Skip to content

Guías para el cuidado de una persona mayor: aprovecha estos recursos e información.

 

El precio de medicamentos recetados aumentó a ritmo mayor que la inflación

Un informe de AARP muestra que el gran aumento en los precios de medicamentos de marca y especializados supera la reducción del precio de los medicamentos genéricos.

Dinero puesto encima de medicamentos recetados

Getty Images

En español | Según un informe publicado por AARP el jueves, el costo anual promedio de los medicamentos recetados de amplio uso para el tratamiento de trastornos crónicos alcanzó casi $20,000 en el 2017. La conclusión se basa en el análisis de los precios al consumidor de 754 medicamentos de marca, genéricos y especializados.

El informe Rx Price Watch (en inglés), más reciente de AARP halló que en el 2017 los precios al consumidor de los medicamentos de marca de gran consumo aumentaron en promedio el 8.4%, y los precios de los medicamentos especializados de gran consumo aumentaron el 7%. Los medicamentos especializados son fármacos costosos, por lo general inyectables, que se necesitan a menudo para el tratamiento de enfermedades graves, como el cáncer. El informe halló que los grandes aumentos en esas dos categorías de medicamentos superaron, en combinación, la reducción del 9.3% que se vio en los precios de medicamentos genéricos de gran consumo en el 2017. En total, el aumento anual promedio de los precios al consumidor fue del 4.2%, el doble de la tasa de inflación de ese año, que fue del 2.1%.

Basta con medicamentos costosos

Pídele aquí al Congreso que acabe con la codicia de las compañías farmacéuticas.

"El precio de los medicamentos recetados es superior al beneficio jubilatorio promedio del Seguro Social y se está aproximando a la media de ingresos de los beneficiarios de Medicare", dijo Leigh Purvis, directora de Investigación de Servicios de la Salud de ARRP. "Estos precios están acaparando cada vez más lo que las personas ganan en el año y no hay manera de decir que eso sea asequible". El informe también indica que si estas tendencias de precios continúan, "los adultos mayores no podrán pagar los medicamentos recetados que necesitan, lo que tendrá resultados negativos para su salud y originará mayores costos de cuidado de la salud en el futuro".

El alto promedio anual de los precios en el 2017 se debió principalmente a los medicamentos especializados, dijo Purvis. Estos fármacos son, por mucho, los más costosos del mercado. Por ejemplo, Humira, un medicamento ampliamente publicitado y que con frecuencia se receta para la artritis reumatoide y otros trastornos, en el 2017 costaba $160 por día. Revlimid, un medicamento que se usa comúnmente para el tratamiento del cáncer, tuvo un costo anual de casi $250,000.

"Estos medicamentos especializados van a tener un impacto cada vez mayor sobre los precios que pagamos y las tendencias que estamos observando", dijo Purvis. "Anteriormente los tomaban una cantidad relativamente pequeña de personas, pero ahora estamos viendo que cada vez son más las personas que los usan. Y muchos adultos mayores los usan para enfermedades como el cáncer o la esclerosis múltiple".

A principios de este año, AARP lanzó la campaña Basta con medicamentos costosos con el fin de persuadir a los legisladores federales y estatales de que aprueben leyes para ayudar a reducir el precio de los medicamentos recetados. En lo que va del año, 24 estados han aprobado 36 medidas diseñadas para reducir el precio de los medicamentos recetados. Estas leyes abarcan desde medidas para aumentar la transparencia del precio de estos fármacos o crear juntas de asequibilidad de medicamentos, hasta permitir su importación de Canadá y otros países. En el Congreso, el Comité de Finanzas del Senado ha presentado una propuesta de amplia cobertura a consideración del Senado, y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, presentará el jueves un proyecto de ley de los líderes demócratas sobre medicamentos.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO