Skip to content
 

Un proyecto de ley ayudaría a las familias a administrar los beneficios del Seguro Social

Esta legislación podría reducir la documentación que deben completar las familias.

Carpetas de colores con papeles arrumadas una encima de la otra

Getty Images

Está pendiente un nuevo proyecto de ley que facilitaría las solicitudes de beneficios del Seguro Social en representación de seres queridos.

In English |  Un proyecto de ley que la Cámara de Representantes aprobó unánimemente este mes haría que sea más fácil manejar los beneficios del Seguro Social de un familiar. Este proyecto disminuye la documentación requerida para que alguien actúe como el “representante del beneficiario”, el término que usa la Administración del Seguro Social (SSA) para una persona que administra los beneficios en representación de otra.

La legislación eximiría de la obligación de llenar un formulario anual de contabilidad de la SSA a la mayoría de los representantes del beneficiario que son sus parientes. Este formulario detalla cómo se usaron los beneficios de su ser querido. Si este proyecto se convierte en ley, los representantes que sean el cónyuge del beneficiario; el padre, la madre o el tutor legal que vive con un menor que recibe beneficios; o uno de los padres que vive con un hijo adulto que recibe beneficios, ya no estarán obligados a presentar el formulario. Los partidarios de este proyecto de ley esperan lograr que se presente uno similar en el Senado.

El dinero que ahorraría la SSA al eliminar esta documentación se usaría para llevar un mejor control sobre los representantes a fin de luchar contra los incidentes de abuso, fraude y conducta indebida. Por ejemplo, la agencia proporcionaría subvenciones a los estados para realizar evaluaciones en el hogar y visitas educativas con los representantes.

En el año fiscal federal que terminó en septiembre del 2016, aproximadamente 6 millones de representantes del beneficiario administraron $70,000 millones ($70 billion) en beneficios del Seguro Social. Esta legislación forma parte de una iniciativa para que la agencia esté mejor preparada para el aumento esperado en el número de adultos mayores que necesitarán ayuda con la administración de sus finanzas.

“Una gran cantidad de personas pasan mucho tiempo llenando y procesando estos formularios”, dice James Palmieri, asesor principal de política del Instituto de Política Pública de AARP.

“Los representantes del beneficiario desempeñan un papel fundamental al atender los intereses de los beneficiarios vulnerables del Seguro Social”, dice Joyce A. Rogers, vicepresidenta sénior de asuntos gubernamentales de AARP. “Se espera que el número de representantes del beneficiario aumente de manera sustancial a medida que los baby boomers reciban los beneficios de jubilación que se ganaron”.

Los legisladores y la SSA dicen que es costoso procesar la documentación anual de contabilidad, y que esta documentación casi nunca revela el uso indebido de los fondos. Con la nueva legislación, la SSA redirigiría parte del dinero gastado para analizar estos formularios —unos $95 millones al año— a otras maneras más eficaces de verificar si los representantes están usando los fondos adecuadamente para pagar los gastos del beneficiario, tales como evaluaciones en el hogar.

En la mayoría de los casos (el 63.5%), el representante es uno de los padres o un tutor que administra los beneficios para un menor. Pero muchos beneficiarios que necesitan un representante son adultos, en particular quienes tienen discapacidades. Y a medida que la proporción de adultos mayores aumenta, también incrementará la necesidad de representantes del beneficiario. Se espera que el número de trabajadores jubilados que reciben beneficios del Seguro Social y necesitan un representante del beneficiario aumente un 48% entre el 2013 y el 2025.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO