Skip to content
 

¿Qué es la inercia sexual?

Qué pasa cuando a las parejas les da pereza.

Pareja durmiendo en la cama - Inercia sexual

Anthony Nagelmann/Getty Images

La exploración de los altibajos del romance y el deseo sexual.

In English | sencillamente, te da pereza hacer el amor. Lo que dice mucho —o quizás solo un poquito— dado que mi prometido y yo normalmente estamos acostados el uno al lado del otro, y ¡la "molestia" consistiría en nada más que voltearnos el uno hacia el otro!

Pero las complejidades de la vida después de los 50 pueden agotarnos, facilitando el aplazamiento del sexo hasta otra fecha cuando tengamos —así suponemos— más energía y por lo tanto, más interés. El problema con aplazar algo por el "momento", por supuesto, es que los momentos tienden a volverse meses.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Entonces, ¿cómo puedes superar la inercia sexual? Susie, asistente ejecutiva independiente de 53 años, casada por 32 años, afirma que "aplazamos el sexo por demasiado tiempo" cada vez que Prent, su esposo, pasa mucho tiempo viajando por su trabajo. (Él es arquitecto principal de sistemas para un fabricante importante de computadoras). Para atraerlo cuando regresa, dice Susie, ella prepara un baño caliente —con velas y la música de Marvin Gaye de fondo—.

Sin embargo, las señales no tienen por qué ser tan patentes: "Algunas veces solo saco nuestros álbumes de fotos y recordamos los viejos tiempos", dice Susie, "como la vez que nos metimos en la misma bolsa de dormir en un viaje de acampada. Eso nos pone en el estado de ánimo adecuado".

Marcus Gilliland, de 42 años, y su pareja, Bret Gerber, de 50 años, informan que tienen "una vida sexual fantástica" en San Diego, donde Marcus hace poco se matriculó en un establecimiento de enseñanza superior con miras a obtener un título en psicología. "Pero cuando pasamos por momentos estresantes", dice Marcus —como los exámenes finales— "el sexo es lo último en lo que pienso. No se trata de no querer a Bret, es que para mí, el sexo nunca me ha servido para liberar el estrés. En vez, utilizamos nuestras rutinas —por ejemplo, nuestras caminatas por las mañanas— para volvernos a conectar. O quizás asistimos a una charla y luego nos reconectamos hablando del tema, o simplemente nos abrazamos en la cama y disfrutamos de ese tipo de intimidad sin presionarnos. Cuando las puertas están abiertas a decir 'no', pueden abrirse a decir 'sí'".

La idea de la inercia sexual no sorprendió a ninguna de las parejas mayores con las que hablé: efectivamente, "un cuerpo en reposo permanecerá en reposo". Pero los problemas comienzan, afirmaron, cuando un miembro de la pareja confunde una simple mala costumbre —la falta de sexo— por algo más grande o profundo, tal como la falta de deseo por parte de su pareja o sentir que sus cónyuges ya no los consideran tan atractivos como antes. "Siempre me he sentido un poco insegura respecto a la atracción que siente mi esposo por mí", me confesó una maestra jubilada de 70 años. "Por eso me duele cuando no me demuestra que me desea. Entonces me enojo, no inicio el sexo, y seguimos cayendo en una espiral".

Pero como la famosa primera ley de movimiento de Isaac Newton, una "fuerza exterior" debe "actuar sobre un cuerpo en reposo" si deseamos superar la inercia sexual. Y eso exige que por lo menos uno de los dos tome pasos para corregir la situación. En el caso de la maestra jubilada, por ejemplo, ella dice: "Tarde o temprano le digo que me ha lastimado. Entonces él recuerda que no hemos tenido sexo por un tiempo y lo hacemos, y entonces me siento más amorosa".

En el mejor de los casos, tu pareja reconocerá la inercia sexual por lo que es: solo otra víctima de nuestras vidas tan ocupadas. En sus 10 años viviendo juntos, por ejemplo, variados factores de estrés han afectado la vida sexual de Joni Collins, de 37 años, y Chad Lyons, de 50 años, ambos conserjes de una logia: "Agendas apretadas, hijos, empleos, sentirnos cansados al llegar a casa", dice Collins, soltando una carcajada. "La falta de sexo no significa falta de interés —sabemos que todavía nos amamos— pero se convierte en lo último en lo que piensas. Necesitamos recordar que el sexo es frecuentemente el 'idioma del amor' de nuestra pareja".

Sí, esta declaración podría parecerle extraña a las personas en sus 20 años, pero algunas veces, el sexo simplemente puede esperar.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto