Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Cómo prepararte para un estilo de vida sureño durante los meses de frío

Toma estos pasos antes de emigrar a un clima más cálido para el invierno.

Pareja mayor tomando el sol sentados en una playa.

BETSIE VAN DER MEER/GETTY IMAGES

In English | Cuando Richard y Betty Ann Smith se jubilaron hace 15 años, se mudaron de East Brunswick, Nueva Jersey, a Easton, Pensilvania, y decidieron pasar los meses invernales en la costa del Golfo de Alabama. De enero a marzo, la temperatura ahí alcanza los 60 y 70 grados: un clima que a los Smith les agrada mucho más que el clima invernal de Pensilvania para mantenerse activos.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


"Vamos por el golf, la pesca y la vida social con nuestras amistades del sur", dice Richard Smith, pastor presbiteriano jubilado de 79 años. "Personas como nosotros emigran hacia toda la zona costera, que se encuentra altamente poblada en el invierno".

Los Smith, como otras personas que se han jubilado, han encontrado una nueva libertad como las llamadas "aves migratorias": personas que emigran a un clima más cálido cada año, normalmente en diciembre o enero. A medida que las temperaturas bajan por todo Estados Unidos, estas personas viajan hacia el sur para escapar el viento, el hielo y la nieve de los estados del norte. Razones de salud tales como enfermedades pulmonares motivan a algunas, mientras que otras sencillamente prefieren un clima cálido. Y según los residentes de todo el año de estos climas más soleados, aquellos que solían emigrar solo durante el invierno en la actualidad están comenzando a quedarse por más tiempo.

A lo largo de la costa del Golfo de Alabama, por ejemplo, la temporada no oficial de la migración de los norteños solía ser principalmente durante los meses de enero y febrero, pero ahora se ha extendido desde principios de noviembre hasta marzo, dice Kay Maghan, portavoz de Gulf Shores & Orange Beach Tourism. "En los últimos cuatro años, hemos observado que nuestras 'aves migratorias' se quedan por mucho más tiempo", dice ella.

"Hay un creciente número de personas que han decidido emigrar al sur por la temporada, y se están quedando por más tiempo", dice John F. Brady, fundador de TopRetirements.com, un sitio web que se centra en asuntos de la jubilación. "Una gran cantidad de ellas pertenece a la generación boomer. Estas personas están cansadas del invierno y los inconvenientes que lo acompañan". 

Además de Alabama, otros estados que han sido destinos populares para aquellos que desean escaparse del frío son Arizona, California, Florida, Georgia, Luisiana, Misisipi, Nuevo México, Carolina de Sur y Texas, según Homeaway.

La elección de un destino sureño para pasar el invierno —y cuánto tiempo quedarse allí cada año— depende en gran medida de tus finanzas y gustos. Brady y su esposa Roberta, escritora de libros de misterio de 65 años, dividen su tiempo entre Madison, Connecticut, y Key West, Florida, que ahora es su residencia principal. Otros, como el abogado Alan Tawshunsky, de 64 años, radicado en Washington D.C., siguen viviendo la mayor parte del año en el hogar ubicado en el clima más frío. Tawshunsky ha pasado los últimos tres inviernos en el sur de Florida, donde trabaja a distancia en su propio bufete de abogados. "En el invierno, prefiero el clima más templado de Florida que el de D.C.", dice él. 

Lora y Kenn Krouse, cuando se jubilaron de Procter & Gamble hace 23 años, comenzaron a emigrar a Gulf Shores, Alabama desde su hogar en Athelstane, Wisconsin. Kenn Krouse dice que hacer nuevas amistades es una parte clave de este estilo de vida. "Solo comienzas a conversar con otras personas y rápidamente haces nuevas amistades", dice él. 

Prepararse para emigrar a climas más cálidos necesita práctica y preparación. Si piensas que te gustaría probar vivir en algún estado del sur durante el invierno, estos son algunos de los factores que debes considerar: 

  • Decide si alquilarás o comprarás. Si esta es tu primera experiencia en un clima más cálido, podría ser mejor alquilar primero para ver si te sientes a gusto en el área. Si ya has pasado vacaciones en la región antes de jubilarte, posiblemente ya sepas que deseas pasar el invierno allí. Normalmente, las personas que piensan emigrar en el futuro a un lugar más cálido durante el invierno podrían pasar unas vacaciones en el lugar y luego alquilar por un mes o más, hasta en distintos lugares, antes de decidir dónde alquilar por varios meses o, con el paso del tiempo, comprar, dice Kenn Krouse. Por ejemplo, puedes alquilar a través de Airbnb o VRBO para probar el lugar.
  • Decide cuál lugar será tu residencia principal. Esto aplica solo si eres dueño de propiedades en ambos lugares o estás considerando comprar un segundo hogar. Con el tiempo, quizás pases más tiempo en el hogar del clima más cálido y entonces necesitarás declararlo tu residencia principal. "[Ahora] somos residentes de Alabama", dice Kenn Krouse. Tras comprar un hogar en Gulf Shores, cambiaron de residencia principal hace diez u once años. Según la política del IRS, solo puedes tener una residencia principal a la vez. Si eres dueño o vives en más de un hogar, debes utilizar la prueba de "hechos y circunstancias" para determinar cuál de las propiedades es tu residencia principal. El factor más importante es dónde pasas la mayoría de tu tiempo, pero hay otros factores. Estos incluyen tu dirección registrada en el Servicio Postal de EE.UU. y la dirección que declaras en los siguientes documentos: tu tarjeta de inscripción para votar, las declaraciones de los impuestos federales y estatales, tu licencia de conducir y la matrícula de tu auto.  
  • Considera cómo obtendrás y pagarás por la atención médica. Para encontrar a un médico en el área en la que vivirás temporalmente durante el invierno, puedes solicitar las recomendaciones de amistades y familiares que residan allí, o comunicarte con tu compañía de seguros para solicitar los nombres de médicos en dicha zona. El plan Medicare Original cubre a las personas de 65 años o más en cualquier estado. "Te da plena libertad para ir a donde desees", dice Charles Dinerstein, asociado principal del American Council of Science and Health. Si tienes un plan tipo Medicare Advantage, normalmente te atenderás fuera de la red y podrías tener que pagar deducibles y copagos más altos, dice Dinerstein.

    Si todavía no has alcanzado los 65 años o si tienes cobertura médica comercial, comprueba los términos de tu cobertura detallados en tu póliza de seguro. Las pólizas comerciales normalmente te cubren mientras estés viviendo fuera del estado de tu residencia principal, pero los gastos de bolsillo probablemente sean más altos, dice Dinerstein.
  • Prepara la residencia norteña para tu ausencia. Si es una casa para una sola familia, mantén la calefacción lo suficientemente alta o corta el agua para evitar que se congelen las tuberías. Según Ben Tobias, portavoz de Allstate Insurance Company, no es necesario obtener cobertura adicional cuando dejas tu residencia principal por largo tiempo. Considera contratar a una compañía de limpieza de nieve para mantener la propiedad, instalar luces exteriores que funcionen con energía solar y pedirle a un vecino, amigo o familiar que se mantenga al tanto de la propiedad, dice Tobias. También, cerciórate de recibir las cuentas: decide si solicitarás que te envíen la correspondencia, si pagarás las cuentas en internet o si las pagarás por adelantado.
  • Obtén cualquier seguro de vivienda necesario. Si tienes una hipoteca para tu segundo hogar u hogar vacacional, tu prestamista podría exigir que tengas cobertura para dicha vivienda. Aunque el banco no te lo exija, deberías considerar comprar una póliza de seguro de vivienda de todos modos. Según la National Association of Insurance Commissioners, puede ser un paso inteligente mantener cobertura para la estructura, el contenido y tu responsabilidad en caso de que alguien se lesione en tu propiedad mientras estés ausente. El seguro de vivienda para los segundos hogares puede tener términos distintos de los de la póliza de seguro de tu hogar principal. Cuán frecuentemente esté habitado el hogar puede ser un factor. El seguro de los segundos hogares puede escribirse basado en los "riesgos nombrados", lo que significa que la póliza cubre pérdidas por situaciones descritas en la póliza, tales como relámpagos, explosiones, robo o daños por humo. Para conocer más, visita el sitio web de la National Association of Insurance Commissioners.
  • Considera comprar un seguro de viajes. Aquellos que emigran hacia el sur durante el invierno "están tratando de escaparse de la nieve, pero de vez en cuando pueden quedarse atrapados en ella", dice Matt Popowski, portavoz de Allianz, una compañía de seguros especializados y viajes. Un seguro de viajes, según la póliza, puede cubrir las cancelaciones por mal tiempo, los pasajes no reembolsables, las tarifas por cambios y la pérdida o demora en la entrega de tu equipaje. También puede incluir cobertura contra huracanes para situaciones tales como las evacuaciones obligatorias.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.