Skip to content
 

6 pasos esenciales para que tu casa sea más accesible

Cómo adecuar tu vivienda a las demandas de la edad y la discapacidad sin acabar con tus ahorros.

Pasos esenciales para vivir en una casa de por vida

Gunter Marx/Alamy

Convertir tu hogar en un espacio seguro y acogedor para ti o un miembro mayor de tu familia puede requerir algunos cambios sustanciales. Pero se pueden hacer pequeñas modificaciones sin que sea necesario hacer grandes reformas ni inversiones de dinero. Aquí te propongo seis pasos esenciales… Manos a la obra, ¡hoy mismo!

1. Instala una rampa en una o más puertas de ingreso a tu hogar. Ya sea para que ingrese una silla de ruedas, un scooter o simplemente un andador, el objetivo es eliminar las escaleras en uno de los accesos al hogar. Busca en la sección de “vida independiente” (independent living) de cualquier ferretería un modelo de rampa (madera, aluminio, permanente, portátil) que se adapte a las medidas de la puerta de tu casa y a tu presupuesto. También puedes cotizar con un contratista de cuánto costaría hacerla a medida. Algunas rampas son difíciles de usar o incluso peligrosas, por lo tanto, asegúrese de que este profesional está familiarizado con las directrices de la Ley de Ciudadanos Americanos con Discapacidades (ADA, por sus siglas en inglés) y tiene experiencia en la construcción de rampas.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

2. Acondiciona un dormitorio en el primer piso. Si vives en una casa de dos o más pisos, prepara un cuarto en el primer piso y, si es posible, con fácil acceso a un baño. De este modo evitarás el riesgo de tener que usar las escaleras y gastar en la instalación de una silla motorizada para bajar o subir (cuestan entre $2,000 y $4,000 para un peldaño de escaleras recto). Además te aconsejo instalar una lámpara para la mesita de noche que se encienda con solo tocar la base o incluso dando una palmada. Pon también lamparillas de noche en el dormitorio, en el baño y en el camino entre ambos cuartos.

3. Evita a toda costa las caídas. Los números no engañan, uno de cada tres personas mayores se caen cada año, de acuerdo a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (en inglés). Las consecuencias son con frecuencia lesiones graves y fracturas que reducen aún más la movilidad y la posibilidad de vivir independientemente. En casa, tú puedes prevenir caídas tomando precauciones simples como: quitar los cordones eléctricos con los que se pueda tropezar una persona y mantener los pisos secos y despejados. Pon atención si tienes niños en casa: ¡pisar un lápiz o un pequeño carro de juguete puede llevar a una caída con graves consecuencias!

4. Ensancha las puertas de algunas habitaciones. Si estás considerando hacer reformas en tu hogar, incluye en tus planes ensanchar las puertas de algunos cuartos imprescindibles, como el baño, para así permitir el ingreso de una silla de ruedas. Para que ésta pueda entrar, salir y girar fácilmente, la anchura de la puerta debe ser de al menos 36 pulgadas. Si no está en tu presupuesto hacer reformas pero necesitas ya mismo que entre una silla de ruedas, quita la puerta y el marco alrededor de ésta para ensanchar instantáneamente el espacio, e instala una persiana enrollable para mantener la privacidad.

5. Restaura el baño. Debido a la combinación de superficies duras y resbaladizas en el baño, éste se convierte en uno de los cuartos más peligrosos para cualquiera. Para hacerlo más seguro, empieza por elevar el asiento del inodoro para que sea más sencillo sentarse y levantarse o incluso ser transferido desde una silla de ruedas. De acuerdo a la ADA.gov, la altura del inodoro debe ser de entre 17 y 19 pulgadas. Puedes comprar un inodoro de esa altura o, si quieres, busca en internet, en ferreterías o en farmacias con productos de ortopedia un elevador de asiento de inodoro. Éste debería incluir, si es posible, brazos para apoyarse.

Instala también en la pared más cercana al inodoro una barra sólida para poder apoyarse con firmeza. Una buena alternativa a la barra tradicional en la pared son las barras de agarre curvas (curved grab bar), ya que proporcionan varios puntos de apoyo y giran sobre su pivote, de modo que puedes pegarlas contra la pared cuando no estén en uso. Para ver más consejos sobre cómo acondicionar el baño y la cocina para convivir con parientes mayores o discapacitados, lee mi columna ¿Quiere envejecer en la casa de sus sueños?

6. Pequeñas refacciones que obtienen grandes resultados. Antes de pensar en grandes obras o costosas inversiones, pon en práctica ya mismo estos consejos:

  • Sustituye los pomos redondos de las puertas por manijas planas. Escoge también opciones planas para los interruptores de la luz y los tiradores o perillas de los estantes. ¡Te agradecerá ese pariente con artrosis en las manos!
  • Instala pasamanos estables y resistentes en ambos lados de las escaleras. Asegúrate también de que estén siempre bien iluminadas y libres de cualquier obstáculo. Si tienes alfombra en las escaleras, comprueba que no haya ningún pliegue con el que pueda tropezarse.
  • Invierte en un poste de seguridad (security pole) o en una combinación de poste de seguridad y barra curva (security pole & curved grab bar). Estos permiten que una adultos mayores o con discapacidad se levante fácilmente del inodoro o de los sitios donde se siente con más frecuencia (el sofá, una butaca, la cama y otros). No requieren instalación ya que se mantienen firmes gracias a la tensión que se genera al estar anclados entre el techo y el piso, y son fáciles de trasladar de un cuarto a otro.
  • Pon una banqueta diseñada para este propósito dentro de la ducha (cuesta unos $25 en farmacias y ferreterías) y cambia la regadera tradicional por otra que se sujete con la mano.
  • Si tienes un escalón o desnivel separando dos espacios, pega en ellos varias tiras de cinta aislante con reflectante para que brillen por la noche.
  • Asegúrate de tener a mano en la cocina un juego de platos, vasos y cubiertos para no agacharse. Cambia los platos pesados por una versión más ligera e irrompible, como la melanina.

Es mejor hacer pequeños cambios ahora que, por decirlo así, en el futuro, ya que te pueden ahorrar dolores de cabeza, problemas de accidentes e incluso de dinero para reparaciones más costosas.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto