Skip to content
 

No recortemos los fondos del Seguro Social

AARP: Anteriores recortes al presupuesto han provocado largos períodos de espera para recibir asistencia.

Capitolio al atardecer en Washington, D.C.

Getty Images

AARP insta al Congreso a aumentar los fondos para la Administración del Seguro Social con el fin de ayudar a la agencia a resolver los problemas del servicio al cliente.

In English |  En una carta enviada a los líderes del Senado y la Cámara de Representantes, AARP instó al Congreso a aumentar los fondos destinados a la Administración del Seguro Social (SSA) para ayudar a la agencia a abordar sus muchos retrasos en el servicio.

El Congreso está considerando un proyecto de ley de asignaciones presupuestarias para mantener el funcionamiento del Gobierno federal después del 23 de marzo. La legislación incluye un recorte propuesto de $400 millones del presupuesto de la SSA para el año fiscal en curso, que finaliza el 30 de septiembre.

Reducir el presupuesto de la SSA solo agravaría sus problemas operativos. “La crónica falta de fondos ha comprometido seriamente la capacidad de muchas agencias para cumplir con sus responsabilidades”, escribió la vicepresidenta ejecutiva de AARP, Nancy LeaMond. “Años de financiamiento insuficiente han resultado en un retraso histórico de audiencias y reclamaciones, y tiempos de espera inexcusablemente largos para citas y llamadas”.

AARP proyecta que incluso sin los recortes propuestos, la espera típica por servicio al llamar al número gratuito de la SSA aumentará de 16.2 minutos el año pasado a 20.8 minutos este año. El análisis también encontró que el tiempo de espera para una decisión tras una audiencia en el 2018 será de 600 días, un ligero descenso en comparación con los 605 días del año pasado, pero aún más del doble que la meta de la SSA de 270 días.

“El incumplimiento de las operaciones de la SSA compromete aún más la capacidad de la agencia para proteger la integridad del programa y, a su vez, socava la solidez fiscal de los fondos fiduciarios para la vejez y para la discapacidad", dice LeaMond. "Los recortes presupuestarios ya han resultado en una reducción significativa en el personal de campo de las oficinas, la reducción de las horas de oficina y la emisión limitada de los estados de cuenta anuales del Seguro Social”.

Con casi 10,000 personas de la generación de los “boomers” que se jubilan cada día, es probable que aumenten las demandas de ayuda para navegar el proceso de beneficios del Seguro Social. “Creemos que nuestro presupuesto federal debe reflejar un enfoque sensato hacia las necesidades de salud y seguridad económica de nuestra nación actuales y futuras”, dice LeaMond.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO