Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Requisitos de entierro en el Arlington National Cemetery Skip to content
 

Los requisitos de entierro en el Arlington National Cemetery pasan por una revisión

Oficiales del Ejército y del cementerio de Arlington quieren ampliar la vida útil de los terrenos por 150 años más.

Funeral militar en el cementerio nacional de Arlington

Getty Images

In English | Podría ser que los miembros de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos que no estuvieron en combate después de la Segunda Guerra Mundial no cumplan con los requisitos para descansar en el Arlington National Cemetery, en virtud de una propuesta hecha para ampliar la vida útil de los terrenos.

Actualmente, casi todos los 22 millones de miembros vivos de las Fuerzas Armadas y veteranos podrían ser enterrados en el cementerio, pero quedan menos de 95,000 espacios de entierro. De acuerdo a las regulaciones de entierro de hoy, el cementerio llegará a su capacidad a mediados del 2050. La propuesta mantendría habilitados los terrenos para su uso durante aproximadamente 150 años.

"La dura realidad es que nos estamos quedando sin espacio", dijo Karen Durham-Aguilera, directora ejecutiva de los Army National Military Cemeteries (ANMC, Cementerios militares nacionales del ejército) y del Arlington National Cemetery. "Mantener el cementerio abierto y activo en el futuro significa que tenemos que tomar algunas decisiones difíciles y establecer requisitos de entierro estrictos".


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Los miembros de las Fuerzas Armadas que no cumplan con los criterios para el entierro bajo tierra podrían descansar en las instalaciones sobre el nivel del suelo del cementerio de Arlington.

Al crear los nuevos requisitos, se consideraron "imperativos como el sacrificio, el servicio y el impacto en la seguridad de la nación", dijo Durham-Aguilera. Los criterios propuestos son los siguientes.

Aquellos quienes podrían ser enterrados bajo tierra incluirían:

  • Miembros de las Fuerzas Armadas que murieron en combate, que incluye los restos de soldados que fueron repatriados.

  • Galardonados con la Estrella de Plata y reconocimientos superiores que también sirvieron en combate.

  • Destinatarios del Corazón Púrpura.

  • Exprisioneros de guerra.

  • Presidentes y vicepresidentes de Estados Unidos.

  • Veteranos que cumplieron con su deber de combate, que también sirvieron sin uniforme como funcionarios del Gobierno e hicieron contribuciones significativas a la seguridad de la nación en los más altos niveles de servicio público.

Aquellos sepultados sobre el nivel del suelo incluyen:

  • Veteranos de la Segunda Guerra Mundial.

  • Jubilados de las Fuerzas Armadas que no cumplen con los criterios para el entierro bajo tierra.

  • Veteranos que han servido un mínimo de dos años en servicio activo y que también sirvieron en combate.

  • Veteranos sin servicio de combate que también sirvieron sin uniforme como funcionarios del Gobierno e hicieron contribuciones significativas a la seguridad de la nación en los niveles más altos de servicio público.

No se espera que se implemente ningún cambio durante aproximadamente nueve meses. Mientras tanto, se aplicarán las reglas actuales, como los servicios ya programados. La propuesta no afectará los beneficios de entierro ni los requisitos de los veteranos en los 137 cementerios nacionales y 115 cementerios estatales del Departamento de Asuntos de Veteranos (VA).

"Este ha sido un proceso muy largo y deliberado que se ha hecho en el dominio público", dijo Katharine Kelley, exsuperintendente del Arlington National Cemetery (en inglés). "Tenemos un Comité asesor federal en el Arlington National Cemetery, un organismo independiente encargado por el Congreso de examinar cuestiones muy importantes relacionadas con el cementerio, y han analizado la cuestión de los requisitos durante muchos años".

El proceso tomó más de dos años y medio de divulgación y deliberación pública, como también las opiniones de veteranos y organizaciones de servicio militar, así como el compromiso con los principales líderes y miembros del comité del cementerio de Arlington.

Los funcionarios del cementerio recibieron más de 250,000 respuestas a encuestas nacionales, y el 95% de los encuestados dijeron que desean que el sitio no solo permanezca abierto, sino que permanezca abierto y activo en el futuro.

Ahora que el secretario interino del Ejército, Ryan McCarthy, ha esbozado la propuesta, una vez que se apruebe, el Ejército publicará un borrador en el Registro Federal para recibir comentarios públicos, adjudicará los comentarios públicos y publicará las nuevas normas al final. "Este es un proceso largo, pero es otra oportunidad para opinar sobre el futuro del Arlington National Cemetery para nuestra nación", dijo Durham-Aguilera.

Mientras tanto, el cementerio continúa buscando oportunidades para expandir sus terrenos. Un proyecto de expansión del lado sur del cementerio aumentará más espacio para los entierros. Pero según el Ejército, los 37 acres no son suficientes para llevar a cabo nuevos entierros en el futuro.

La expansión incluye el área más cercana al Air Force Memorial y parte de los antiguos terrenos del Navy Annex.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO