Skip to content
 

Los abuelos se ponen a la caza de la leche de fórmula para bebés

Las familias se vuelven más creativas para enfrentar la escasez de leche infantil.

Estantes normalmente destinados a la fórmula para bebés aparecen vacíos

SAMUEL CORUM/Getty Images

In English

Cuando Jackie McMann-Oliveri se enteró de que su hija y su yerno tenían problemas para encontrar leche infantil para su hijo de 5 meses, Jake, se sorprendió mucho.

"La leche de fórmula es lo que más necesitan la mayoría de los bebés", dice McMann-Oliveri. "Esta escasez es aterradora".

La falta de leche infantil en todo el país causada por problemas en la cadena de suministro y el retiro del mercado de fórmula para recién nacidos, ha vaciado los estantes de las tiendas y hecho que se agote la fórmula para bebés en los sitios web. De hecho, el 43% de los productos de fórmula para bebés están agotados en todo el país, según un informe de Datasembly, una empresa que rastrea productos y suministros. En estados como Arizona, California, Georgia y Misisipi, las tasas de desabastecimiento fueron de casi el 95%, informó Bloomberg News.

La escasez está provocando búsquedas frenéticas de leche infantil por parte de padres y abuelos. Están buscando en sitios web y tiendas físicas y recurriendo a la colaboración colectiva en línea para encontrar este producto esencial para la nutrición infantil tan difícil de ubicar.

Cuando McMann-Oliveri, de 52 años, se enteró por primera vez de la escasez, se activó en ella su instinto protector para encontrar suministros para su nieto. Revisó las tiendas cercanas a su casa en Pawling, Nueva York, y encargó fórmula a varios minoristas en línea. También les pidió a sus amigos que buscaran fórmula para bebés para Jake.

"No dejé rincón sin revisar", dice ella.​

​La escasez de leche de fórmula despierta temores​

Consejos y recursos para lidiar con la escasez de leche infantil

  • No uses la leche de fórmula que retiraron del mercado. La lista completa de productos retirados está en este enlace (en inglés) de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). ​
  • No intentes hacer tu propia leche de fórmula. La FDA (en inglés) afirma que la fórmula casera puede carecer de los nutrientes necesarios para el crecimiento del bebé. ​
  • Este mapa gratuito colaborativo mapa gratuito colaborativo (en inglés) brinda información sobre las ubicaciones donde tienen fórmula en existencia y los lugares donde hay escasez y necesidades.
  • El Free Formula Exchange (en inglés) permite a las personas donar y solicitar leche infantil.​

El Gobierno federal está trabajando para abordar el problema. En mayo, el presidente Joe Biden invocó la ley Defense Protection Act para aumentar los suministros y aprobar las importaciones de fórmula infantil de otros países. El Gobierno también aprobó la operación "Fly Formula", que alienta a las aerolíneas comerciales a donar vuelos para transportar fórmula para bebés. Los vuelos recientes han traído cientos de miles de libras de fórmula al país para reabastecer los estantes de las tiendas.

​Pero la escasez también ha despertado profundos temores entre los padres de no poder proporcionar nutrición esencial a sus bebés. Una encuesta de Data for Progress encontró que el 84% de los votantes estaban preocupados por que los padres no pudieran encontrar fórmula para sus hijos.

​Y los padres no son los únicos con esta ansiedad, según Neda Gould, directora del programa Mindfulness en Johns Hopkins Medicine y directora adjunta de la Clínica de Trastornos de Ansiedad del Centro Médico Johns Hopkins de Bayview: "Los abuelos sienten una fuerte conexión con sus nietos y están angustiados", dice. "La preocupación nos motiva a actuar; si los abuelos están preocupados, eso los activa para resolver problemas".

​Sue Poremba, de 59 años, buscó fórmula para su nieta de 4 meses y le resultó especialmente difícil encontrar la fórmula especializada que la recién nacida necesita para su sistema sensible. Pero gracias a los esfuerzos combinados de los abuelos maternos y paternos, los padres de la bebé ahora tienen una pequeña reserva.

​Conocer las tiendas del vecindario ha sido útil en la búsqueda de Poremba. En su vecindario de State College, Pensilvania, los supermercados frecuentados por compradores de entre 30 y 40 años tienen menos latas de fórmula en los estantes que las tiendas de comestibles preferidas por los adultos mayores.

"Me preocupa que mis nietos no reciban su fórmula", dice Poremba. "Me alegra que mis hijos parezcan tener un plan y que estén dispuestos a pedir ayuda".


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Colaboración colectiva y apoyo para las personas que necesitan leche de fórmula para bebés

Los abuelos también han recurrido a las redes sociales y a los recursos en línea. Marcela Young, una madre de Houston, Texas, ha creado un mapa de Estados Unidos para que los usuarios puedan compartir información sobre las tiendas que tienen fórmula en existencias, y el sitio web Free Formula Exchange (en inglés) se describe a sí mismo como "una red nacional de ayuda mutua que pone en contacto a las familias que necesitan fórmula para bebés con personas que tienen fórmula para donar".

Los abuelos están utilizando los grupos de Facebook y otros sitios en línea para buscar la fórmula, expresar sus temores sobre la lucha para localizarla y encontrar apoyo.

"Hablar con otros abuelos [crea] un sentido de comunidad y te ayuda a descubrir formas adicionales en las que otros han podido resolver el problema", dice Gould.​

​Mientras recorre las tiendas para encontrar fórmula para su nieta, Poremba también ha estado buscando una marca especial que otra familia necesita para su bebé.

"Solo tienes que recordar incluir el pasillo de productos para bebés cuando vayas al supermercado", dice. "[Mi hijo y mi nuera] están agradecidos por nuestra oferta de ayudar con la búsqueda".

​En Nueva York, McMann-Oliveri continúa su misión. Le sorprendió la disposición de amigos en otros estados para buscar en las tiendas y enviar fórmula a su hija y yerno. El objetivo de McMann-Oliveri es acumular un suministro de fórmula para un mes para su nieto.

"Como en otros momentos de necesidad", dice, "estamos asombrados por los esfuerzos de nuestros seres queridos y de nuestras comunidades".

Jodi Helmer colabora con artículos sobre jardinería, salud y medioambiente. Sus trabajos también han aparecido en Scientific American, National Geographic Traveler y NPR.