Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

El alcohol no es el único compuesto que puede alterar la manera de conducir

La marihuana, los medicamentos y las distracciones al volante también pueden resultar mortales.

Conductor de un auto luce cansado

aluxum/Getty Images

In English | Conducir en estado de ebriedad puede ocurrir en el contexto de muchos eventos durante el año, ya sea un cumpleaños, un día festivo u otra celebración. Sin embargo, el alcohol no es la única sustancia que obliga a los conductores tener cuidado antes de ponerse al volante.

La conducción en estado de ebriedad sigue siendo un gran problema de seguridad en las carreteras del país. Los conductores mayores a menudo sufren pérdida de visión, de agudeza mental y de función motora. El consumo de alcohol u otras drogas añade un riesgo mayor a su propia seguridad y a la de otros, dice Joe Feese, director de comunicaciones de la Asociación de Gobernadores para la Seguridad en Carreteras (GHSA).

"Los conductores mayores —aquellos de 65 años o más— representan un segmento creciente de los conductores con licencia en Estados Unidos y se enfrentan a un mayor riesgo de lesiones y muertes relacionadas con la conducción. En el 2017, [más de 6,800] personas mayores de 65 años murieron en accidentes con vehículos motorizados, según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras​ [NHTSA]", destaca Feese.

En el 2018, las muertes superaron las 6,900, una cifra que ha ido aumentando de forma constante desde el 2011, según el sistema de información de análisis de fatalidades (Fatality Analysis Reporting System) de la NHTSA Si bien el consumo de alcohol es la principal causa de conducción alterada, los conductores tienen que ser conscientes de cómo otras sustancias pueden afectar su seguridad.

Los efectos de alcohol en la sangre

La concentración de alcohol en la sangre se mide generalmente en porcentajes, por lo que un nivel de 0.08% es 0.08 gramos de alcohol por decilitro de sangre.

• 0% Único nivel seguro

• 0.01 a 0.03, comienza la alteración. Se empieza a ver una alteración en la concentración, el juicio, los reflejos y la visión.

• 0.04 a 0.07, riesgo de accidente. Mayor efecto sobre la concentración, el juicio, los reflejos y la visión. Los efectos se intensifican cuando se combinan con fatiga, enfermedad, otros medicamentos, malas condiciones de conducción o estrés.

• 0.08 a 0.11, mayor riesgo de accidente. Ilegal en todos los estados. El riesgo de accidente es de 6 a 10 veces mayor que con el 0% de alcohol en la sangre, y el nivel de alteración aumenta en gran manera.

• 0.12 a 0.15, riesgo de accidente muy elevado. Las funciones mentales, las habilidades motoras y la visión se ven gravemente afectadas.

• 0.16 o más, riesgo extremo de accidente. La pérdida de conocimiento se puede producir de 0.25 a 0.35. La muerte puede ocurrir entre 0.35 y 0.45 de contenido de alcohol en la sangre.

Alcohol

Con el paso de los años, puede ser necesario reconsiderar la sabiduría convencional que dicta que con una bebida por hora se puede conducir de manera segura. Según un estudio realizado en el 2014 por University of Florida, los adultos mayores podrían ser más susceptibles a los efectos del alcohol al conducir en relación a los adultos de 25 a 35 años.

A medida que el cuerpo envejece, su capacidad para descomponer el alcohol disminuye. Por lo tanto, el alcohol permanece más tiempo en el cuerpo de una persona mayor. La concentración de alcohol en la sangre puede seguir aumentando durante un tiempo después de consumir el último trago.

Al menos un tercio de las muertes debido a accidentes de tráfico en Estados Unidos involucra a conductores ebrios. Los hombres son más propensos que las mujeres a ser los conductores en accidentes mortales.

En el 2017 el 21% de los hombres en estos accidentes estaban ebrios, en comparación con el 14% de las mujeres, según la NHTSA,

Para ayudar a evitar un accidente, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) sugieren las siguientes recomendaciones:

• Designa un conductor que no consuma alcohol antes de que nadie del grupo empiece a beber.

• No permitas que tus amigos conduzcan bajo los efectos del alcohol.

• Busca quien te lleve a casa o utiliza un servicio de viaje compartido si has estado bebiendo o usando drogas.

• Si se sirve alcohol en tu fiesta, recuérdales a tus invitados que designen un conductor sobrio, ofrece bebidas sin alcohol y asegúrate de que todos los invitados se marchen con un conductor sobrio.

• No creas el mito de que la cafeína reduce los efectos del alcohol o que es seguro ponerte al volante si puedes articular bien las palabras.

Recuerda que una bebida se define como una cerveza o un trago a base de vino de 12 onzas, una copa de vino de 5 onzas o 1.5 onzas de licor con una graduación de alcohol destilado del 80°.

Distracciones

El uso de dispositivos celulares al volante es una causa cada vez más frecuente de accidentes. Durante horas diurnas, cerca de 481,000 conductores en todo Estados Unidos están usando teléfonos celulares mientras conducen, dice la NHTSA.

Como resultado, los conductores distraídos matan a unas nueve personas y lesionan a más de 1,000 cada día, según los CDC. Para reducir el problema:

• Sal de la carretera y estaciona en un lugar seguro si necesitas hablar por teléfono o enviar mensajes de texto. Establece reglas para ti mismo y tu familia con respecto a la conducción distraída.

• Evita una multa. Aunque la ley federal no prohíbe el uso del teléfono móvil cuando se conduce, todos los estados (en inglés) menos tres —Misuri, Montana y Texas— han aprobado leyes que prohíben el uso de celulares o el envío de mensajes de texto al volante. Misuri y Texas tienen restricciones para los conductores jóvenes.

• Baja el volumen de tu teléfono a cero (silencio) o déjalo en algún lugar del automóvil donde no puedas alcanzarlo mientras conduces si puedes sentirte tentado a mirar tus mensajes.

• Procura no llamar o enviar mensajes de texto a otras personas si sabes que están conduciendo.

Los celulares no son las únicas fuentes de distracción. Intenta mantener bajo el volumen de la radio y evita otras actividades al volante, como beber, comer, leer o fumar.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Marihuana

Aunque una cantidad mayor de estados legaliza la marihuana, cabe recordar que el THC, el componente psicoactivo de la droga, reduce la capacidad del conductor.

Los productos de la marihuana, como los comestibles, tienen concentraciones variables de THC, por lo que una dosis de un producto puede causar una mayor alteración que la dosis de un producto diferente. A veces, diferentes lotes del mismo tipo de comestible varían en la cantidad de THC que contienen.

Después de fumar, las concentraciones de THC se reducen a cerca del 60% de su nivel máximo en 15 minutos y a cerca del 20% al cabo de 30 minutos más. Sin embargo, la alteración dura entre dos y cuatro horas, según un informe de la GHSA, que citó un estudio del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU.

La estimulación que se obtiene de los comestibles con infusión de THC puede durar más tiempo, en función de la hora de tu comida más reciente, los medicamentos que tomas o el uso simultáneo de alcohol, según el Departamento de Salud Pública y Medioambiente de Denver. Al igual que con el alcohol, una "dosis" de THC, que Colorado define como 10 miligramos, puede afectar de forma diferente a dos personas con diferentes tolerancias.

El alcohol es mucho más simple porque el cuerpo lo absorbe rápidamente, y el deterioro está directamente relacionado con el contenido de alcohol en la sangre.

Abbott, una empresa con sede en Illinois que desarrolló SoToxa (en inglés), un analizador portátil que ayuda a la policía a identificar conductores bajo los efectos de las drogas, encontró que:

• el 90% de los baby boomers coinciden que los organismos de seguridad pública necesitan una forma de determinar rápidamente si un conductor se encuentra bajo los efectos de una droga.

• el 72% de los baby boomers están preocupados por el incremento en los accidentes provocados por conductores drogados, debido al aumento en el número de estados que han legalizado el uso recreativo de la marihuana.

• el 66% de los baby boomers creen que no se está haciendo lo suficiente para frenar la conducción bajo los efectos de las drogas.

• el 19% de los baby boomers conocen personalmente a alguien involucrado en un accidente provocado por un conductor bajo el efecto de las drogas.

SoToxa, un dispositivo utilizado en Estados Unidos y Canadá, analiza la saliva y en cinco minutos puede indicar si un conductor ha usado marihuana y otras drogas.

"Las pruebas en las carreteras también ayudan a disuadir a las personas que han usado cannabis... de ponerse al volante en primer lugar", dice Fred Delfino, coordinador principal con los organismos de seguridad en Abbott. "Si un conductor potencialmente alterado sabe que lo podrían interceptar, lo pensará dos veces antes de conducir drogado".

Frasco de medicinas junto a algunas pastillas y las llaves de un auto

Jeffrey Schreier/Getty Images

Medicamentos

Conducir un auto bajo los efectos de las drogas es más complejo que hacerlo bajo los efectos del alcohol.

"Los adultos mayores suelen tomar más medicamentos, y los medicamentos pueden afectar el tiempo de respuesta. Teniendo en cuenta los efectos secundarios potenciales de los medicamentos recetados, es importante que los adultos mayores hablen sobre este tema con los profesionales de la salud", señala Feese, de la GHSA.

Una cantidad sorprendente de medicamentos obtenidos legalmente y de venta libre pueden afectar la capacidad de una persona al volante. Un 10% de los conductores diurnos en días laborales que fueron encuestados dieron positivo en las pruebas de medicamentos recetados o de venta libre, de acuerdo con la encuesta National Roadside Survey del 2013-14 de la NHTSA. 

Dichos fármacos incluyen medicamentos para la alergia y el resfriado, antidepresivos, opioides y ayudas para conciliar el sueño. Pueden causar efectos secundarios como visión borrosa, somnolencia y náuseas, lo cual puede poner en riesgo a los automovilistas.

Toma nota de las advertencias contra la "operación de maquinaria pesada"; esto incluye automóviles. Puede que algunos medicamentos no causen daño por sí mismos; sin embargo, cuando se toman con un segundo medicamento o con alcohol, sí pueden causar alteraciones.

"Si te sientes diferente, conduces diferente", dicen los funcionarios de la NHTSA.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.