Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Lo que debes saber antes de comprar un automóvil usado Skip to content
 

¿Deberías comprar un auto usado?

Lo que debes saber antes de comprar un vehículo de segunda mano.

Pareja observa un automóvil usado en un concesionario

Getty iMAGES

In English | ¿Estás en busca de un auto nuevo, pero te sorprenden los precios? No eres el único. Según los datos de Kelley Blue Book, los autos nuevos están más costosos que nunca. El precio promedio es de $36,590 —un aumento de casi el 3% en comparación con el año pasado—. Los precios más altos podrían impulsar otra tendencia: más ventas de autos usados.

Las ventas de vehículos usados han aumentado durante los últimos cinco años, según Automotive News. Puede que más personas se estén dando cuenta de que no tienen que comprar un auto nuevo para tener un vehículo estupendo, dice Matt Smith, redactor principal de CarGurus.com —especialmente si consideramos cuánto duran los autos actualmente—.

"Hace 10 o 15 años, veíamos 100,000 millas en el odómetro y decíamos, 'Este auto está a punto de morir'", dice Smith. "Ahora, un auto con 100,000 millas está llegando a la madurez".

La mayor ventaja de comprar un vehículo usado es la del precio más bajo, pero existen otros beneficios —al igual que algunas desventajas—.

Estas son algunas cosas que debes considerar al decidir entre comprar un auto usado o nuevo:

Valor

Una de las mejores ventajas de un auto usado es la del precio, sin importar la marca o el modelo. Un auto nuevo se deprecia en el momento en que lo conduces fuera del concesionario, y puede que valga casi un tercio menos al final del primer año. "Un vehículo nuevo puede perder hasta el 50% de su valor dentro de tres años", dice Smith.

Por el precio de un modelo nuevo de un auto básico, puedes comprar una versión usada de la misma marca de auto, pero de más alta categoría, dice Smith: "También pagarás menos por el seguro y quizás hasta por el registro, dependiendo de dónde vives". ¿Conclusión? Obtienes más valor por tu dinero si compras un vehículo usado.

Confiabilidad

Antes, los autos nuevos eran más confiables; era difícil saber si ese vehículo elegante de segunda mano en el concesionario en realidad tenía problemas. Pero en la actualidad existen servicios en internet —como Carfax y AutoCheck (en inglés)— en donde puedes ingresar el número de identificación del vehículo (VIN) y, por un cargo, obtener su historial detallado, incluido el servicio de rutina; si el auto ha sufrido daños en un accidente, inundación o incendio; quiénes eran los propietarios anteriores; y si el vehículo alguna vez fue robado y recuperado. Un informe cuesta unos $40, pero algunos concesionarios hacen la verificación de VIN por ti.

Sin embargo, una verificación de VIN solo te mostrará los incidentes y accidentes que se han reportado. Así que, de todos modos, un concesionario independiente confiable debe inspeccionar tu auto. "Si un concesionario no te lo permite, no tengas miedo de marcharte", dice Smith.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Garantías y mantenimiento

Los autos nuevos obtienen puntos en esta categoría porque vienen automáticamente con paquetes de garantía y mantenimiento. Pero actualmente, la mayoría de los fabricantes ofrecen programas de autos usados certificados (CPO) con garantías extendidas en vehículos usados inspeccionados detalladamente. Los autos CPO también pueden incluir otros beneficios, como asistencia en carreteras las 24 horas, dice Smith. Pero pagarás más por esas ventajas, así que un auto CPO será más costoso que uno que no esté certificado.

Los programas CPO usualmente solo cubren a los vehículos con millaje relativamente bajo (menos de 85,000). Si compras un auto con más millas, o si compras uno de un propietario individual, no tendrás opciones de garantía o servicio. Al menos puedes investigar las calificaciones de confiabilidad del auto en sitios web como Consumer Reports y Edmunds (en inglés).

A los concesionarios se les requiere que cumplan con estándares razonables de calidad en los autos que venden —sean certificados o no— mediante lo que se conoce legalmente como una "garantía implícita". Solo ten cuidado con las palabras "tal cual" (as is); el concesionario puede usarlas para eliminar una garantía implícita.

Funciones de seguridad

La buena noticia para prácticamente todos los que desean comprar un auto es que, a menos que compres uno muy antiguo, cualquier auto que compres, usado o nuevo, tendrá las funciones básicas, como bolsas de aire y frenos antibloqueo. Pero ten en cuenta que los últimos años han traído una explosión de funciones de alta tecnología para ayudar a los conductores a mantenerse seguros y evitar accidentes como, por ejemplo, cámaras de retroceso, alertas de colisión frontal, sistema de frenado automático de emergencia, detección de peatones, aviso de salida de carril, control adaptable de velocidad de crucero y más. Son características muy valiosas.

"Cada año, los fabricantes presentan algo nuevo que hace maravillas para mantener a la gente segura en la carretera", comenta Smith. Así que, "si quieres las últimas y mejores funciones de seguridad, te conviene comprar un modelo nuevo o de un año reciente". Dicho esto, no todos quieren un auto que incluya todo tipo de funciones de alta tecnología, agrega: "Hay muchas personas que ven pantallas táctiles y controles activados por voz y dicen, 'No quiero todas esas distracciones'".

Una función relativamente nueva que, según Smith, todos aprecian: la cámara de retroceso —una característica de seguridad que la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras hizo obligatoria en mayo del 2018 para todos los autos nuevos vendidos en Estados Unidos—. También es relativamente fácil instalar una cámara de retroceso no original. Puedes encontrar una variedad de modelos en Amazon o Walmart por alrededor de $150.

Variedad

En un año determinado, hay de 250 a 350 marcas y modelos de vehículos disponibles en el mercado de autos nuevos. Ese número es considerablemente mayor cuando empiezas a buscar autos usados.

Las opciones pueden parecer abrumadoras, pero los sitios web como CarGurus.com y Cars.com (en inglés) pueden ayudar. Tienen pestañas de "investigación" en la página de inicio que te permiten acceder a mucha información, como precios, reseñas independientes y de usuarios, comparaciones de vehículos, fotos y prácticamente todos los datos que necesites para tomar una decisión de compra bien informada —al igual que los enlaces de los lugares donde puedes comprar el auto de tu elección—.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO