Skip to content
 

4 historias de amor y adopción

Experiencias únicas que llenan corazones y cambian vidas.

Aunque todos los días son especiales para las madres que tuvieron la fe de saber que había un hijo o una hija esperandolas en algún lugar del mundo, el Día de las Madres es el más especial de todos. La historia de Bárbara, Beth, Nina y Vanessa es una de coraje, anhelo de ser madre y, sobre todo, amor.

Bárbara Gutierrez y su hija adoptada sonríen

Cortesía Bárbara Gutierrez

Bárbara Gutiérrez y Katya

A sus 21 años, Bárbara Gutiérrez ya sabía el nombre que le pondría a la hija que estaba segura tendría. En aquella época soñaba con tener cuatro hijos. De igual manera que algunas mujeres sueñan con el día de su boda y se imaginan el diseño de su vestido, Bárbara imaginaba el rostro de sus hijos. A la niña le pondría el nombre que había encontrado en una novela rusa que había leído en la universidad, Katya.

Lo que Bárbara nunca imaginó es que le tomaría 26 años más encontrar a su Katya, que tendría que ir a buscarla a Texas y que sería madre soltera de una sola hija. Lo que sí supo desde que la vio, vestida de rosado de la cabeza a los pies, era que Katya era suya y que la amó desde el momento que los ojitos de la bebita de tres meses se clavaron en los suyos y no dejaron de mirarla.

“Yo estaba temblando por dentro y tenía el corazón en la garganta”, recuerda Bárbara, que tiene 64 años y es directora asociada de relaciones públicas en la Universidad de Miami. “Pensé que me iba a dar un infarto”.

Pero no le dio un infarto. Al contrario, sintió una paz inmediata y se llevó a su niña a casa en una de las barriadas más lindas del sur de la Florida. Hoy Katya tiene 16 años y todo el mundo comenta como se parece a su mamá.

“Lo más importante para mí es que fuera saludable y se pareciera a mi familia”, dice Bárbara, que se identifica como afrocubana y tiene rasgos asiáticos. Su hija, concebida por una mexicana y un afroamericano, tiene los ojos de su mamá adoptiva y sus mismos pómulos altos y definidos.“Al principio siempre pausaba antes de decir, ‘es mi hija’”, dice Bárbara, “pero pronto me adapté y se convirtió en lo más natural del mundo”.

Adoptar es siempre un acto de fe. Son muchos los riesgos, los miedos, el costo y los obstáculos que los padres —sobre todo las madres solteras— tienen que vencer para lograr su más preciado anhelo: un hijo sano que se sienta suyo desde el primer día. 

Beth Daniels posa junto a su hijo Lucas.

Cortesía Beth Daniels

Beth Daniels y Lucas

El hijo de cinco días que Beth Daniels adoptó hace 16 años con su entonces pareja, resultó tener problemas respiratorios y ser autista, pero para Beth es perfecto.

“De Lucas aprendo todos los días”, dice Beth, administradora de producción de publicaciones que vive en Maryland. “Es un ser especial, con sentido del humor, que tiene su propia manera de ver el mundo”.

Entre otras cosas, le ha enseñado a ser paciente. A pesar de las dificultades, Beth, de 53 años,  dice no tener duda que lo haría todo exactamente igual y que volvería a escoger a su Lucas.

Mujer adulta sostiene a su bebé adoptado.

Cortesía Nina Halper

Nina Halper y Rafael

Nina Halper intentó concebir un hijo en varias ocasiones, pero no pudo. Finalmente, se convenció de que la mejor ruta sería adoptar, no sólo por su salud mental y física, sino también por la humanidad.

“¡Hay tantos niños que necesitan ayuda!”, dice Nina, 48, especialista de contenido multimedia que vive en Washington D.C. “Si hay algo que yo quisiera transmitirle a la gente es que pierdan el miedo y consideren adoptar. A veces uno no se da cuenta que, en realidad, no importa de dónde vino el niño. Al tenerlo cerca y verlo mirarte y decirte, ‘mami,’ eso es lo único que importa”.

Hace tres años y medio, Nina adoptó a Rafael Orion, un niño de descendencia mexicana nacido en Estados Unidos. Nina, cuya ascendencia es judeo-india, se identifica mucho con la cultura hispana y habla español, algo que la agencia de adopción tomó en cuenta.

Rafael nació seis días antes del cumpleaños de Nina. “Él será siempre mi mejor regalo”, dice, agregando que siempre estará muy agradecida a la madre biológica, quien tuvo la fuerza para buscar una vida mejor para su bebé.

Con respecto al costo de adopción, Nina pagó $20,000, que incluyeron el costo de los abogados y el de las agencias. Algunos padres invierten hasta $40,000 o más cuando es necesario pagar el cuidado de la madre natural del bebé.

Vanessa García sonríe mientras sonstiene en los brazos a su hija adoptada

Cortesía Vanessa García

Vanessa García y Taika

Como Nina, Vanessa García y su esposo Ignacio consideraron la opción de adoptar un niño de otro país, pero el proceso era más engorroso y más caro. Vanessa no tuvo que ir muy lejos para encontrar a su hijo. Adoptó a Taika hace más de tres meses. El niño nació en un pueblo de la Florida, apenas 158 millas de la casa de Vanessa en Miami.  

Este día de las madres, Vanessa lo pasará con su madre y su hijo en Oregón, donde tiene que ir por razones de trabajo.

“Estaba pensando en qué haría para mi mamá”, dice Vanessa, escritora de 39 años, “y de pronto me di cuenta que, por primera vez, yo también era mamá”.


Recursos sobre la adopción

El proceso de adopción de un niño puede ser emocionante y abrumador. Hay diferentes tipos de adopción y elecciones que tendrás que hacer, y muchos sitios web y libros dedicados al tema. Ten en cuenta que no todos los recursos ofrecen información correcta o confiable. Algunos sitios están destinados a ganar dinero o a atraer clientes, y otros, como los que se enumeramos a continuación, ofrecen información valiosa y confiable.

Adopción: ¿Por dónde comienzo?

Esta hoja informativa contiene aspectos básicos del proceso de adopción, y te guiará a los recursos disponibles en cada etapa del proceso.

MedlinePlus

MedlinePlus contiene enlaces a un sinnúmero de documentos sobre la adopción, que provienen de los Institutos Nacionales de la Salud y otras agencias del gobierno federal de Estados Unidos.

El Directorio Nacional del Cuidado Temporal y la Adopción (en inglés)

En este sitio, los usuarios encontrarán recursos de adopción en cada estado, el Distrito de Columbia, Puerto Rico y las Islas Vírgenes de Estados Unidos, para ayudar a las familias en su proceso de adopción.

AdoptUSKids

La mayoría de las adopciones de niños, provenientes del sistema de cuidado temporal, son procesadas por las agencias públicas de bienestar infantil. El listado nacional en AdoptUSKids tiene fotos y descripciones generales de niños que están en el sistema de cuidado temporal y que buscan a una familia.

Departamento de Estado (en inglés)

Si quieres adoptar a un niño de otro país, necesitarás saber si el país es signatario del Hague Convention on Protection of Children and Co-operation in Respect of Intercountry Adoption. Los países signatarios piden requisitos específicos para el proceso de adopción, entre ellos, un estudio de hogar, capacitación y antecedentes de los padres, formularios necesarios y más.


¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO