.

"Pensábamos que la imagen de una persona mayor con inseguridad alimentaria sería la de una persona de 82 años que vive sola en una zona rural", dice Gundersen. "Por supuesto, hay muchas, muchas personas que entran en esa categoría. Pero el rostro real del hambre en la población mayor es el de las personas de 60 a 65 años".

El informe también halló que los adultos mayores que vivían en la misma casa con sus nietos eran más propensos a sufrir de hambre. Aproximadamente una de cada seis personas de 60 años o más que vivían en un hogar con varias generaciones (15.7%) tenían inseguridad alimentaria, comparado con solo el 7.3% de los adultos mayores que no vivían con sus nietos.

“Podría parecer que algunos de estos hogares tienen suficientes ingresos, pero no anticiparon que deberían alimentar a los nietos", dice Gundersen. "Si los abuelos no tienen la custodia del niño, puede ser difícil conseguir que les aumenten los cupones de alimentos SNAP para incluir al niño".

La conclusión del informe es que existe una necesidad urgente de abordar el problema del hambre en las personas mayores del país antes de que la evolución de la población haga que el número sea muchísimo más alto.

“En el 2017 había 70.5 millones de adultos mayores viviendo en Estados Unidos”, dice el informe. “Se estima que para el año 2050 la población de adultos mayores llegará a 104 millones. Si no se modifica el índice actual de inseguridad alimentaria entre las personas mayores, más de 8 millones de esos adultos se verán en esa situación".

Desde el 2011, la campaña Drive to End Hunger (Carrera contra el hambre), de AARP Foundation (en inglés) ha ido creando conciencia sobre el problema de la inseguridad alimentaria entre los adultos mayores, y ha ayudado a satisfacer las necesidades alimentarias diarias de los adultos mayores que pasan hambre. Además, trabaja para hallar soluciones permanentes para acabar con el hambre de las personas mayores. Para obtener más información sobre esta iniciativa, visita el sitio web de la Fundación (en inglés).

“Más de 10 millones de adultos mayores están en riesgo de pasar hambre todos los días”, dice Emily Allen, vicepresidenta sénior de programas para AARP Foundation. “Los adultos mayores con inseguridad alimentaria son un 50% más propensos a tener diabetes y un 60% más propensos a sufrir de insuficiencia cardíaca congestiva. Las investigaciones muestran que la inseguridad alimentaria les cuesta a los adultos mayores en Estados Unidos aproximadamente $130,000 millones ($130 billion) por año en gastos adicionales por servicios de cuidado de la salud. De modo que el hambre de la población mayor no es solo un problema individual; es un problema con repercusión en las familias, las comunidades y la sociedad".

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.