Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

El Gobierno pudo haber pagado $380 millones de más en beneficios de la SSI

Las restricciones presupuestarias impidieron que la Administración del Seguro Social revisara el estado de algunos beneficiarios de la Seguridad de Ingreso Suplementario.


spinner image Tarjeta del Seguro Social con dinero estadounidense
Getty Images

Se estima que 77,000 beneficiarios de la Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI) pueden haber recibido $381.5 millones de más en pagos porque la Administración del Seguro Social (SSA) no había revisado sus casos en más de 10 años, según un informe publicado esta semana por el inspector general de la agencia.

En total, alrededor de 1.1 millones de beneficiarios de la SSI no habían tenido una redeterminación de sus beneficios en más de una década porque la SSA no tenía el presupuesto para cubrir las revisiones, dice el informe. Más de 8.2 millones de personas recibieron beneficios de la SSI en el 2017, por un total de $51,400 millones.

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

La SSI es un programa federal diseñado para ayudar a las personas de edad avanzada, con ceguera y con discapacidades que tienen ingresos muy bajos o no tienen ingresos al proporcionarles dinero para satisfacer necesidades básicas, como alimentos, vestimenta y vivienda. Se financia con los ingresos fiscales generales, no con los impuestos sobre la nómina del Seguro Social.

La SSA lleva a cabo revisiones periódicas de los factores no médicos de los beneficiarios de la SSI —como ingresos, otros recursos financieros y situación de vivienda— para determinar si se deben ajustar sus beneficios. Las revisiones por lo general se realizan anualmente si la SSA cree que es probable que hayan ocurrido cambios en las circunstancias financieras del beneficiario o una vez cada seis años si se considera que es poco probable que haya ocurrido un cambio.

Pero para algunos beneficiarios, no se han llevado a cabo redeterminaciones en hasta 13 años. Por ejemplo, una beneficiaria de la SSI de Illinois, cuya última revisión se completó en mayo del 2005, recibió $17,616 en sobrepagos de la SSA durante 24 meses. Los sobrepagos se identificaron solo porque la beneficiaria, al responder al cuestionario que el inspector general envió para preparar este informe, dijo que tenía nuevos recursos financieros que afectarían su derecho a recibir beneficios de la SSI. Como resultado del informe y de una revisión de seguimiento, la SSA está reteniendo una cantidad de los pagos mensuales de la SSI de la mujer para recuperar el sobrepago ocurrido.

En respuesta al informe, la SSA dijo que había completado 2.6 millones de redeterminaciones en el año fiscal 2017 y planea completar 2.9 millones en el año fiscal 2018. La SSA también dijo que examinará su política para determinar el mejor uso de sus recursos para revisar la idoneidad para recibir beneficios de la SSI de una manera “rentable y eficiente”.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?