Skip to content

COVID-19: La vacunación, los cheques de estímulo económico y otras noticias. Infórmate

 

Un profundo agradecimiento a la maestra que enseñó inglés a una futura abogada

El esfuerzo de una maestra transformó la vida de una niña que después estudiaría en la Facultad de Derecho de Harvard.

Ana Reyes y Pat Harkleroad

Cortesía Toni Konz Tatman

Pat Harkleroad, a la derecha, reposa la cabeza en el hombro de Ana Reyes en su primer encuentro después de casi 40 años.

In English | Ana Reyes es una abogada exitosa en uno de los bufetes de abogados más prestigiosos del país. Parte de su labor es prestar servicios legales gratuitos a refugiados. Pero ella recuerda muy bien haberse sentido perdida y desconectada como alumna de primer grado que solo hablaba español después de haberse mudado a Estados Unidos.

Reyes sabe que no habría podido ayudar a los demás sin la maestra que pasaba horas muy temprano en las mañanas dándole tutoría para ayudarla a aprender inglés y tener éxito en la escuela.

Hacía mucho tiempo que Reyes, ahora de 46 años, quería darle las gracias a la maestra de primer grado que le dio atención individual en un momento crítico de su vida, cuando recién había llegado a Estados Unidos desde España. De una niña que estaba aburrida y confundida, aquellas sesiones convirtieron a Reyes, que en ese entonces tenía 6 años, en una alumna dotada y cambiaron la trayectoria de su vida.

"Ha sido tan significativo para mí volver a tenerla en mi vida y saber que tuve un impacto en ella. Lo hice porque quería lo mejor para ella".

— Pat Harkleroad

Con la ayuda de Facebook y una carta conmovedora dirigida al Comisionado de Educación de Kentucky, Reyes se enteró de que el nombre de su maestra era Pat Harkleroad, ahora de 77 años, y la pudo rastrear. Después de una prueba de COVID-19 con resultado negativo, programaron una reunión en la casa de la maestra jubilada, en Louisville.

Sentadas en la sala de Harkleroad, Reyes le leyó la carta que había enviado al estado. Para cuando llegó a la última oración —“deseo dar las gracias e indicar que mi vida muy probablemente no hubiera sido posible sin ella”—, la maestra jubilada estaba secándose las lágrimas antes que se resbalaran por debajo de la mascarilla.

Una fuerte conexión

Algunas semanas después, en una llamada por Zoom, se las oía a las dos como amigas que no se habían visto en mucho tiempo mientras charlaban sobre las sesiones que duraban una hora muy temprano en las mañanas, en las que Harkleroad le enseñaba a la joven Reyes a hablar y luego a leer inglés.

"Ayudaba a todos mis alumnos. Eso es lo que hacía”, dice Harkleroad. “Hay maestros conscientes que trabajan muy, muy duro y habrían hecho lo mismo".

Sin embargo, en 1980 Louisville no contaba con muchos alumnos como Reyes, quien había vivido en Uruguay y España durante los primeros cinco años de su vida. Harkleroad no tenía ningún plan de estudios para usar como guía ni ninguna experiencia personal de la cual valerse. Para obtener consejos, acudió a sus colegas de Wilder Elementary School.

"El consenso era que se debía empezar desde el principio, como se haría con un niño pequeño —nombrar objetos, enseñar las letras y los colores— y hacer una gran cantidad de conversaciones y lecturas”, afirma Harkleroad.

Con la atención individual y el enfoque sobre la adquisición gradual de conocimientos, Reyes empezó a entender el inglés y rápidamente empezó a leer, recuerda la maestra.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Reyes, en cambio, no se acuerda de los detalles de las sesiones a primera hora de la mañana, pero sí de lo difícil que era levantarse para asistir a ellas y cómo le daban confianza.

"Recuerdo que me sentía mejor por haber tenido las sesiones”, dice Reyes. “Siempre pensé que si ella no lo hubiera hecho, me habría quedado muy atrás y no sé si habría podido recuperar el nivel”.

Con su conocimiento de inglés, Reyes empezó a conectarse con sus compañeros —algo que no había podido hacer en el kínder— y empezó a entender lo que estaba enseñando la maestra Harkleroad en la clase.

Para el final de la primaria, Reyes había ingresado en las clases para niños dotados. Después se graduó en Transylvania University en Lexington, Kentucky, y luego en la Facultad de Derecho de Harvard.

Hoy, es codirectora de la sección de disputas internacionales en el bufete de abogados de Williams & Connolly, en Washington, D.C. Como parte de su trabajo, presta servicios legales gratuitos para inmigrantes que solicitan asilo.

Harkleroad fue maestra de tiempo completo en Wilder Elementary School hasta 1998 y luego empezó a trabajar a tiempo parcial dando tutoría de lectura, enseñando música y ayudando con el programa de alumnos dotados.

Ahora está jubilada y sigue viviendo en Louisville, donde su árbol de Navidad está decorado con más de una docena de adornos que fueron obsequios de sus exalumnos.

'Lo hacía porque quería lo mejor para ella'.

Durante la reunión, la maestra y su alumna miraron fotos de principios de los años 1980, tomaron café y té y comieron pasteles. Hablaron tanto que Reyes dijo que no alcanzó a terminar su pastelito.

Ellas han seguido en comunicación. En una charla por video algunas semanas después, parecían conocerse bien la una a la otra. Harkleroad reconoció al cachorro de Reyes, Scout, que se le movía en el regazo durante toda la llamada. Reyes conversó sobre la competencia de esquí en las Olimpiadas Especiales en la que el hijo adulto de Harkleroad pronto iba a participar.

Cuando Reyes describió la demanda judicial que iba a entablar para impedir la implementación de reglas federales que restringirían los casos de asilo, su exmaestra le dio ánimo. “Tengo completa confianza en ti, querida”, dijo Harkleroad. Al igual que hacía en aquellas sesiones de tutoría muy temprano en las mañanas.

"Creo que lo que más he disfrutado es… que ahora tenemos una relación que va a durar toda la vida”, agregó la maestra jubilada. “Ha sido tan significativo para mí tenerla de vuelta en mi vida y saber que tuve un impacto en ella. Lo hice porque quería lo mejor para ella”.

(Video en inglés)

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.