Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

La veterana de SPAR de la Guardia Costera se enorgullece de su servicio

Es una de las pocas mujeres que prestó servicio en la Guardia Costera durante la guerra de Vietnam.


spinner image Diane Haston Wagener y un cartel de reclutamiento militar femenino de la Segunda Guerra Mundial
INCAMERASTOCK / ALAMY STOCK PHOTO / CORTESÍA DE DIANE WAGENER

 

Aunque no fue hasta el 2016 que las mujeres comenzaron a participar en el combate terrestre directo, generaciones de mujeres trabajaron junto a los militares, especialmente como enfermeras, desde la guerra de la Independencia de Estados Unidos.

Sin embargo, las oportunidades para las mujeres siguieron siendo limitadas hasta la Segunda Guerra Mundial, cuando la cantidas de hombres que luchaban en el extranjero dejó un gran vacío.

spinner image Image Alt Attribute

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

​​Los líderes militares recurrieron a las mujeres para asumir algunos roles no combatientes. En total, 350,000 mujeres sirvieron en las Fuerzas Armadas durante la Segunda Guerra Mundial. Este cambio culminó con la Ley de Integración de las Mujeres en las Fuerzas Armadas, firmada el 12 de junio de 1948, que permitió a las mujeres servir oficialmente en las cuatro ramas de las Fuerzas Armadas.

Más de 10,000 mujeres se ofrecieron como voluntarias durante la Segunda Guerra Mundial para incorporarse en la Reserva de Mujeres de la Guardia Costera, también conocida como SPAR, que significa "Semper Paratus — Siempre listas". Pero, como la mayoría de las unidades de mujeres de la época, las SPAR no estaban destinadas a ser una rama permanente de las Fuerzas Armadas y fueron desactivadas poco después de terminar la guerra.

La segunda ola de las SPAR

Áreas  del servicio de mujeres durante la Segunda Guerra Mundial
 
  • Ejército: Women's Army Corp (WAC) (Cuerpo de Mujeres del Ejército)
  • ​Marina: Women Accepted for Volunteer Emergency Service (WAVES) (Mujeres Aceptadas para el Servicio de Emergencia Voluntario)​
  • Guardia Costera: Semper Paratus- Always Ready (SPAR) (Siempre Listas)
  • Infantes de Marina: Reserva de Mujeres del Cuerpo de Marines
  • Fuerza Aérea: Women Airforce Service Pilots (WASP) (Mujeres Pilotos de Servicio de la Fuerza Aérea) Fuente: United Service Organizations (USO)

Sin embargo, las SPAR fueron activadas de nuevo en medio de la guerra de Vietnam, pero solo reclutaron a 75 mujeres.

Diane Haston Wagener se alistó en las SPAR en 1965 después de que su madre mencionara haber visto la oportunidad en la televisión. Su participación incluiría un año de servicio activo, seguido de dos años en la Reserva activa, lo que significaba que trabajaría los fines de semana fuera de su trabajo habitual.

"En aquella época no había muchos trabajos disponibles para las mujeres. Yo quería ir a la universidad, pero no había ninguna universidad local en mi pequeño pueblo de Nebraska", dijo. "Mis padres simplemente no tenían el dinero en ese momento para enviarme a la universidad".

En el campo de entrenamiento, contó Wagener, no tuvo que disparar un arma, pero tuvo que hacer marchas de forma rutinaria mientras sus instructores le gritaban, así como ponerse en fila para los recuentos y asegurarse de planchar y llevar correctamente el uniforme.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

"No me molestó. Algunas jóvenes echaban de menos su hogar. Era la primera vez que se alejaban de sus padres", dijo. "Recuerdo que en el cuartel por la noche, escuchaba los sollozos de las mujeres jóvenes".

Después de completar el entrenamiento básico, las mujeres tenían la opción de prestar servicio como trabajadoras administrativas o como almacenistas en tierra en la oficina de distrito de la Guardia Costera de su elección.

Trabajo y empleos

Lista de empleos, de AARP

Busca oportunidades de empleo para trabajadores con experiencia

See more Trabajo y empleos offers >

Wagener eligió ser almacenista y recibió capacitación para realizar tareas que, según describió, era como un trabajo de contabilidad para el Gobierno.

"Nos trataron muy bien porque éramos únicas y diferentes, y en ese momento quedaban muy pocas mujeres en la Reserva. No había habido mujeres en las escuelas de la Guardia Costera desde la Segunda Guerra Mundial".

Sin embargo, una vez que se casó, a Wagener le dieron de baja honorablemente en 1968 porque tendría que mudarse con su nuevo esposo.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

La vida después del servicio

Después de ser dada de baja, Wagener evitó ir a los eventos de veteranos porque no creía que hubiera nada especial en su servicio como oficinista.

"Lo gracioso es que tuvimos que aprender el vocabulario náutico para describir las partes de un barco, pero nunca nos subimos a uno", dijo. "Creo que una vez fuimos a bordo de un pequeño barco de la Guardia Costera. Tuvimos que identificar las escaleras y otros objetos por sus nombres náuticos. La ley no nos permitía hacer nada".

spinner image Diane Haston Wagener y su perro
CORTESÍA de DIANE HASTON WAGENER

Pasaron décadas hasta que asistió a un evento de veteranos por primera vez en 1997, durante la inauguración del Military Women's Memorial (Monumento a las Mujeres en las Fuerzas Armadas) en el Cementerio Nacional de Arlington.

Para ella, este es uno de los pocos espacios para veteranos militares donde se siente cómoda hablando con otros miembros de las Fuerzas Armadas.

“Odio decir esto, pero no me gustaría nada ir a lugares como el VFW (Veterans of Foreign Wars) donde los veteranos varones hablan sobre historias de guerra y beben. En mi experiencia, lo más difícil que hice fue ir al campamento de entrenamiento", afirmó. De haber tenido la opción, Wagener habría preferido servir en un barco de la Guardia Costera o en un avión, dijo, "pero no como piloto".

"Realmente pensé que mi servicio no ayudaba al país. No estaba muy orgullosa porque no me parecía que hubiera aportado nada. Pero en realidad, sí que contribuimos: estábamos allanando el camino para que otras mujeres pudieran desempeñar todas las ocupaciones en las Fuerzas Armadas.

A principios de junio, Wagener regresó al área de Washington D.C., para visitar el recién renovado Military Women’s Memorial, y fue una de las primeras en verlo desde su reapertura al público. También asistió a la juramentación de la nueva comandante de la Guardia Costera, la almirante Linda Fagan, la primera mujer en dirigir la Guardia Costera o cualquier rama de las Fuerzas Armadas de EE.UU. Hoy, de los casi 40,000 miembros en servicio activo de la Guardia Costera, más de 5,800 son mujeres.

"Llevaba mucho tiempo esperando esto", dijo Wagener. "No pensé que iba a tomar 50 años o más". Ramas de mujeres en las Fuerzas Armadas durante la Segunda Guerra Mundial.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.