Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

¿Hace tiempo que no organizas una fiesta?

Consejos y guía para que te pongas al día y puedas pulir tus destrezas.

Mujer sonriente que viste un traje de noche y arregla una mesa para una cena

Goodboy Picture Company/Getty Images

In English | Después de casi 18 meses de distanciamiento social por la pandemia, es posible que se hayan oxidado un poco tus destrezas como anfitrión. ¿Dónde están esas bandejas que siempre sacabas cuando venían amigos a cenar? ¿Recuerdas esa receta que funcionaba tan bien para muchos comensales? ¿Deberías tomar medidas tomando en cuenta el leve avance de la variante delta de COVID-19?

Puede que algunas personas estén ya listas para recibir visitas, pero organizar una fiesta o simplemente invitar a unos cuantos amigos a cenar ha adquirido un nuevo significado y requiere un nuevo enfoque, dice Priya Parker, facilitadora, asesora estratégica y mediadora que escribió The Art of Gathering: How We Meet and Why It Matters. Para Parker, y en lo tocante a la socialización, estamos ante un momento significativo y complejo de "reincorporación".

"Nuestro nivel de tolerancia es diferente. Tenemos diferentes niveles de vacunación", dice. "Parte de tu tarea como anfitrión es comprender que es posible que tus invitados no tengan tu mismo nivel de comodidad".


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Una combinación de alegría y precaución

Virginia Willis, de 54 años, es cocinera profesional, instructora gastronómica y escritora de libros de cocina, pero incluso ella dudó a la hora de decidir si organizaría o no alguna fiesta este verano.

Para su primera cena, invitó a cuatro personas a su casa en Atlanta. Aunque ella y sus invitados estaban vacunados contra la COVID-19 y ya se habían visto individualmente durante la pandemia, hacía más de un año que no estaban juntos en grupo.

"Fue muy emocionante", recuerda Willis, autora de Secrets of the Southern Table: A Food Lover’s Tour of the Global South. "Cuando viene gente a casa, el 99% de las veces me encargo yo de toda la comida. Pero una de mis amigas me dijo: 'Hace mucho que no voy a una cena. ¿Puedo llevar algo?'. Estaba muy emocionada ante la oportunidad de preparar algo y traerlo".

Y aunque Willis se alegraba de volver a ser anfitriona, introdujo algunos cambios en virtud de la pandemia. Por ejemplo, sirvió individualmente la ensalada de espárragos de su amiga en lugar de hacer que los invitados se sirvieran de una fuente común.

"Creo que la gente va a ser reacia a tocar las cosas de otros durante un tiempo", dice.

Seguro que a muchos de nosotros la combinación de alegría y precaución de Willis nos resulta familiar en estos momentos.

Cómo ser un buen anfitrión

Pero antes de las consideraciones logísticas (el "cómo"), hay que preguntarse el "porqué" de reunirse, dice Parker, que asesora sobre reuniones y encuentros a empresas multinacionales y organizaciones no gubernamentales, entre otros. Parker recomienda que, antes de planear una reunión, los anfitriones se hagan las siguientes preguntas:

¿Cómo quiero realmente pasar mi tiempo, y con quién?

¿Qué o a quién extrañé realmente durante el aislamiento social?

¿Qué cosas fue un alivio no tener que hacer?

Si esas preguntas conducen a una reunión social, le corresponderá al anfitrión establecer las reglas y los límites. En su libro, Parker alude al concepto de "autoridad generosa", que consiste en imponer reglas que permitan a todos los invitados disfrutar de la reunión. Parker sugiere, por ejemplo, preguntar a los invitados individualmente y por adelantado si están vacunados, y si alguno no lo está, pedirles a todos que usen mascarilla para que no haya una división de vacunados y no vacunados.

La responsabilidad número uno de todo anfitrión es "no hacer daño", dice Parker, quien recientemente asistió a su primera reunión más grande ("es decir, de más de seis personas") desde el inicio de la pandemia.

"Un buen anfitrión es básicamente aquel que no hace recaer estas decisiones fundamentales en sus invitados", señala. "Un buen anfitrión piensa en el objetivo de la reunión y, en función de eso, decide dónde están los límites. Solo así generará un entorno de suficiente seguridad y empatía que permita a los invitados elegir entre participar o no".

Si estás preparado para recibir invitados, aquí tienes algunos consejos más de Parker, Willis y otros sobre cómo organizar una reunión pospandemia segura y entretenida:

1. Organiza una reunión pequeña. No hay necesidad de comenzar con una gran fiesta, dice Parker. "Siempre digo que hay que ir lento y seguro. Y añado: lento, reducido y seguro", dice. "Tenemos el músculo social atrofiado, y está bien empezar a ejercitarlo lentamente".

2. Sé un anfitrión activo. Esto puede ser tan sencillo como saludar a la gente en la puerta y presentar a los invitados entre sí, dice Parker. Luego, informa a tus invitados sobre el propósito de la reunión mediante lo que ella denomina un breve "momento de reflexión". Puede ser serio o humorístico, pero basta una declaración de treinta segundos para dar forma a la reunión. Por ejemplo: "Ustedes son las personas a quienes más extrañamos. Y confiamos en que se agradarán mutuamente y van a estar felices de haberse conocido. Gracias por venir", propone Parker.

3. Sirve solo raciones individuales. Presenta una comida o merienda al estilo caja de pícnic para que no haya mesa de bufé ni platos de comida compartidos, y para que los comensales puedan mantener la distancia social si así lo desean. Los regalos sorpresa son un éxito a cualquier edad, de modo que incluye un pequeño premio en cada caja o decora las cajas, dice Willis. "Fui a una fiesta donde regalaban vehículos en miniatura tipo Matchbox. A mí me tocó un tractor rojo. Puedes tener cincuenta años o incluso más, no importa la edad que tengas, pero cuando recibes un juguete sale a la luz el niño que llevas dentro". Darcy Miller, experta en fiestas y ocasiones sociales y autora de Celebrate Everything, sugiere tablas individuales con una selección de alimentos para picar. Y agrega que hay que asegurarse de marcar los vasos de los invitados con el nombre de cada uno para que no haya confusiones.

4. Elige un tema. Miller sugiere evocar un lugar exótico que haya estado prohibido durante la pandemia. Por ejemplo, si se trata de Grecia, puedes organizar unos "juegos olímpicos" divertidos, o poner una película o música que evoquen el país y servir comida griega.

5. Elige una actividad para romper el hielo. Prepara una manualidad sencilla, como pintar rocas, dice Miller, o sugiere un tema de discusión, como "lo que más ansío hacer es...".

6. Saca a relucir los juegos de jardín. El lanzamiento de sacos o de anillas y el bádminton harán que tus invitados se pongan en movimiento, dice Seri Kertzner, "directora general de fiestas" de Little Miss Party Planner en la ciudad de Nueva York. Kertzner aconseja dejar también botellas de desinfectante de manos en el lugar de cada actividad para tranquilizar a los invitados.

7. Mantén todo limpio. "Si hay un lugar de tu casa que debes limpiar de verdad antes de organizar una fiesta, es el baño. Y más aún después de la pandemia, porque si tus invitados entran a tu casa, ese es el lugar al que irán", advierte Kertzner. Dale vida con flores frescas y bonitas toallas desechables. Y no olvides el jabón de manos antibacteriano.

Susan Moeller colabora con artículos sobre estilo de vida, salud, finanzas y temas de interés humano. Fue reportera y redactora de varios periódicos; también escribe artículos y ensayos para la revista Boston Globe Magazine y para su estación local de NPR, entre otros medios.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.